Eslovenia, paraíso para senderistas

Eslovenia, paraíso para senderistas

Todos aquellos que amamos la naturaleza y que disfrutamos practicando actividades al aire libre como el trekking, el excursionismo o el senderismo, tenemos en Eslovenia un auténtico paraíso terrenal.

Con más de 22.000 especies de plantas y animales, este país es el tercero más boscoso de toda Europa, lo que se ha aprovechado para diseñar, trazar y señalizar hasta 10.000 km de rutas para senderistas, segmentadas por niveles de experiencia y dificultad.

A lo largo de todas estas rutas se han dispuesto múltiples puntos de información, además de 170 refugios de montaña y 40 hoteles de todas las categorías y precios, que ofertan un amplio abanico de servicios para los visitantes.

Para aquellos que además de su mente también deseen cuidar de su cuerpo, existen 87 fuentes termales naturales y 15 balnearios donde poder relajarse mientras se contempla un entorno natural compuesto por el mar, la montaña, el campo y el bosque.

Tal y como reza el eslogan turístico utilizado por el gobierno esloveno, hablamos de un país verde, activo y sano.

La Asociación Alpina de Eslovenia acaba de cumplir 120 años de historia y está formada por el grupo de voluntarios más grande del país, que se encargan del mantenimiento y señalización de todas las rutas de senderismo.

Las rutas

Todos los recorridos dispuestos a lo largo y ancho del país se dividen en distintas categorías, tanto por el nivel de dificultad y experiencia que se requiere para poder atravesarlos, como por el tipo de terreno por el que discurren.

De esta manera, podemos elegir entre rutas de montaña, rutas llanas, rutas en las tierras altas y, por último, las que se sitúan en la alta montaña.

Estas últimas requieren de un nivel de preparación mayor que el resto, pero están igualmente bien señalizadas e incluso disponen de distintos medios de protección y seguridad en los tramos que pueden conllevar un mayor peligro, como cables de acero o peldaños metálicos donde poder sujetarse.

En todas ellas se indica en el punto de inicio la longitud total del recorrido, los días recomendados para completar el mismo, el nivel de dificultad e incluso el número de hoteles, cabañas o albergues que se encuentran dentro de la ruta.

También es posible acceder a recorridos dedicados especialmente para hacer en familia y con niños pequeños, así como rutas temáticas que se centran en algún aspecto concreto, como arquitectura de la zona, diversidad cultural o incluso gastronómica.

Cuándo ir

Durante el Invierno no es posible acceder a las rutas de alta montaña, ya que la nieve suele cerrar la mayoría de los pasos. Durante esta estación, en la que los días son mucho más cortos, se recomienda caminar por los recorridos que transcurren a través de los valles y las tierras altas. También es recomendable hacer uso de las rutas temáticas durante la estación más fría.

En Verano el panorama cambia totalmente. Todas las rutas y accesos permanecen abiertos y es fácil acceder a los refugios, cabañas, hoteles y albergues situados en la alta montaña.

Durante esta época se recomienda aprovechar el día lo máximo posible, ya que son frecuentes las tormentas a última hora de la tarde.

La Primavera y el Otoño son las estaciones más bonitas y coloridas del año, pero con algunas diferencias. Así como durante el Otoño todavía es posible caminar por las rutas más altas, en Primavera todavía no es recomendable, ya que la nieve no acaba de derretirse totalmente hasta el mes de Junio.

Para los amantes de la fotografía, sin duda es el momento ideal para visitar el país.

Cómo caminar

Como comentábamos anteriormente, todos los caminos están debidamente señalizados y ofrecen la información necesaria que se requiere antes de comenzar a caminar.

Una vez escogida la ruta que mejor se adapte a nuestra experiencia, capacidad y tiempo disponible, tan solo hay que seguir las marcas que se disponen a lo largo de la misma, siempre a mano derecha del caminante, y que consisten en un punto blanco rodeado por un círculo de color rojo.

