Turquía

Dados los muy graves atentados que se han producido en ciudades como Estambul o Ankara, se recomienda encarecidamente extremar las medidas de precaución, si ya se está dentro del país. Para aquellos viajeros que tengan previsto desplazarse, es recomendable seguir el devenir de los acontecimientos de manera diaria, con el fin de poder estar al tanto de los niveles de alerta y seguridad en el destino escogido.

Dado que uno de los objetivos principales para los grupos terroristas son los lugares donde se producen más aglomeraciones de gente, es necesario evitar los mismos, sean colas para visitar enclaves turísticos, o manifestaciones de cualquier tipo.

El "Müze Pass" es una tarjeta por la cual, mediantre prepago, es posible acceder a todos los museos dependientes del ministerio de cultura Turco. Esta tarjeta permite acceder con preferencia y evita largas esperas a la entrada de este tipo de recintos.

Por otro lado, actualmente se desanconseja acercarse a cualquiera de las fronteras de Turquía con países como Siria e Irak. La frontera con Armenia sigue cerrada.

Los montes Ararat y Tendürek han sido declarados zonas de seguridad militar, por lo que no es posible el acceso a los mismos, salvo permiso especial.

La violencia se ha extendido por el sudeste de Turquía, particularmente en las provincias de Diyarbakir y Sirnak, por lo que, en la actualidad, deberían ser evitadas a toda costa.

Con el fin de evitar engorros administrativos, es aconsejable entrar al país utilizando el pasaporte y no el DNI, lo que ahorrará tiempo y trámites en la frontera. Se recomienda sacar el correspondiente visado online antes de realizar el viaje.

Así mismo, debe tenerse en cuenta que se están extremando las medidas de seguridad en aeropuertos, por lo que se están produciendo colas y esperas importantes en los mismos, sobre todo en lo que pueda referir a viajeros en tránsito o pendientes de enlaces.

En caso de realizar compras de objetos de cierto valor (como por ejemplo alfombras…), es necesario conservar las facturas correspondientes. Se recomienda también conservar los comprobantes de cambio de moneda, ya que pueden ser requeridos en el aeropuerto.

En Turquía se prohíbe, bajo pena de cárcel, ofender o insultar a la nación turca, al Jefe de Estado, o a la bandera. Se recomienda guardar el máximo respeto en lugares religiosos.

No está permitido  realizar fotografías de instalaciones militares, o a miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado en el ejercicio de su labor.

Moneda

Lira Turca 1 EUR = 3,70 TRY

Restricciones

LITERAL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES DE ESPAÑA:

"En ciertas zonas protegidas o en la proximidad de ubicaciones militares, policiales y puestos fronterizos está estrictamente prohibido tomar fotografías o filmar. Incluso en caso de que no se indique explícitamente, ante la duda, en este tipo de entorno o similares, el viajero debe abstenerse de tomar fotografías o vídeos. Esto es particularmente importante en las regiones fronterizas de Turquía, en particular en la frontera con Siria y en la de Irak. Se recomienda extremar la precaución en estos lugares. En todo caso, es absolutamente necesario seguir las indicaciones de las fuerzas de seguridad turcas.

No hay restricciones aduaneras en lo que respecta a efectos personales, ropa, medicinas, libros y revistas. Lógicamente está estrictamente prohibida la importación de narcóticos, y la importación de armas requiere un permiso especial (incluidas navajas grandes y cuchillos de monte).

Está prohibido exportar bienes de interés cultural y antigüedades de más de cien años. Las autoridades turcas vigilan de forma muy estricta la salida del país de objetos que puedan entrar dentro de esta categoría y en ocasiones aplican un criterio muy amplio, entrando dentro de esta categoría objetos y antigüedades aparentemente de escaso valor.

No se considera legal que los pacientes que reciben tratamiento de metadona lo lleven consigo en sus viajes a Turquía, ya que la práctica del suministro de este fármaco en el tratamiento de los pacientes con dependencia de sustancias psicoactivas no está vigente en Turquía.

Turquía es un país de tránsito en materia de narcotráfico de todo tipo de estupefacientes (cocaína, heroína, cannabis etc.). Se desaconseja aceptar paquete alguno sin conocer su contenido o comprar productos de contenido dudoso.

