Nace Joon, la nueva "lowcost" de AirFrance

El próximo día 1 de Diciembre comenzarán a surcar los cielos europeos los nuevos aviones de la aerolínea de supuesto bajo coste Joon, operando destinos desde París a Barcelona, Lisboa, Oporto y Berlín.

Tal y como comentó recientemente el CEO de AirFrance-KLM, Jean-Marc Janaillac, "Joon se va a convertir en un laboratorio de marketing, con el fin de poder experimentar nuevos e innovadores métodos para vender y atraer a más pasajeros".

Después de las innumerables críticas recibidas por parte de los mayores especialistas en el sector aéreo comercial a nivel mundial, Joon ha tenido que variar ligeramente su estrategia para acaparar la atención de los Millenials, a los que había dirigido en principio, y casi en exclusiva, su campaña de lanzamiento.

El eslogan que se había decidido para la nueva aerolínea, que rezaba "Joon es una marca de moda, un bar de terraza, un canal de entretenimiento, un asistente personal...y también vuela!", fue objeto de una importante cantidad de chistes y comentarios jocosos, por lo que los directivos de AirFrance han tenido que salir a corregir muchos mensajes erróneos que se habían lanzado a los medios, y más concretamente a las redes sociales.

¿Es Joon una lowcost?

Esta es la pregunta que muchos todavía seguimos haciéndonos, después de escuchar a Janaillac decir que los precios de los billetes para volar en Joon no iban a estar por los suelos.

La verdad es bien distinta, y es que AirFrance sí había intentado tirar los precios de manera escandalosa, igual que hizo Level en el momento de su lanzamiento, pero en la aerolínea bandera de Francia, donde ya se han perdido más de 10.000 puestos de trabajo, los sindicatos no estaban por la labor de permitir más restricciones y recortes de personal.

Después de unas muy duras negociaciones, que obligaron a varios parones por parte de los empleados de AirFrance, y de encontrar una férrea oposición por parte de sus pilotos, los cuales se negaban a percibir salarios muy inferiores a los de la compañía matriz, finalmente se llegó a un acuerdo intermedio que realmente no dejó especialmente contentas a ninguna de las dos partes.

El experimento que había puesto en marcha en el año 2013 AirFrance, sacando al mercado la compañía de bajo coste HOP!, ya había aumentado las suspicacias de muchos, sobre todo después de un Verano tan desastroso para la aerolínea como fue el de este año.

Janaillac ha reconocido que los gastos operacionales de AirFrance son "disparatadamente altos", por lo que se hacía necesaria la creación de otra marca que llevase consigo nuevos contratos de personal a la baja y sobre todo un enorme ahorro de los gastos fijos en tierra.

De hecho, AirFrance ha sido duramente criticada por el estado de sus aviones Airbus A380, los cuales no han recibido ningún tipo de actualización en los casi 10 años que llevan operando, y Janaillac ha indicado que esta labor todavía no se podrá realizar hasta el año 2020, dado que la compañía francesa está actualmente operando con un margen de beneficio mínimo, lo que sumado a la compra de los nuevos modelos de Airbus y Boeing que pronto entrarán en activo, deja a la aerolínea en el filo de una situación económica, como poco, muy ajustada.

¿Por qué Joon?

Tanto AirFrance como KLM se han visto muy afectadas por la competencia de bajo coste en los vuelos de corto y medio alcance, sobre todo por Ryanair y EasyJet.

Si bien KLM ha obtenido en el primer semeste de este año unos resultados bastante aceptables, considerando la complicada situación, AirFrance apenas cuenta con un 0,8% de margen de operación, frente al 6,1% de su socia holandesa.

En total, el grupo formado por ambas aerolíneas ha declarado un beneficio en los seis primeros meses de 2017 de 176 millones de dólares, lo cual no quiere decir que, igual que está haciendo Iberia en la actualidad, se esté preparando el terreno para librar la fuerte lucha por la supremacía en el viejo continente, que va a terminar por llevarse por delante a varias compañías aéreas.

En los vuelos de largo alcance, que era donde todavía se podía obtener un mayor beneficio por asiento, la competencia de las aerolíneas del Golfo (Emirates, Etihad y Qatar), junto con la temida Norwegian y todas aquellas que intentan plantarle cara, han conseguido que muchas compañías "tradicionales" se hayan tenido que replantear su modelo de negocio para poder seguir operando.

Joon es la respuesta de AirFrance a esta competencia, igual que Level fue la de Iberia y el grupo IAG, o EuroWings la de Lufthansa.

En el año 2004, cuando AirFrance y KLM decidieron juntar sus destinos, se convirtieron en el primer grupo aéreo por beneficios. Trece año después, se encuentran en la quinta posición, fruto de los increíbles y por momentos asombrosos movimientos comerciales que se han vivido últimamente en el sector.

La propuesta de AirFrance fue muy clara y concisa: o Joon, o nada. La aerolínea no se podía permitir competir con otras compañías de bajo coste, salvo mediante la creación de una de su propiedad.

¿Qué ofrece Joon?

Los primeros mensajes de los responsables de la nueva aerolínea iban dirigidos al público Millenial, que si precisamente se caracteriza por algo es por el hecho de permitirse el lujo de escoger y no ser escogido.

A medida que pasaba el tiempo y después de recibir muy fuertes varapalos, Joon ha redirigido su oferta, afirmando que dentro de sus aviones estarán igual de cómodos tanto los propios Millenial, como sus padres.

Janaillac y sus directivos se dieron cuenta que el mercado Millenial es extremadamente complicado y para obtener beneficios en vuelos de mayor distancia, con precios más elevados, iba a ser obligatorio el contar con pasajeros de todas las edades y capacidades económicas.

En principio, se vendió la idea de los vuelos de "buen rollo", con tripulantes de cabina que ejercían casi como "colegas", vestidos con zapatillas deportivas y uniformes desenfadados, muy lejos de los tradicionales atuendos que utilizan las mejores aerolíneas.

A esto se sumaba la oferta digital a bordo, cada vez más reclamada, y otros guiños a las nuevas modas, como facilitar comida orgánica exclusivamente.

Todo esto no fue suficiente para aumentar la venta de billetes, por lo que pronto comenzó un rediseño operacional que ha permitido a día de hoy tener preparado un lanzamiento de grandes dimensiones en Europa.

AirFrance ha adoptado la nueva táctica que lleva ejerciendo desde hace más tiempo su socia, KLM, y que últimamente utilizan casi todas las lowcost: se trata de decidir nuevos destinos con gran agilidad, operarlos durante poco más de un año, y si no se obtienen los resultados esperados, cambiar rápidamente de objetivos.

Janaillac afirmó que AirFrance, igual que hace Iberia, tardaba demasiado tiempo en decidir y operar nuevas rutas. Cuando estas no funcionaban, en vez de retirarse de un día para otro, se seguían manteniendo mucho más tiempo mientras la compañía discutía qué había salido mal y cómo se podía resolver la situación.

Actualmente, compañías como Norwegian salen y entran de distintos aeropuertos con la velocidad del rayo. En cuanto se detecta que las expectativas no alcanzan los mínimos acordados, rápidamente se levanta el campamento y se vuelve a plantar en otro lugar distinto, a la espera de mejores resultados.

Esto ha llevado a Joon a elegir destinos como Fortaleza, en Brasil, y Mahe, en Seychelles, para empezar a desarrollar sus vuelos de largo alcance a partir de Mayo de 2018.

AirFrance ya había acordado una estrategia común en Brasil con la compañía de bajo coste GOL, pero no podía desarrollarla ella misma con unos costes tan altos, por lo que se hacía necesaria la intervención de Joon.

Por otra parte, las islas Seychelles siguen siendo uno de los destinos preferidos por los europeos, acaparado ahora mismo por las aerolíneas del Golfo, por lo que la introducción de una supuesta bajo coste como Joon puede significar un torpedo en la línea de flotación de estas.

Janaillac afirma que Joon se moverá con una enorme agilidad, y se adaptará casi al momento a los gustos y preferencias de su público, así como a las circunstancias externas que puedan surgir.

Esto último ya lo ha demostrado en Barcelona, donde en principio ha congelado su ampliación, debido a la delicada situación política actual. Por esta misma razón, es también probable que incluso la propia Level prosiga su crecimiento desde Barajas, buscando una mayor estabilidad. Norwegian tampoco proseguirá su desarrollo en El Prat y, aunque de momento no está confirmado, Vueling podría también trasladarse fuera de Barcelona.

¿Qué nos espera?

Janaillac ha comentado en varias ocasiones que Joon quiere que siga el modelo de una de las compañías del grupo SkyTeam, al que pertenece AirFrance KLM, que no es otra que Virgin Atlantic.

La compañía que sacó al mercado el multi millonario Richard Branson, siempre ha mantenido una imagen desenfadada y es una de las mejores valoradas entre el público más joven.

Sin embargo, las diferencias entre ambas parecen más que notables: mientras Richard Branson siempre ha afirmado que no necesita hacer demasiada publicidad de su aerolínea y prefiere invertir ese dinero en mantener contentos a sus propios empleados, que para él son su mejor carta de presentación, parece que Joon va a seguir el mismo ejemplo de Level o Norwegian, más cercano a la filosofía comercial de Michael O´Leary, máximo responsable de Ryanair.

En principio, creemos que Joon ha acertado con los destinos escogidos para empezar a operar, tanto el corto y medio como el largo alcance, lo cual ya es de por sí una pequeña victoria.

Joon ha sido la primera en llegar a un acuerdo con Putin que permita volar a sus aviones sobre Siberia, lo cual facilitará sus desplazamientos a Asia, el mercado por el que ahora mismo luchan todas las compañías aéreas.

Por otro lado, la elección de Brasil y Seychelles para comenzar sus desplazamientos más largos también parece bastante acertada y no es descartable que consiga un alto nivel de ocupación en ambos destinos, muy populares entre los viajeros europeos.

Joon es otra aerolínea más que se suma al cada vez más saturado panorama de supuestas lowcost operando desde el viejo continente.

A día de hoy, parece que Norwegian lleva la voz cantante, pero EuroWings está apretando bastante fuerte, respaldada por la que en la actualidad se ha convertido en la compañía aérea más importante de Europa: Lufthansa.

Level sigue cometiendo exactamente los mismos errores que Iberia y el grupo IAG, y parece que, con el permiso de Norwegian que ya está desembarcando en Argentina, va a quedar demasiado pronto relegada a un segundo plano.

Veremos cómo le sale esta nueva y arriesgada apuesta a AirFrance, y al mismo tiempo comprobaremos cómo la irrupción de estas filiales de bajo coste acaba por afectar a sus compañías matrices.

En un mes, empezaremos a salir de dudas.