Estar marcas se colocan siempre en piedras, árboles, troncos caídos o en cualquier otro lugar que sea perfectamente visible para el caminante.

Las rutas temáticas se distinguen del resto, ya que el punto blanco está rodeado por un círculo igualmente, pero en este caso de color amarillo y no rojo.

En distintas ubicaciones de cada recorrido también se han habilitado puntos de información y señales que informan de la localización exacta, kilómetros recorridos y restantes para finalizar y cualquier otro tipo de dato que pueda ser de interés.

Equipo necesario

Además de cualquier tipo de material que el viajero pueda considerar imprescindible en su equipaje, hay una serie de recomendaciones comunes sobre este particular que el gobierno esloveno recalca como importantes.

Por supuesto, en primer lugar tenemos que situar un tipo de calzado cómodo y adecuado a la ruta que se vaya a seguir y a la estación del año en la que se vaya a realizar la actividad.

Se recomienda también llevar prendas de abrigo que puedan ser utilizadas en caso de emergencia, aún en Verano, ya que la meteorología puede ser cambiante. Por esta razón, es importante contar en todo momento con algún tipo de cazadora o anorak que pueda proteger contra el viento y la lluvia, guantes, protección para la cabeza, camisas de manga larga, gafas de sol y protección solar.

Es imprescindible llevar en todos los casos un kit de primeros auxilios y un teléfono móvil con carga suficiente de batería suficiente para el tiempo en el que vamos a estar caminando.

Es necesario siempre meter abundante cantidad de líquidos en la mochila, pero afortunadamente en caso de olvido, Eslovenia cuenta con agua potable de extraordinaria calidad disponible tanto en ríos, como manantiales, pozos y pequeños arroyos.

Por último, y en caso de estar en el exterior en horas nocturnas, es importante contar con una lámpara de cabeza o similar, así como mantas térmicas que permiten conservar el calor corporal durante mucho tiempo.

Seguridad

Eslovenia cuenta con una excelente cobertura para los teléfonos móbiles, por lo que siempre es posible marcar el 112 en caso de verse en cualquier tipo de aprieto.

Si nos encontramos en las montañas, seremos atendidos por el servicio de rescaste de montaña esloveno (GRZS), que incluso podría utilizar los servicios de un helicóptero para poder llegar a nuestro encuentro.

Es importante saber que en la práctica totalidad de recorridos y lugares más turísticos, la población tiene un buen nivel de inglés. En áreas rurales más recónditas y con población de mayor edad, aunque se desconozca el idioma, es increíble cómo se puede llegar a entablar una conversación medianamente razonable a base sólo de señas.

Es bueno apuntar que Eslovenia es uno de los países más seguros de Europa, donde no abundan los robos ni los atracos, por lo que el nivel de seguridad general es muy alto.

Alojamiento

Además de refugios, cabañas y albergues situados en las rutas de alta montaña, Eslovenia cuenta con una red de más de 52 establecimientos especializados en el acomodamiento de huéspedes que acuden al país para practicar senderismo, bicicleta o montañismo, entre otros.

La manera en la que se ha ordenado el número de servicios ofertados es a través de unos símbolos que representan la figura de un montañero.

Igual que el sistema de estrellas que conocemos en nuestro país, un solo montañero correspondería a un alojamiento que dispone únicamente de servicios básicos y cuyo precio es el más económico de todos.

Por contra, un establecimiento que tenga en su entrada el símbolo correspondiente a 5 montañeros, se corresponde con la gama más alta del sector. Este tipo de alojamientos están situados en los puntos mejor ubicados del país y cuentan con servicios como guías profesionales, excursiones organizadas, vehículos especiales para moverse a través del campo y muchos otros.

Se recomienda siempre reservar con la suficiente antelación el alojamiento, ya que las plazas son limitadas y hay lugares en donde la disponibilidad es muy reducida.

Consulta toda nuestra información sobre Eslovenia