Viajes a medida a Australia

¿Qué es lo que otorga un título de “especialista”?, pues generalmente el haber cursado ciertos estudios y pasar algún tipo de prueba teórica, o práctica. Sin embargo, en el caso de los viajes hay muchas cosas que no se aprenden ni en la universidad, ni en el folleto informativo de un mayorista.

Nosotros nos consideramos especialistas en Australia porque hemos viajado hasta ese país en innumerables ocasiones, durante los últimos 15 años. Pero nuestros viajes no sólo han sido de placer. Como muchos sabéis, hemos dedicado meses a visitar exclusivamente hoteles, en otras ocasiones nos hemos centrado en actividades, y también hemos invertido mucho tiempo en conocer destinos alternativos, lugares fuera de los recorridos habituales de las rutas turísticas preestablecidas.

Hemos pateado el país, lo hemos recorrido en coche, en caravana, en bicicleta y, por supuesto, también en avión. Nos hemos perdido no una, muchas veces, nos hemos equivocado de carreteras, hemos dormido donde no debíamos dormir y también hemos dado con lugares que sólo los locales más informados conocían.

Después de demasiados encuentros inesperados con la fauna local, que van desde tiburones hasta ataques de zarigüeyas nocturnas, y gracias a los consejos de guías especializados con los que hemos departido durante mucho tiempo, hemos llegado a poder defendernos en un entorno que en ocasiones se muestra demasiado hostil para el visitante.

Por eso, una cosa es recomendar un viaje, con la mejor intención del mundo, basándose en un catálogo que te has aprendido de memoria, y otra cosa es organizar un itinerario que te conoces de primera mano, en el que sabes dónde hay que ir, y lo más importante, cómo hay que ir.

Todos estos años de experiencias, buenas y malas, nos valen para poder recomendar y aconsejar a nuestro seguidores cuando deciden viajar “down under”.

El procedimiento que os planteamos es realmente sencillo: consiste en hablar sobre vuestras preferencias, el tiempo que queréis dedicar al viaje y, por supuesto, el presupuesto para el mismo.

Turama no os va a cobrar absolutamente nada por los consejos o la información que podáis necesitar, y mucho menos por el tiempo que os dediquemos.

Dependiendo de vuestras aficiones, gustos e intereses, os comentaremos posibles destinos, medios de desplazamiento, empresas y compañías, o rutas alternativas. La decisión final sobre lo que queráis hacer, es totalmente vuestra.

Como una pincelada sobre la que se puede construir vuestro propio viaje a Australia, os comentamos lo siguiente:

Sydney

Por supuesto, si es la primera vez que viajáis al país, sería recomendable que conocieseis una de las ciudades más bonitas del planeta, o al menos la que tiene la bahía más reconocible a nivel mundial.

Sydney, en sí misma, es todo un mundo. Como cualquier otra gran urbe, tiene zonas más turísticas y otras donde no deberíais meteros, pero en general es un destino seguro y bastante tranquilo para viajar solo, acompañado o en familia.

Las visitas típicas al Zoo, al edificio de la ópera, al puente de la bahía, por ejemplo, son las que os recomendarán en todos los puntos de atención turística. Nosotros también os invitaríamos a recorrer los alrededores, que en nuestra opinión es donde radica la verdadera belleza de la zona.

Si os gusta el surf, el ambiente playero y no pasáis de los 30 años, probablemente os lo paséis pipa en Bondi Beach. Si sois algo más “talluditos”, os recomendaríamos la visita a Manly.

Pero hay vida después de Sydney. Las “Blue Mountains” son un auténtico tesoro, recorrer la costa hacia el Sur, o adentrarse en el “outback”, son opciones que habría que tener muy en cuenta.

Melbourne

Si tuviésemos que escoger entre Sydney y Melbourne, nos costaría muchas horas de deliberaciones y lo más probable es que no llegásemos a ninguna conclusión definitiva.

Reconocemos que somos unos enamorados de Melbourne: nos gusta la ciudad, nos gusta su entorno, nos gusta su ambiente y nos gustan sus hamburguesas “saludables”.

Hemos hecho la Great Ocean Road en coche, durante una semana, cuando muchas excursiones turísticas la cubren en un solo día. Nos hemos preocupado de visitar todos los parques nacionales, de ver los albergues y de tomar nota de todas las rutas posibles, tanto a pie como en coche, junto con los alojamientos que más nos llamaron la atención.

Además, nos hemos ido un mes a Tasmania, lo que nos ha dado tiempo suficiente para conocer la isla a fondo y saber que es el lugar idóneo para aquellos que saben apreciar un entorno natural incomparable.

Brisbane

El lugar de vacaciones por excelencia para muchos.

Gran variedad de hoteles, playas, restaurantes y diversión para todos los gustos. Situada entre la “Gold Coast” y la “Sunshine Coast”, puedes hacerte una idea de lo que es este lugar para los australianos.

Ahora, con el tiempo suficiente y el presupuesto adecuado, podrías plantearte subir unos cuantos kilómetros al norte y hacer acto de presencia en las Whitsunday Islands. El único peligro que vas a correr es que se te van a quitar las ganas de volver a casa cuando las conozcas.

Cairns

Este pequeño pueblo de Queensland es la mejor plataforma para visitar la Gran Barrera de Coral, pero ojo, hay que saber con quién navegar para que la visita no se torne en pesadilla.

Toda la costa está plagada de pequeñas poblaciones donde tomar contacto con la Australia más cercana y asequible, y también la más reconocible por muchos.

En esta zona abundan los cocodrilos y también las fuertes lluvias, factores ambos que cuando se juntan hacen saltar las señales de alarma. Por otro lado, no recomendaríamos a nadie adentrarse por los alrededores sin la supervisión de profesionales, ya que es muy fácil perderse en la naturaleza y exponerse a peligros innecesarios.

Darwin

No recomendaríamos a nadie visitar esta población del norte de Australia entre los meses de Noviembre y Febrero. Con temperaturas que rozan los 40 grados en plena noche y una humedad que supera el 90%, la sensación de respirar dentro de una sauna es constante.

Fuera de este período de tiempo, Darwin y alrededores, que es lo que realmente vale la pena ver, es lo que cinematográficamente se conoce de Australia en el mundo.

Aquí abundan los “Cocodrilo Dundee” de todo tipo, los paisajes más típicos y la flora y fauna que uno espera ver cuando visita este enorme país.

Aunque muchas zonas están diseñadas para ser visitadas libremente, hay otras que requieren de guías especialistas por su dificultad y riesgos. También abundan diversas áreas que están reservadas para las poblaciones indígenas y donde está prohibido entrar.

Infórmate bien antes !!

Perth

Si a alguna parte del país le hemos dedicado tiempo, es a toda la costa Oeste.

Nosotros nos hemos divido toda esta zona en dos partes: desde Perth hacia el norte y desde Perth hacia el sur.

La ciudad en sí es agradable y bastante llamativa, pero lo que nos enamoró de verdad fue las posibilidades que hay desde ella para conocer dos áreas que son diametralmente opuestas.

Hacia el norte podrás encontrar muchas de las playas más bellas que hayas visto. No abundan las grandes ciudades, pero sí hay hoteles, resorts y sobre todo campings. Las largas carreteras y sus famosas rectas de cientos de kilómetros, hacen de esta zona nuestra preferida para recorrer en caravana.

Por contra, hacia el sur podrás visitar el territorio de Margaret River, la cuna del surf. Aquí abundan los bosques y las granjas, en un paisaje que no tiene nada que ver con el resto de país, plagado de viñedos y fábricas de queso.

Como verás, un país que es todo un mundo, con importantes contrastes y diferencias, dependiendo de los puntos que visites.

Si quieres ahorrar una enorme cantidad de tiempo, y también de dinero, consulta con nosotros y juntos diseñaremos tu recorrido ideal.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario