Australia

Se recomienda encarecidamente disponer de un seguro de viaje que pueda cubrir, tanto eventualidades médicas, como cualquier tipo de incidencia que pudiese surgir en el transcurso del mismo.

Australia es un país muy grande y las distancias entre las principales ciudades pueden ser enormes. En caso de necesitar una evacuación, el coste del medio utilizado para realizar la misma puede ser repercutido sobre el viajero. En caso de realizar desplazamientos dentro del país en coche o caravana, se recomienda una experiencia mínima para poder conducir con seguridad en el lado izquierdo de la carretera. Es frecuente la presencia de cámaras de control de velocidad en las carreteras con mayor presencia de turistas. Las empresas de alquiler de vehículos están obligadas a facilitar los datos completos de la persona que conduce el vehículo, por lo que no es infrecuente encontrar las correspondientes multas en el domicilio de origen.

Se recomienda respetar escrupulosamente los límites de velocidad indicados en cada vía.

Moneda

Dólar Australiano. 1 EURO = 1,56 AUD. Se puede cambiar moneda en los principales aeropuertos, o utilizar la red de cajeros automáticos del país.

Restricciones

Es conocida la política que sigue el gobierno Australiano para controlar sus fronteras y el flujo de inmigración ilegal al país. No son raras las quejas de muchos turistas en relación con el trato recibido en la frontera, o el tipo de preguntas a las que, en algunas ocasiones, los funcionarios someten a los mismos. Es extremadamente importante cubrir correctamente el documento que se reparte en el avión antes de aterrizar en Australia. Cualquier fallo o falta de veracidad en el mismo puede suponer la expulsión inmediata del país.

No se permite la introducción de prácticamente cualquier tipo de alimento, fruta, verdura o carne no cocinada, por lo que es necesario revisar maletas y enseres personales con el fin de asegurarse que no hay presencia de los mismos. Por otro lado, si se utiliza equipación especial para la práctica de deportes, como por ejemplo botas de montaña, se requiere que las mismas no presenten restos de tierra. Es normal que se solicite la apertura de la maleta para revisar este tipo de utensilios.

Hay que tener en cuenta que muchas personas aprovechan el visado de turista para intentar entrar al país a trabajar, por lo que no es raro que los funcionarios de aduanas pregunten y hagan mención al dinero con el que se cuenta para realizar el viaje, o la fecha de salida que consta en los billetes de vuelta. Todo este tipo de preguntas son absolutamente normales y siempre se debe guardar la calma y educación, ya que están destinadas a quebrantar la serenidad de aquellos que acuden con otras intenciones distintas a las turísticas. Además, en un país con las dimensiones de Australia, el peligro de cualquier tipo de contaminación o epidemia desde el exterior es grande, por lo que también hay que comprender el nivel de seguridad que se tiene en este aspecto y ser siempre colaborador y sincero con los funcionarios que desarrollan su trabajo en los distintos aeropuertos.

sanidad

Las condiciones sanitarias son buenas, pero la asistencia médica gratuita es exclusivamente para los nacionales. Por ello se recomienda disponer de un seguro médico que cubra cualquier tipo de eventualidad que pudiera presentarte en el transcurso del viaje.

seguridad

En las ciudades, en general, los niveles de seguridad son bastante buenos. De todas formas se recomienda adoptar las medidas normales de seguridad y vigilancia que podemos tener dentro de cualquier urbe importante.

Si se van a realizar desplazamientos fuera de enclaves urbanos, hay que tener en cuenta muchos otros factores de riesgo. Australia es un país con unas dimensiones muy grandes y la variedad de terrenos, climas y entornos en los que nos podemos encontrar es también muy amplia.

El norte del país es húmedo y muy caluroso; el centro es desértico y las temperaturas pueden llegar a ser extremadamente elevadas. Se recomienda encarecidamente utilizar protección solar alta y medidas para evitar la picadura de mosquitos. En todo el litoral se recomienda extremar la precaución a la hora de bañarse en el mar y seguir las indicaciones y señalizaciones existentes, debido a la presencia de tiburones. En el interior y las inmediaciones de ríos, también es frecuente la presencia de cocodrilos, por lo que es aconsejable informarse antes de realizar el desplazamiento y, en caso de tener la experiencia necesaria para hacerlo de manera independiente, dejar constancia siempre de nuestras intenciones a la autoridad local.

Hay que tener en cuenta que los rescates pueden ser muy complicados y no son gratuitos, por lo que estas incidencias deberían estar cubiertas por nuestro seguro de viaje.

La flora y fauna del país es también rica y amplia, pero en muchos casos puede significar un importante riesgo para la salud. Hay que ser cauteloso a la hora de manipular plantas y arbustos que no se conocen, ya que pueden ser venenosos. También es frecuente, sobre todo en zonas de naturaleza, la presencia de insectos, arañas y serpientes cuya picadura supondría una emergencia médica de carácter grave.

Si se van a realizar desplazamientos por carretera hay que evitar, en la medida de lo posible, los viajes durante la noche, por la presencia de animales como canguros o emus dentro de la vía, lo que provoca una gran cantidad de accidentes.

vacunacion

No hay ninguna vacuna recomendada para viajeros con origen en países donde no exista la fiebre amarilla.

visado

Se requiere visado para poder entrar al país.

Actualmente es gratuito para gran parte de los ciudadanos europeos y es muy fácil su gestión online. La obtención del mismo, salvo para un mínimo de casos muy especiales, es prácticamente inmediata y permite la estancia en el país para un máximo de 3 meses. La obtención de visado para otros fines que no sean los meramente turísticos es más complicada y es aconsejable contactar con la embajada antes de iniciar cualquier tipo de trámite online.

ARTÍCULOS RELACIONADOS