Tailandia

En el mes de Octubre del 2016 falleció el Rey de Tailandia, y por esta razón las autoridades han declarado un período de luto de un año de duración. En este período se recomienda un respeto máximo en cualquier tipo de comentario, incluso en las redes sociales, relativo a su figura o a la de cualquier otro miembro de la Famia Real. En este país existe una legislación muy estricta que protege la figura de los miembros de la familia Real, y cualquier comentario que se considere ofensivo o insultante puede ser castigado con penas de cárcel.

Tailandia tampoco se libra de la amenza terrorista y ha habido varios atentados en el país contra interes turísticos, por lo que se recomienda mantenerse alerta y seguir estrictamente las instrucciones de las autoridades tailandesas.

Las fuerzas de seguridad tienen amplios poderes para restringir el movimiento de personas e incluso mantener a cualquier sospechoso bajo custodia, sin orden judicial ni asistencia letrada, por un período de 7 días, en los que, además, le será prohibido comunicarse. Es importante respetar las normas y evitar comportamientos fuera de lugar que puedan llamar la atención.

Es importante señalar que dada la volátil situación política actual se ha optado por prohibir las reuniones de más de cinco personas. Se recomienda encarecidamente no hacer comentarios en público relacionados con la situación política del país ni con la junta militar que lo gobierna.

El consumo y tráfico de drogas es un delito que se trata con una gran severidad. Se contempla la cadena perpetua y la pena de muerte para los casos más graves. El consumo de marihuana o hachís está totalmente prohibido. Se recomienda no aceptar ni trasladar ningún tipo de objeto o paquete ofrecido por terceros, y mantener siempre el equipaje bajo supervisión, incluso dentro del hotel.

Nunca, bajo ningún concepto, se recomienda dejar el pasaporte original como prenda o garantía a la hora de contratar un vehículo o cualquier otro tipo de servicio. Se han registrado numerosas denuncias de turistas a los que se les requiere grandes cantidades de dinero para poder recuperar el mismo, con la excusa del abono de daños inexistentes en los vehículos alquilados.

Moneda

Baht Tailandés 1 EUR = 37,50 THB

Restricciones

Está restringida la introducción en el país de más de un cartón de cigarrillos por persona y un litro de alcohol.

Estrictamente prohibida la exportación de imágenes y representaciones de Buda.

Las apuestas son ilegales, incluso por internet. Ha habido casos de arrestos de extranjeros por apuestas online.

El robo está severamente castigado. No importa la cantidad sustraída, las penas por robo pueden ser muy elevadas.

Tailandia es un país con una legislación especialmente dura en materia de droga. Se penaliza tanto el consumo como el tráfico, y en algunos tipos de droga, como la cocaína, no se distingue entre ambas categorías, y se puede ser acusado de tráfico, independientemente de la cantidad.

Permanecer en el país una vez ha vencido el período máximo autorizado, se considera un delito grave.

Estar en posesión de moneda falsa, o intentar cambiarla, conlleva penas especialmente duras.

sanidad

Es imprescindible disponer de un seguro privado que cubra cualquier eventualidad derivada de accidente o enfermedad.

En general, el nivel sanitario es aceptable, pero no nay ninguna obligación de atender a un turista enfermo o accidentado, por lo que si no se pueden demostrar recursos económicos para hacer frente a las elevadas facturas de asistencia, esta puede ser denegada.

Actualmente hay que tomar medidas de precaución contra el dengue y el zika, por lo que se deben de utilizar repelentes contra insectos y, en caso de presentar síntomas parecidos a los de la gripe, acudir al médico.

No se recomienda beber agua directamente del grifo y abstenerse de consumir comida no cocinada, como legumbres o vegetales, salvo que se hayan lavado previamente con algún desinfectante.

Hay una alta incidencia de enfermedades sexuales, particularmente el sida, por lo que se recomienda adoptar las medidas necesarias.

seguridad

La seguridad en Tailandia en la actualidad tiene varios focos problemáticos bien distintos: Por un lado, existen ataques perpetrados por insurgentes, principalmente en las provincias sureñas, donde permanece el estado de emergencia. No se recomienda viajar a esta zona del país.

El terrorismo internacional también está presente, sobre todo en las ciudades más importantes y en lugares turísticos. Deben evitarse las aglomeraciones y extremar las precauciones en lugares especialmente concurridos.

En la frontera entre Tailandia y Camboya, existen numerosos campos minados, por lo que hay que aumentar las medidas de autoprotección en caso de querer visitar los templos de Preah, Vihear, Ta Krabey, y Ta Moan.

Hay que extremar la precaución en caso de alquiler de vehículos, turismos o motos, o cualquier servicio que ofrezca practicar deportes de riesgo. Los niveles de seguridad y mantenimiento son pobres y los accidentes no son raros. Por otro lado, se recomienda revisar los contratos firmados y, en ningún caso, depositar el pasaporte original como garantía. Los accidentes viales son numerosos, sobre todo de grandes vehículos, por lo que es necesario circular con gran precaución.

En las zonas turísticas se ha puesto de moda narcotizar a turistas con fines de robo o agresión sexual. No se debe de aceptar bebidas de extraños y hay que extremar las precauciones en lugares que no reúnan todas las garantías de calidad. No aceptar, en ningún caso, botellas ya abiertas.

Se ha denunciado casas de uso fraudulento de tarjetas de crédito. Se recomienda revisar las cantidades cargadas en la tarjeta y no perderlas nunca de vista durante la transacción.

Se recomiendan medidas de precaución en la denominada zona "roja" de Patpong, en Bangkok.

vacunacion

La vacuna contra la fiebre amarilla es obligatoria para cualquier viajero procedente de algún país afectado por esta enfermedad.

Están recomendadas las vacunas contra la hepatitis A y B, rabia, encefalitis japonesa, tétanos y tuberculosis.

visado

Para ciudadanos españoles en posesión de un pasaporte con una validez mínima de 6 meses, con intención de permanecer en el país con finalidades turísticas por un período inferior a 30 días, no se requiere visado.

Cualquier estancia superior a los 30 días requiere de un visado. Superar el período permitido de estancia en el país se considera un delito grave.