LOS ESTADIOS DE FÚTBOL MÁS LLAMATIVOS DEL MUNDO

Si te gusta viajar y te gusta el fútbol, ¿por qué no juntar ambas cosas y visitar algunos de los estadios más llamativos del planeta?. Por supuesto que para gustos hay colores, y seguro que muchos entenderán como llamativos, o bonitos, otro tipo de instalaciones más grandes y famosas, pero aquí nos vamos a centrar sólo en aquellos situados en entornos muy especiales, o construídos de manera original y distinta a la mayoría.

Desde Turama apostamos a que ni los más versados en las artes balompédicas han oído hablar nunca, o casi nunca, de la mayoría de lugares que vamos a contarte, y tampoco sabrán qué equipos son los privilegiados que juegan en ellos. Como podrás imaginar, aquí no se van a celebrar campeonatos del mundo, ni tampoco se van a entregar copas de demasiado prestigio deportivo, pero estamos seguros que vale la pena sacar una entrada para permanecer noventa minutos mirando el espectáculo del campo, o el de fuera del campo.

Si te acuesta arrancar a la hora de escoger un destino para tus vacaciones, quizás tu pasión por el deporte rey te eche una mano, y gracias a ella puedas disfrutar de un ambiente original, y de un país interesante.

Te animamos a visitar, al menos, uno de ellos, y a contarnos tu experiencia en nuestra web, así como a comentarnos otros recintos deportivos que creas puedan ser de especial interés.

1.- Eco Estadio Janguito Malucelli

Capacidad: 4.200

Situado en la población Brasileña de Curitiba, este pequeño estadio es propiedad del equipo J Malucelli Futebol, S.A., que disputa el Campeonato Paranaense. Se hizo famoso al convertirse en el primer “eco” estadio de Brasil, no utilizando cemento en la construcción y aprovechando una ladera en el campo para distribuir los asientos para los espectadores.

Se encuentra situado dentro del entorno del parque Barigui, uno de los más visitados de la ciudad, que dispone de un lago central con una gran diversidad de flora y fauna. A aquellos que no conocen el lugar les resultará prácticamente imposible distinguir este estadio de fútbol del resto del entorno, ya que está diseñado precisamente para integrarse en la naturaleza de la que forma parte.

2.- Central Coast Mariners Stadium

Capacidad: 20.059

Se encuentra en Gosford, Nueva Gales del Sur, Australia,  y es la casa de los Mariners, dos veces ganadores de la A-League Australiana. El entorno sobre el que fue construído, el estuario de Brisbane Water, es tan espectacular que el arquitecto encargado de su diseño no pudo acabar de cerrarlo, dejando sólo 3 gradas. El lugar donde debería ir ubicada la cuarta se decidió adornar con palmeras, con el fin de permitir las increíbles vistas que tienen los afortunados que se reúnen aquí para ver jugar a su equipo.

3.- Pancho Arena

Capacidad: 3.500

Estadio Húngaro ubicado en la localidad de Felcsút. Se trata de un homenaje a la estrella del fútbol Puskás, que era apodado “Pancho” en el período en el que militó en las filas del Real Madrid. Su construcción resultó muy controvertida, ya que Felcsút apenas tiene 1.600 habitantes, para los que carecía de sentido tener un reciento deportivo que duplicaba en capacidad a toda la población. En la actualidad es utilizado por el Puskás Akadémia FC, dentro de la OTP Bank Liga húngara. Llama poderosamente la atención la utilización de materiales como la madera, la cual se integra en unos originales pilares de hormigón, que acaban adoptando una forma de abanico.

4.- Svangaskard 

Capacidad: 6.000

Se encuentra en Toftir, Islas Feroe. Desde su construcción, en el año 1980, hasta 1984 no dispuso de ningún lugar preparado para hacer las veces de vestuario, y los jugadores tenían que cambiarse en una pequeña cabaña situada en las cercanías. La UEFA no permitía celebrar en el mismo competiciones internacionales, por lo que los habitantes de la zona decidieron ponerse manos a la obra y acometer todos los trabajos necesarios para que su selección pudiese disputar allí todos sus partidos como local. Como curiosidad, indicar que un empleado se situa en las inmediaciones del mismo sobre una pequeña embarcación, con el fin de recoger los balones que inevitablemente acaban en el mar cada partido.

5.- The Float

Capacidad: 30.000

Sin duda, uno de los más originales y espectaculares. Presume de ser el estadio flotante más grande del mundo, aunque realmente desconocemos si existen otros de similares características, por lo que lo más probable es que también sea el único. Se trata de una plataforma unida a la costa por tres anclajes, que hacen las veces de pasillos, y situada en las aguas de Marina Bay, Singapur. Una obra arquitectónica demasiado costosa, y realizada con la pretensión de llamar poderosamente la atención del resto del mundo. Imaginamos que también habrá que sumar los gastos en balones perdidos en el agua, que no deben de ser pocos cada fin de semana. Se utilizó en el año 2010 para la celebración de los Juegos Olímpicos de la Juventud, y es capaz de albergar espectáculos de todo tipo.

6.- Ottmar Hitzfeld Stadion

Capacidad: sin gradas

Hablando de perder balones, te presentamos la casa del FcGspon de Suiza. Se trata del recinto para practicar fútbol más alto de Europa, a unos 2.000 metros sobre el nivel del mar. Aunque está protegido por una red en la parte que asoma a la montaña, una media de 7 pelotas por partido hacen el largo viaje desde el campo al fondo de la misma, por lo que no es recomendable pasear por la zona los días en los que se juega algún encuentro. Tanto espectadores como jugadores tienen que llegar en teleférico, dado que no hay carreteras a lo largo de las escarpadas montañas que lo rodean. A pesar de lo que se pudiese pensar, la hierba tiene que ser artificial, ya que a la altura a la que se encuentra situado no es posible mantener la natural.

7.- Hásteinsvöllur

Capacidad: 1.500

¿Cuántas veces puedes tener la oportunidad de jugar un partido de fútbol a los pies de un volcán? En Vestmannaeeyar, Islandia, puedes hacerlo en el campo del IBV. Probablemente sólo se trate de un recinto debidamente adecuado para la práctica de este deporte, pero considerando su especial situación, hay que estar siempre mirando de reojo hacia la montaña, con el fin de poder salir corriendo en el caso de una erupción repentina, la cual no es para nada descartable en un país de tan alta actividad volcánica.

No sabemos si tiene algo que ver, pero el equipo del IBV ha ganado ya la liga en tres ocasiones, por lo que es posible que estas instalaciones den muy buena suerte a quien juegue en ellas.

8.- Stadion Gospin Dolac

Capacidad: 4.000

Al contrario que en algunos de los recintos nombrados anteriormente, en este estadio es más difícil que se pierdan los balones, ya que está totalmente integrado dentro de una gran formación rocosa, y a pocos metros de un lago natural de gran belleza. Aquí juega el NK Imotski, de la liga Croata Druga HNL, lo que equivaldría a una segunda división. Desconocemos si la defensa de este equipo se desempeña adecuadamente, pero lo que sí es seguro es que la ciudad de Imotski, en la frontera con Bosnia, posee algunas de las fortalezas medievales más espectaculares de toda Europa, junto al lago Modro. Si el partido no te gusta, siempre puedes dar una vuelta por los espectaculares alrededores.

9.- Rheinpark Stadion

Capacidad: 8.000

Para rizar el rizo, no se puede pedir mucho más: situado en la ciudad de Vaduz, Liechtenstein, abrigado por las montañas y en la ribera del río Rin, a pocos metros de la frontera con Suiza. No se nos ocurre otra ubicación más bucólica para construir un estadio de fútbol. En la actualidad alberga los partidos de la selección nacional, y del equipo del FC Vaduz, que juega integrado en la liga de fútbol de Suiza como único equipo representante del principado. Aunque el Vaduz es uno de los equipos más débiles de su entorno, es correcto decir que todos los encuentros que disputa son internacionales.

10.- Henningsvaer Stadion

Capacidad: sin gradas

La elección de Turama. Sólo dedicado al fútbol amateur, a muchísimos profesionales les encantaría la idea de poder disputar un partido en estas instalaciones. Situado en la villa pesquera de Henningsvaer, en las islas Lofoten, al norte de Noruega, carece de gradas para los espectadores, pero su ubicación es tan extraordinaria que cualquiera que juegue aquí lo recordará exactamente igual que si lo hubiese hecho en el Allianz Arena, o el Bernabéu. Como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejamos una foto de este increíble recinto deportivo.

 

Si en algún momento decides visitar alguno de estos estadios, esperamos no pillarte en fuera de juego, y no olvides comentar tus impresiones en nuestra web.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario