Las Seychelles explotan

Un total de 110.009 afortunados han puesto sus pies en las Islas Seychelles, desde el comienzo de año hasta el día de hoy.

Esta cifra supone un 10% de incremento sobre el mismo período del 2018, por lo que nos atrevemos a augurar que este archipiélago acaba de comenzar un ascenso muy importante dentro del sector turístico africano.

La apuesta realizada por las Seychelles era realmente arriesgada: buscar principalmente al visitante de calidad, con el fin de lograr un flujo de turistas sostenible en el tiempo que no afectase al entorno natural privilegiado que las rodea.

A diferencia de otros destinos de “sol y playa” más típicos de Asia, como por ejemplo Tailandia, en Seychelles se optó por mantener unas tarifas hoteleras superiores a la media, con el fin de evitar la sobre explotación de los recursos naturales y su consecuente masificación.

El principal riesgo radicaba precisamente en esto, ya que el público mayoritario tiende a viajar hacia donde se ubican los resorts más económicos, por lo que las Seychelles corrían el peligro de quedarse fuera de los circuitos internacionales.

Afortunadamente, y esto nunca nos cansaremos de decirlo, cuando las cosas se planifican y hacen bien, suelen dar un buen resultado, y las islas se han convertido en el destino por excelencia para lunas de miel de muchos países de Europa, principalmente.

Gracias a la calidad de sus hoteles y servicios, el paraíso es ahora un poco más paraíso.

Maldivas o Seychelles

No sólo de Seychelles o Maldivas vive el Océano Indico. Actualmente la competencia es enorme, gracias a destinos como Mauricio, Reunión, o Zanzíbar.

En su momento, Mauricio optó por seguir el sistema asiático que comentábamos anteriormente, permitiendo la construcción y apertura de múltiples resorts que comercializan precios bastante asequibles para la mayoría de turistas, sobre todo europeos y principalmente franceses.

Esto ha tenido las consecuencias esperadas: aumento del flujo de visitantes y problemas de masificación en determinadas áreas. Si lo que buscas es diversión, ambiente y actividades sin fin durante todo el día, probablemente tu destino sea Mauricio.

Por el contrario, Seychelles ofrece el mayor nivel de exclusividad de todos los destinos de la zona. Para empezar, todas las actividades a motor en el agua, como por ejemplo las motos acuáticas o el jet ski, están prohibidas por razones de conservación.

De hecho, en las Seychelles y gracias a este tipo de medidas, a día de hoy es posible disfrutar de varios parques naturales subacuáticos, donde el invitado estrella es el tiburón ballena.

Otra diferencia importante con las Maldivas radica en la estructura del archipiélago y la ubicación de los principales resorts. En Maldivas, cada alojamiento suele estar ubicado en su propia isla, por lo que las actividades a realizar y el espacio físico para cada huésped es limitado, dado el escaso tamaño de las mismas.

Sin embargo, en Seychelles un resort de más de 25 habitaciones ya tiene la consideración de “grande”. Esto significa que es posible disfrutar de un entorno muy poco colapsado, a veces prácticamente en exclusiva.

Tanto Maldivas como Seychelles comparten la posibilidad de bucear en las que podrían ser las ubicaciones más privilegiadas del planeta, pero mientras Seychelles añade a su oferta la presencia de bosques y pequeñas montañas excepcionalmente cuidadas y protegidas, donde es posible realizar senderismo, trekking, o visitas en bicicleta, la orografía en Maldivas es prácticamente plana.

Aviones

Para confirmar lo que indicamos anteriormente, en relación con el afán de exclusividad que buscan aquellos que viajan a las Seychelles, valga como mejor ejemplo lo ocurrido con la prácticamente extinta filial lowcost de Air France, Joon, que hasta hace bien poco operaba vuelos al archipiélago.

En cuanto Air France comunicaba su decisión de acabar con Joon y retomar las operaciones ella misma, muchos pensaron que el nivel de visitantes disminuiría considerablemente, pero realmente ocurrió todo lo contrario.

