Japón

Japón es un país que está acostumbrado a recibir a millones de visitantes extranjeros todos los años, pero una gran parte de la población todavía encuentra dificultades a la hora de comunicarse en otros idiomas, lo que unido a la propia timidez de una sociedad donde la educación y el respeto es un valor inculcado desde la infancia, puede derivar en situaciones complicadas para el turista. Por esta razón, la mayoría de viajeros suelen hacer uso de los servicios de alguna agencia o guía local, con el fin de evitar dificultades de comunicación.

El mayor problema que suele encontrar el turista extranjero, además del desconocimiento del idioma, es el saber encajar en una sociedad que funciona como un reloj de precisión, con unas costumbres y comportamientos sociales muy distintos a los occidentales.

Japón se encuentra en una zona de alta actividad sísmica y volcánica, por lo que muchos turistas son testigos de terremotos que, aunque en la mayoría de los casos no revisten ningún tipo de consecuencia grave, suelen provocar situaciones de estrés para los menos acostumbrados.

Es necesario conocer los protocolos establecidos para los casos de emergencia en cada lugar, con el fin de poder actuar, en caso necesario, con la rápidez necesaria.

Las lluvias torrenciales, que en algunas ocasiones provocan inundaciones graves, suelen ser habituales, por lo que conviene estar al tanto de la previsión meteorológica y el estado de las carreteras.

En caso de alquiler de un vehículo, se recomienda solicitar el contrato debidamente traducido al inglés, u otro idioma conocido, para evitar firmar condiciones que pudiesen resultar abusivas o poco claras. En Japón se conduce por el lado izquierdo de la calzada, por lo que es recomendable tener experiencia en este sentido, antes de aventurarse en unas calles y vías que suelen estar muy masificadas. 

El transporte público funciona de manera impecable, con una gran puntualidad y calidad en el servicio. En las horas de mayor ocupación pueden producirse situaciones con grandes aglomeraciones en las que, en caso de duda, debe actuarse siempre siguiendo las instrucciones de los supervisores y empleados, que intentarán alojar siempre al mayor número de viajeros en cada trayecto. Hay que reseñar que, a diferencia con la mayoría de países, existen dos empresas distintas de metro en Tokyo, lo que puede resultar muy confuso. Es necesario adquirir el billete correspondiente para desplazarse en cada metro, ya que ambas empresas no están integradas entre sí. Existen tarjetas prepago a disposición del público (Suica, Pasmo) que permiten los viajes en ambas líneas de metro. Existen también algunos vagones, identificados con el color rosa, destinados exclusivamente para el uso de mujeres. No está permitido subir a hombres a este tipo de vagones.

Se recomienda encarecidamente no acercarse a menos de 20 km de distancia de la central nuclear de Fukushima. Las zonas limítrofes, hasta 30 km de distancia, también presentan importantes restricciones que es necesario respetar escrupulosamente.

En la isla de Kyushu se encuentran dos volcanes activos, por lo que no es recomendable acercarse a los mismos. En la isla de Ryukyu, el volcán Kuchinoerabujima, también se encuentra bajo una alerta 3, por lo que hay que adoptar las mayores medidas de precaución.

En Japón, las tarjetas de crédito no funcionan exactamente igual que de la manera que lo hacen en la inmensa mayoría de países occidentales, estando asociadas a una cuenta bancaria. Hay muchos lugares, tiendas y restaurantes, donde no se acepta este medio de pago, por lo que se recomienda asegurarse en relación con este punto, antes de entrar en los mismos, y llevar el suficiente dinero en efectivo para el caso de cualquier eventualidad.

Artículos de Japón

    Moneda

    YEN 1 EUR = 121,50 JPY

    Restricciones

    Todos los productos de origen animal y plantas pueden ser sometidos a inspección y cuarentena.

    A la entrada a Japón, es necesario presentar una declaración escrita del equipaje.

    Los menores de 20 años no pueden transportar tabaco ni bebidas alcohólicas.

    No es necesario declarar cantidades de dinero inferiores al millón de yenes.

    En caso de viajar con mascotas es necesario consultar con la autoridad consular competente, ya que se solicitan distintos requisitos y documentación

    Para el alquiler y conducción de un vehículo, es necesaria la presentación de la licencia de conducir internacional.

    En Japón no está permitida la posesión de drogas, ni siquiera para consumo propio. Incluso en cantidades mínimas la policía puede procecer a detener al infractor, y el proceso se puede retrasar durante meses.

    El intento de introducción en Japón de sustancias psicotrópicas y estupefacientes es un delito muy grave, con penas de prisión de entre 7 y 12 años, más la multa correspondiente.

    sanidad

    El nivel médico sanitario en Japón es alto. Es imprescindible contar con un seguro médico privado que cubra cualquier eventualidad derivada de accidente o enfermedad, dado que los precios por la atención prestada son muy elevados.

    Se recomienda revisar las condiciones del seguro médico contratado, con el fin de evitar tener que hacer adelantos por los abonos correspondientes, ya que las tarifas son altas.

    Es necesario comprobar previamente si en la clínica u hospital donde se va a solicitar atención médica se hablan otros idiomas, ya que muchos médicos y enfermeras no hablan inglés, lo que puede dificultar enormemente la consulta.

    seguridad

    Japón es un país con un nivel de seguridad muy alto. Los asaltos o agresiones a visitantes extranjeros son realmente escasos, lo que no quiere decir que en los lugares de mayor concentración turística sea necesario adoptar las medidas de seguridad oportunas para evitar robos o hurtos.

    La libre circulación por calles o carreteras, incluso por la noche, suele ser bastante segura.

    Los mayores problemas de seguridad se encuentran dentro de los locales de moda y sus alrededores, donde es necesario mantenerse alerta.

    vacunacion

    No existe ninguna vacuna obligatoria en el caso de viajar a Japón.

    visado

    Los ciudadanos españoles, para estancias no superiores a los 90 días, no requiren de visado. Resto de nacionalidades deben de consultar con la autoridad consultar competente.

    Deberá presentarse pasaporte en vigor en buen estado de conservación. Las autoridades de aduanas pueden denegar la entrada al país si el pasaporte presenta algún tipo de desperfecto.

    El DNI no es un documento válido en Japón.

    Viajes