SAFARI: DESCUBRE LO MEJOR Y LO PEOR DE CADA PAÍS

El poder visitar Africa para disfrutar de sus paisajes y de la cada vez más pequeña cantidad de animales salvajes que todavía sobreviven a nuestros desmanes en el planeta, debería de ser obligatorio para cualquier ser humano, al menos una vez en la vida. No existe nada comparado a estar cara a cara, sin ningún tipo de protección, con otro ser vivo que podría mandarte al otro barrio en cuestión de segundos, pero que te observa casi con desprecio.

A veces hemos tenido la sensación de dar pena, más que miedo, a todos estos animales. Es como si se dieran cuenta que nosotros vivimos entre cuatro paredes, y en muy rara ocasión podemos disfrutar de amaneceres o atardeceres, tal y como hacen ellos todos los días. Parece que han llegado antes que nosotros a la conclusión de que es la raza humana la que sobrevive, y ellos los que viven, dos cosas totalmente distintas.

Pero el elegir un buen destino para poder experimentar esta sensación no es fácil. Existen muchas ofertas en múltiples países del continente africano, y todas prometen una experiencia única e inolvidable. Efectivamente, esto es cierto, pero a veces estos viajes son realmente inolvidables por sus nefastas consecuencias, más que por otra cosa.

Aquí os dejamos una serie de consejos por si estáis pensando en lanzaros a la aventura, lo cual recomendamos totalmente. Están basados en nuestra propia experiencia, razón por la cual no hemos querido añadir otros destinos que no conociésemos de primera mano.

Lo más básico

Si estás pensando en hacer tu primer safari, ten en cuenta los siguientes consejos antes de preparar ni de reservar nada:

No es un safari

Quítate de la cabeza la palabra “safari”; en Africa no gusta mucho. Esa palabra se utilizaba para las expediciones que se hacían con el fin de cazar animales salvajes. Actualmente, en todos las reservas nacionales y lugares destinados para la observación de la fauna, se habla de “Game Drive”. En este caso la palabra “Game” no significa “juego”, tal y como se podría pensar. Se refiere al conjunto de animales salvajes que habitan en un lugar determinado. Con este dato, no es difícil deducir que un “game drive” es la actividad que se hace en un vehículo con el fin de observar o fotografiar animales.

Los Cinco Grandes

Cuando contratas un game drive (ya hemos superado lo de safari), el objetivo principal es conseguir ver a los cinco grandes. Evidentemente, para gustos hay colores, y a cada uno le hará más ilusión ver unos animales que otros, pero siempre ha existido la tradición de que un buen game drive sólo lo es si se han podido ver estos cinco animales:

  • Leopado
  • León
  • Rinoceronte
  • Elefante
  • Búfalo

Te contaremos un secreto: en la inmensa mayoría de los casos vas a poder ver todos menos uno. El leopardo es el más complicado de localizar y hemos sido muchos los que nos hemos ido de localizaciones perfectas para poder verlos, con las manos vacías. Si tienes la suerte de divisar alguno, el resto son mucho más fáciles de encontrar.

Vacunas

Es importante que consultes la situación sanitaria en el destino elegido, ya que puede haber distintas recomendaciones en cuanto a vacunación. Por lo general, se suele administrar la vacuna de la fiebre amarilla, obligatoria en muchos países, y también el tratamiento profiláctico contra la malaria. 

Madrugar

Si quieres ver animales, en la mayoría de los casos, vas a tener que madrugar mucho. La actividad principal, en casi todos los parques, se produce por la noche, lo cual dificulta bastante el poder ver nada, e incluso hacer fotos. Por esta razón, las mejores horas del día son las que corresponden a la madrugada y al atardecer.

Alquilar un coche

Aunque puedas conducir por tu cuenta dentro de algunos países (no lo recomendamos en todos), es muy aconsejable que dentro de los parques naturales utilices los servicios de guías profesionales. Estos están acostumbrados a rastrear huellas y saben en qué lugares se mueve cada especie. Además, suelen estar conectados entre ellos por radio y se avisan si surge algo digno de ver.