Desde que Air France ha vuelto a retomar sus tres vuelos semanales a Seychelles, la venta de billetes ha aumentado considerablemente, lo que demuestra que la filial lowcost de la aerolínea bandera francesa no era el sistema ideal para el transporte de pasajeros a las islas.

Por esta razón, y por la evidente proximidad geográfica, son las grandes aerolíneas del Golfo las que copan el mayor número de plazas en el mercado para volar a Seychelles. Nos referimos principalmente a Emirates, Qatar Airways y Etihad.

Sin embargo, hay otras dos aerolíneas africanas que también están compitiendo duramente para poder hacerse con este interesante segmento de pasajeros: Ethiopian y Kenya Airways.

Os podemos adelantar también que hay conversaciones muy avanzadas entre Air Mauritius y las autoridades de Seychelles, por lo que no sería descartable que en un futuro próximo esta compañía aérea confirmase lo que parece bastante probable a día de hoy: comenzar a operar vuelos a las islas.

La entrada de este nuevo operador en la zona creemos que podría resultar muy beneficiosa, ya que aumentaría la oferta considerablemente y, con ello, probablemente se podría dar una bajada significativa en el precio de las tarifas aéreas.

A mayores…

Un dato curioso, que nos ha llamado enormemente la atención, es que las Seychelles han sido nombradas por la ITU (International Telecommunications Union) como el país africano con los mejores y más asequibles servicios de internet.

Suponemos que dada la moda actual de no despegarse del móvil, ni siquiera en vacaciones, esta noticia será del agrado de muchos.

En las islas hay básicamente dos operadores principales de internet, Airtel y Cable&Wireless, que compiten entre ellos para ganar el mayor número de clientes.

Actualmente, es posible la compra de tarjetas SIM en varios puntos y tiendas de las 3 islas principales, y acceder a paquetes de 10GB por 18 dólares, o de 20GB por 38 dólares.

Recomendaciones

Las islas Seychelles son eminentemente verdes por una razón: llueve.

Los meses en los que no recomendamos el viaje a las islas son Diciembre, Enero y Febrero, en los que suelen darse lluvias torrenciales que arruinan los planes para unas vacaciones de sol y playa.

A partir de Marzo y Abril, las condiciones meteorológicas mejoran bastante, siendo los meses ideales para realizar el viaje los comprendidos entre Mayo y Noviembre.

En cuanto a temperaturas, son prácticamente estables durante todo el año, manteniéndose en una media de unos 25/30 grados centígrados.

La temperatura del agua suele estar por encima de los 25 grados centígrados durante todo el año.

Generalmente, recomendamos la visita, al menos, a dos islas distintas. Por supuesto, las 3 principales deberían entrar en los planes de cualquier visitante extranjero: Mahe, Praslin y La Digue.

Gracias a la escasa distancia que hay entre la mayor parte de las islas, es posible realizar los trayectos en barco, lo que significa un ahorro muy importante con respecto a tener que hacerlo en avión.

Seychelles también dispone de destinos exclusivos, más alejados del resto de las islas, donde si tienes la oportunidad (y el dinero) podrás disfrutar de una estancia totalmente individualizada.

Recomendamos especialmente los puntos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, como el valle de Mai, donde podrás encontrar el fruto más simbólico de toda la isla: el Coco de Mer.

Además, son imperdibles la playas que figuran siempre en todos los rankings como las más bonitas del planeta, entre las que destacan Anse Souce D´argent, Anse Georgette, Anse Interdance, Anse Lazio y Baie Lazare.

En el siguiente link os enseñamos nuestra propuesta para pasar 8 días en las Seychelles, visitando Mahe y Praslin, con la opción de poder elegir hoteles de 4 ó 5 estrellas, a un precio muy difícilmente igualable.

Luna de Miel en Seychelles.

Noticias Relacionadas

Top 5 de playas con “plus”

Las Seychelles explotan

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?