El permiso de conducir español es suficiente para aquellos ciudadanos españoles que estén  en Turquía de turismo. Sin embargo, aquellos ciudadanos españoles que residan en Turquía, necesitarán además una traducción de dicho permiso, legalizada por notario o por la propia embajada."
 
 

 

sanidad

En general, las condiciones sanitarias son aceptables, pero es necesario disponer de un seguro privado que cubra al viajero en caso de enfermedad o accidente. En caso contrario, deberá asumir los gastos que su asistencia genere, y estos suelen ser elevados.

Las asistencias más habituales a turistas vienen derivadas de la ingesta de alimentos en mal estado de conservación o infectados, sobre todo durante la temporada de Verano.

Es consejable no beber agua del grifo y, en caso de consumir bebidas con hielo, asegurarse de que los cubitos se han hecho con agua embotellada.

Hay que tener en cuenta que, aunque en la mayoría de los casos tanto el agua, como muchos otros alimentos, se encuentran en condiciones aptas para su consumo, el viajero no habituado necesita dar a su organismo un tiempo de adaptación a los mismos, y esto puede provocar disconfort grastrointestinal pasajero.

Dado que todavía se registran algunos casos de fiebre hemorrágica Crimea-Congo, en especial en la zona de Anatolia Central y la costa del mar Negro, es necesario la utilización de repelentes para insectos (mosquitos y garrapatas).

seguridad

En la actualidad, el problema más grave de seguridad que tiene el país viene derivado de los actos terroristas que se están produciendo dentro del mismo, relacionados con la escalada bélica en los países fronterizos como Siria e Irak.

Es imposible dar unas normas básicas que puedan minimizar el riesgo, ya que los lugares turísticos son un objetivo claro, pero cualquier otro punto en el que pueda existir cierta concentración de gente, o ser icónico o especialmente singular, es también susceptible de sufrir un ataque.

Es recomendable, por esta razón, evitar las aglomeraciones o tumultos y, muy especialmente, cualquier concentración de índole política o religiosa.

Por otro lado, en cuando a delincuencia común se refiere, Turquía es considerado un país bastante seguro y el turista goza de un nivel alto de protección.

Como en cualquier otra gran ciudad, se solicita extremar las medidas de precaución en lugares como el metro, paradas de autobuses, entradas a museos, o cualquier ubicación donde exista una concentración turística elevada.

En caso de utilizar un vehículo propio o alquilado, se desaconseja circular con el mismo durante la noche, tanto por razones de seguridad como por el estado de la vía, que en algunos casos no es el mejor.

Por otro lado, la circulación dentro de las grandes ciudades, como en sus alrededores, puede resultar caótica, por lo que debe extremarse la precaución al volante.

Turquía es un país con riesgo sísmico elevado. Es necesario conocer los protocolos de emergencia locales para el caso de terremoto.

vacunacion

No hay ninguna vacuna obligatoria recomendada para el viajero que se desplace hasta Turquía.

Se aconseja, según el tiempo de estancia en el país, la trivalente para difteria, tétanos y poliomielitis.

visado

Para turistas españoles, es necesario disponer de visado para poder entrar al país.

La mejor manera, y menos engorrosa, de realizar los trámites correspondientes es sacar el visado online y entrar a Turquía utilizando el pasaporte. El visado tiene una duración máxima de 3 meses, desde la fecha de entrada al país.

Aunque también se permite la utilización del DNI, con el pasaporte se evita tener que cumplimentar más documentos en el momento de entrar al país, y tener que llevarlos encima durante todo el viaje, ya que contienen los datos correspondientes al visado.

En caso de acceder por carretera, es obligatorio disponer de pasaporte.

El pasaporte debe de tener una validez mínima de 6 meses y disponer, al menos, de una página en blanco.

Hay que asegurarse de que el funcionario haya sellado correctamente el pasaporte y plasmado en el mismo la fecha correcta de llegada.

En caso de viajeros en tránsito, y dentro de dependencias aeroportuarias, no se requerirá visado, siempre que no se abandonen las mismas.

En caso de pasajeros pertenecientes a un barco en crucero, tendrán que adquirir los permisos especiales que permiten moverse libremente por las ciudades de tránsito y visitar las mismas, que normalmente son proporcionados por la propia naviera. Tienen una validez máxima de 72 horas.

En caso de viajes con fines no turísticos o duración superior a 3 meses, es necesario contactar con el consulado correspondiente para cumplimentar la documentación necesaria.