Avión o coche

Por experiencia propia, recomendamos hacer los desplazamientos entre parques naturales en avión. Con el fin de ahorrarse muy pequeñas cantidades de dinero, muchos viajeros se adentran en coches alquilados por carreteras, vías y caminos que no conocen, y acaban teniendo un accidente de mayor o menos gravedad. El avión, aunque sea más caro, garantiza un desplazamiento rápido y seguro. Hay que tener en cuenta también que las temperaturas en muchas zonas son altísimas, y circular muchas horas dentro de un vehículo, aún con aire acondicionado, es una auténtica tortura.

Nuestros favoritos

Botswana

Generalmente todo el tráfico de turistas se centra en el Parque Nacional de Chobe, por lo que suele estar muy saturado. Recomendamos alejarse de la zona norte y de Kasane, ya que la presencia de animales es más pequeña y es frecuente encontrarse con atascos de turistas intentando circular en sus coches.

La reserva de Moremi, por otro lado, es todo lo contrario: enorme diversidad de todo tipo de animales, por estar al lado del delta del Okavango, y la mayor agrupación de fauna de la zona y una de las mejores de toda Africa.

El desierto de Kalahari es uno de los lugares menos visitados, por sus altas temperaturas, y sin embargo también cuenta con fauna que se puede observar con mayor detenimiento y sin la presencia de cientos de turistas dando vueltas alrededor.

A favor:

  • un país tranquilo y bastante seguro.
  • los leones, a diferencia de los otros parques, cazan de día, por lo que es fácil ver escenas de película a plena luz del día.
  • los leones que viven en esta zona son los más grandes de Africa.

En contra:

  • carreteras muy complicadas para conducir. En época de lluvias es totalmente imposible desplazarse en coche.
  • masificación en algunas áreas.

Zambia

Lo que menos nos gusta de Zambia es que te puedes encontrar con cazadores que están disparando contra animales, ya que hay reservas que ofertan esta posiblidad y es totalmente legal. Nos parece desolador, cuando se está precisamente admirando la fauna local, ver a algún millonario matando elefantes, entre otras especies. El asistir, aún sólo como testigo visual, a alguna de estas cacerías, es realmente triste.

Por otro lado, este país todavía no cuenta con demasiado turismo, por lo que es fácil sentirse en soledad en alguno de sus parques, sobre todo el de Kafue.

Zambia cuenta con dos auténticas maravillas de la naturaleza: el río Zambeze, que permite mil aventuras y es uno de los lugares donde hay mayor y mejor concentración de animales, y en segundo lugar las cataratas Victoria, uno de los sitios más espectaculares del planeta. Sólo por estas dos localizaciones, vale más que la pena la visita al país.

A favor:

  • las cataratas Victoria, un lugar que hay que visitar.
  • el río Zambeze, o lo que es lo mismo, el Africa más pura.
  • muy poca masificación.

En contra:

  • aunque es un país relativamente tranquilo, hay que tener cuidado en las ciudades más importantes y lugares turísticos, como el entorno de las cataratas Victoria.
  • no se recomienda circular solo en vehículos alquilados.
  • la caza de animales.

Ruanda

Este país cuenta con un atractivo que no es posible localizar con la misma facilidad en el resto de naciones africanas: los gorilas de montaña.

Quien acude hasta Ruanda lo hace precisamente por mantener contacto con esta especie, que está ahora mismo en un serio peligro de extinción. En nuestra opinión, este es el único atractivo del país.

Las excursiones se centran en el Parque Nacional de los Volcanes, desde el que se preparan los recorridos a pie que llevan a la montaña y a visitar los enclaves en los que habitan los gorilas. Es absolutamente imprescindible contratar estar excursiones con las agencias oficiales que se dedican a ello y, bajo ningún concepto, hacerlo de otra manera. El precio por cabeza suele rondar los 400 € (o 500 USD), y ocupan prácticamente todo el día.

Es indispensable seguir al pie de la letra las instrucciones de los guías, ya que aunque no lo parezca, esta actividad entreña sus riesgos. Es muy importante ir bien preparado para la ascensión por la montaña. Aunque hace bastante calor y la sensación de humedad es altísima, las lluvias suelen ser muy frecuentes, lo que dificulta mucho los movimientos.

Los gorilas se molestan si se les corta o dificulta el paso, o si ven a sus crías en peligro. Nunca, bajo ninguna circunstancia, hay que correr delante de un gorila. Si hacen el amago de atacar, es necesario permanecer quietos y serenos (aunque por dentro el corazón ya se te haya saltado a unos 100 km de distancia). Mirarlos fijamente a los ojos lo pueden entender como un reto o desafío, por lo que tampoco se recomienda. Si pasan o cruzan cerca de ti, lo mejor es agacharse y mostrar sumisión.

Los mejores meses para desplazarse a Ruanda son: Diciembre, Enero, Febrero y Marzo.

A favor:

interactuar con gorilas de montaña es algo único e irrepetible.

En contra:

  • es un país complicado y muy militarizado. Todavía hay confrontaciones armadas en zonas fronterizas.
  • es recomendable estar siempre acompañado y guiado por profesionales locales.
  • las condiciones de vida, y por ello las turísticas, son muy básicas.

Sudáfrica

Casi toda la actividad se centra en el parque Kruger, ya que la reserva de Addo está dedicada principalmente a los elefantes. Cuenta con otras tantos parques mucho más pequeños, cuya mayor atracción es la comodidad y lujo de sus instalaciones, más que los animales que en ellas habitan.

Dentro del parque Kruger hay que intentar siempre dirigirse al Norte, ya que el sur se ha convertido en un compendio de resorts y lodges de alto estándar, absolutamente abarrotado de turistas, y en donde el riesgo más grande que existe es tener un accidente de tráfico con otro vehículo. La manía de querer ir en un coche propio y no hacer uso de los guías profesionales, convierte algunas carreteras del parque en auténticos atascos de gente que no sabe cómo comportarse ante la presencia de animales, lo que desbarata toda la experiencia.

Aunque se trata de otra especie marina que no tiene nada que ver, en Cape Town existe la posibilidad de contratar excursiones para ver a los grandes tiburones blancos. Nosotros hemos probado la experiencia y nos pareció increíble y muy recomendable. De esta manera se puede tener contacto con la especie más temida de la sabana, y la del océano.

A favor:

  • facilidad para transitar en vehículo propio.
  • gran comodiad y diversidad de alojamientos.
  • la fauna está muy agrupada, por lo que es fácil ver muchas especies en terrenos de pequeñas dimensiones

En contra:

  • atascos, aglomeraciones y agobios de coches de un lado para otro dentro de los parques.
  • se pierde la esencia de la verdadera Africa.
  • las ciudades importantes son muy inseguras y hay que extremar las precauciones.

Tanzania

Ahora ya hablamos de palabras mayores. Tanzania, junto con Kenia, son las grandes reinas del turismo safari. La enorme diversidad de fauna, la grandeza de sus parques naturales, la majestuosidad de sus paisajes, hacen de este país el destino de una gran mayoría de viajeros.

Aunque es muy difícil recomendar algún parque sobre otro, ya que son todos magníficos (Ruaha, lago Manyara, el cráter de Ngorongoro), sin duda alguna, la estrella principal debe de ser el Serengeti. La migración de ñus y cebras que se produce todos los años está considerada como una de las nuevas maravilllas de la naturaleza. Más de un millón y medio de ñus y aproximandamente 250.000 cebras cruzan cada año el río Mara, pasando de Tanzania a Kenia y del Serengeti al Masai Mara.

El espectáculo de la migración comienza en Mayo, aunque el cruce del río Mara, el verdadero espectáculo, se produce entre los meses de Junio y Julio.

Si en vez de ver animales se prefiere disfrutar de paisajes, recomendamos el majestuoso monte Kilimanjaro y sus alrededores, aunque advertimos que si se pretende subir el mismo es necesario estar en una perfecta forma física y tener gran experiencia en este tipo de actividades.

A favor:

  • uno de los mejores parques nacionales del mundo: el Serengeti.
  • diversidad de fauna y espacios grandes, lo que evita la aglomeración de turistas.
  • buena infraestructura de alojamientos y servicios.

En contra:

  • un país muy inestable y en donde el terrorismo está amenazando a locales y extranjeros.
  • la capital del país, Dar-Es-Salaam, se ha convertido en un lugar muy problemático.
  • se recomienda viajar siempre acompañado.

Kenia

Tal y como indicábamos, junto con Tanzania, ambos países ocupan el primer lugar en el podium del turismo dedicado a la fauna salvaje. Igual que en su país vecino, la diversidad y riqueza de sus parques naturales es enorme, y aunque el Masai Mara ocupa y acapara la mayoría de visitas, no hay que descartar otras maravillas como Samburu, Amboseli y Tsavo, famoso por la ferocidad de sus leones sin melena.

Probablemente, la estampa de los guerreros Masai saltando en una celebración típica sea una de las imágenes más reconocidas por cualquier persona. Sin embargo, el intento de rentabilización de las visitas de los turistas que intentan hacer, en ocasiones resulta realmente agotador. Son bien reconocidos por sus grandes facultades para la negociación y su enorme paciencia y perserverancia. La visita a alguno de sus poblados finaliza con un extraordinario espectáculo de ventas, ventas, ventas y más ventas, por lo que hay que saber cómo actuar en estas situaciones para no ser descortés, pero tampoco un pardillo.

Es indispensable rodearse de buenos guías, ya que las distancias son enormes y es necesario apoyarse en profesionales que sepan moverse por ellas, rastrear huellas y buscar los escondrijos más habituales de cada especie. Adentrarse en el Masai Mara de manera particular es una imprudencia grave.

A favor:

  • el Masai Mara reúne todo aquello que puede buscar y esperar un viajero de Africa.
  • la riqueza y divesidad de fauna es enorme.
  • no hay sensación de agobio ni embotellamiento.
  • buena oferta de alojamientos y servicios.

En contra:

  • país muy inestable con graves problemas de inseguridad y terrorismo.
  • no se recomienda, en ningún caso, viajar solo o de manera particular.
  • la fauna está muy desperdigada, por lo que hay que tener paciencia y saber dónde buscar.

Namibia

Lo reconocemos, Namibia es nuestro ojito derecho. No podemos esconder la predilección que hemos desarrollado por esta parte de Africa, que sin embargo sigue sin atraer a demasiados turistas.

La perfecta combinación de aventura y relax, de animales y de paisajes, y sobre todo de tranquilidad, convierten a Namibia en el destino perfecto para familias enteras que quieren disfrutar del Africa más relajada y menos poblada.

El parque nacional de Etosha es el destino ideal para admirar la gran abundancia de fauna, aunque hay que dejar claro que dada la ausencia de grandes ríos o lagos, esta se queda corta en lo que se refiere a especies como cocodrilos o hipopótamos. Para ver a estos sería recomendable desplazarse hacia el Este, hasta el delta del Okavango, y preferiblemente en avión, ya que el viaje en coche es agotador.

El recorrido por Etosha consiste en entrar por el lado Este u Oeste del parque, y recorrerlo en su totalidad en aproximadamente 3 días, pudiendo dormir en alguno de los lodges que se sitúan dentro del mismo, y que cuentan con capacidad e instalaciones dedicadas para cada presupuesto. Se trata de caminos muy accesibles, bien delimitados y donde existe bastante seguridad, ya que la presencia humana es mínima.

El turista es bien aceptado y mimado por la población local, y los precios de los principales servicios son muy ajustados y asequibles, lo cual siempre es una muy buena noticia.

A favor:

  • un país tranquilo y sin problemas, ideal para visitar de manera particular o con la ayuda de guías.
  • diversidad de fauna y de lugares pintorescos y distintos al resto de Africa.
  • servicios muy asequibles y a muy buenos precios.
  • dispone de una red de carreteras en un buen estado de mantenimiento.
  • diversidad de temperaturas: calor en la zona Sur, más templado en el Norte y temperaturas mucho más bajas en la Costa de los Esqueletos.

En contra:

  • la conducción en los terrenos desérticos requiere de gran habilidad y experiencia.

Por último, recordaros que desgraciadamente Africa es un continente que sigue atravesando por múltiples problemas. Los guías que prestan sus servicios a los turistas esperan que se agradezca su dedicación con una pequeña propina. Esta se suele entregar el último día que se va a viajar con cada guía. Evidentemente, esto es una decisión muy personal, pero por nuestra parte recomendaríamos no ser demasiado tacaños en este asunto, sobre todo si la persona en cuestión ha tenido un comportamiento alegre y amable, tal y como suele ocurrir en la inmensa mayoría de ocasiones.

Si habéis visitado otros lugares en Africa, o vivido otras experiencias, podéis contar a toda nuestra comunidad vuestros consejos e impresiones. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario