TOP 10 ACTIVIDADES PARA VIAJEROS SIN MIEDO

Ninguna de las siguientes actividades que te vamos a contar están hechas para ser practicadas por cualquiera. Se requiere mirar a la vida desde un prisma distinto, con una media sonrisa en la cara, y asumiendo los riesgos potenciales que conllevan.

Siempre hay quien piensa que se trata solamente de curiosidades para locos, pero la realidad es que miles de viajeros en todo el mundo acuden a estos lugares para poder disfrutar de este tipo de entretenimientos, y la inmensa mayoría vuelven a su casa sin un solo rasguño y con la sensación de haber superado las típicas barreras psicológicas del turista medio.

Son muchas y muy variadas las razones que empujan a una persona hasta ponerla al límite de sus posibilidades; hablando en términos generales, podríamos resumirlas en:

  • Adrenalina: Es una auténtica droga. Aquellos que han aprendido a disfrutarla, necesitan ir aumentando el nivel de riesgo de manera progresiva para sentirse satisfechos.
  • Superar los límites: Casi como una experiencia religiosa. Se trata de vencer todas las limitaciones, físicas y psicológicas, de cada persona.
  • Libertad: Muchas de estas actividades carecen de control, el resultado es aleatorio cada vez que se realizan, y aportan una gran sensación de libertad.
  • Naturaleza: Se trata de dejar de ver documentales en la televisión, para vivirlos in situ. Enfrertarte cara a cara con animales que no dudarían un segundo en atacarte.
  • Aburrimiento: Cansados de hacer siempre lo mismo, día tras día, muchos turistas necesitan hacer algo que rompa con lo habitual, para sentirse vivos.
  • Notoriedad: El poder publicar un selfie en las redes sociales, o contar que saltaste en paracaídas, también es una fuente de motivación importante para muchos.

En todo caso, y para decir algo a favor de los viajeros más aventureros, la seguridad absoluta no existe. Los accidentes ocurren haciendo este tipo de actividades, o incluso otras que, en principio, nunca se considerarían “de riesgo”. La clave se encuentra en moverse siempre dentro de terrenos conocidos, y si no es así, ponerse en manos de especialistas y profesionales que te puedan guiar de la mejor manera, dejando la menor cantidad posible de probabilidades de tener un accidente serio.

1.- Visitar al Gran Blanco

Gansbaai. Sudáfrica.

Precio ♦♦            Riesgo ♦♦♦           Preparación ♦♦

Una de las mayores pesadillas para los viajeros, o incluso locales, cuando se acercan a playas desconocidas. Es una fobia que se ha sabido alimentar desde la industria cinematográfica, con el fin de obtener el mayor éxito económico posible de taquilla, explotando los temores más ancestrales del ser humano de ser atacado y devorado por un animal salvaje. En lugares como Sudáfrica, Australia, o México, se ha convertido en un reclamo importante para los viajeros, y es una industria generadora de grandes beneficios económicos.

Se trata de sumergirse de manera total (con equipo individual de respiración), o parcial (sin bombona de oxígeno), dentro de una jaula de gran resistencia, en un entorno habitualmente visitado por escualos de gran tamaño, como el temido tiburón blanco. Los accidentes son muy poco frecuentes, pero tal y como ocurre en la aviación, aquellos que sí acontecen son aireados durante meses a lo largo y ancho del planeta.

2.- Puenting

Queenstown. Nueva Zelanda.

Precio ♦             Riesgo ♦♦♦           Preparación ♦

El mejor ejemplo de lo que puede significar una batalla psicológica dentro de nuestro cerebro. El ser humano, como la totalidad de animales con un nivel mínimo de inteligencia, está diseñado genéticamente para preservar su integridad física. El hecho de situarse en el borde de un precipicio con el fin de saltar al vacío, es interpretado interiormente como un intento de atentado contra nuestra persona, por lo que se activan todas las alarmas para disuadirnos de realizar tal acto.

En ese segundo que dura vencer las señales recibidas desde nuestro cerebro para no dejarse caer, la persona que practica el puenting experimenta una inyección de adrenalina que recorre todo su cuerpo en segundos, y que una vez interpretada de manera correcta, puede llegar a convertirse en una sensación adictiva.

3.- Parapente

Río de Janeiro. Brasil.

Precio ♦♦             Riesgo ♦♦♦             Preparación ♦

Sin duda, una de las grandes envidias que tiene el ser humano del mundo animal: la posibilidad de volar y surcar el cielo como un ave. Hoy en día, la inmensa mayoría de la población viajera ya sabe qué es y qué significa volar en un avión de pasajeros. Casi todos han experimentado ya las sensaciones de recorrer una pista a más de 200 km/h, y ver ciudades desde 10.000 metros de altura. Pero esto es totalmente distinto. El hecho de volar sin ninguna ayuda mecánica, aprovechándose tan solo de las leyes físicas más elementales, corrientes de aire, y de las habilidades propias del piloto para mantener la sustentación, es una sensación no equiparable a nada conocido con anterioridad.

La sensación de libertad que se puede experimentar, de tranquilidad, y la posibilidad de admirar paisajes desde un punto de vista inédito, hacen de este deporte una de las opciones más habituales para aquellos que quieren experimentar con sensaciones fuertes.

4.- Safari

Etosha. Namibia.

Precio ♦♦♦♦           Riesgo ♦♦♦             Preparación ♦♦♦

Antaño se trataba de un tipo de turismo reservado sólo para las grandes fortunas; hoy en día está cada vez más al alcance de todos los viajeros, incluso de aquellos con los presupuestos más reducidos. Quien ha realizado alguna vez un safari, no lo olvidará nunca mientras viva. Estar cara a cara con una naturaleza poco habitual para la inmensa mayoría de habitantes del planeta, es como descubrir un mundo nuevo dentro de este.

El hecho de recorrer en un vehículo los lugares en los que viven especies de animales potencialmente peligrosas para el ser humano, es un riesgo que algunos no saben medir de manera correcta. Cada vez más viajeros se lanzan en coches particulares a la persecución de elefantes, girafas, y otros mamíferos de gran tamaño, sin saber cómo reaccionar cuando estos se molestan con nuestra presencia, y pensando que al recibir habitualmente la visita de los turistas de rigor, dejan su estatus de “salvajes”, para convertirse en “domésticos”, cuando esto, en realidad, no es ni mucho menos así.

5.- Inmersión con cocodrilo

Darwin. Australia.

Precio ♦♦             Riesgo ♦             Preparación ♦

Otro de esos animales que han llenado de noticias los diarios más sensacionalistas, y las mentes de algunos guionistas de Hollywood. La realidad es que muy pocas especies de cocodrilos son realmente peligrosas para el ser humano, pero sin embargo se producen cientos de ataques mortales al año en las regiones del planeta donde son más habituales.

Esta actividad es casi como un juego: saber que estás ante un animal contra el que no tendrías la más mínima posibilidad de supervivencia fuera de tu protección acristalada, lo que te permite, al mismo tiempo, observarlo de una manera desafiante. En el fondo sabes que todo es una ilusión preparada para despistar tus sentidos, ya que si algo fallase, tu vida se contaría en décimas de segundo.

6.- Caminar en el vacío

Toronto. Canadá.

Precio ♦♦             Riesgo ♦             Preparación ♦

Por causas que todavía a día de hoy se están sometiendo a profundos estudios, la red se está llenado de vídeos en los que algunos quieren demostrar al mundo su falsa valentía, o su sangre fría, caminando en lo alto de edificios, en zonas no protegidas donde un golpe de viento, o cualquier despiste, se pagaría con una caída fatal al vacío.

Cuando todas estas acciones van acompañadas de una cámara, parece más o menos claro que existe un evidente interés por aparecer en los medios y ser el centro de atención en las redes sociales. A nadie en su sano juicio se le ocurriría pasear por lugares donde un tropezón puede significar un accidente mortal, pero aún así todavía es posible experimentar la sensación con unas medidas de protección adecuadas, sabiendo que, en último caso, podrías permitirte el despiste y sólo te llevarías a casa un susto.

7.- El Caminito del Rey

Málaga. España.

Precio ♦              Riesgo ♦♦             Preparación ♦♦♦

Verdaderamente, una experiencia mucho más real, en contacto con la naturaleza, y sin el envoltorio industrial y urbano de muchas otras. Realmente, aunque sí ha habido algún accidente, aquí no te estás jugando la vida. Quizás sea más la sensación de altura y estrechez, el hecho de saber que tienes que seguir hacia delante estés donde estés, para no entorpecer el paso de otros viajeros que están realizando la excursión contigo, sea lo que sube los niveles de adrenalina en el cuerpo.

Esta experiencia tiene el plus de un entorno natural difícilmente equiparable, la posibilidad de respirar aire limpio y de realizar una actividad que mantendrá tu concentración total durante las 3 ó 4 horas que puede durar el recorrido. No es necesario ser un atleta, pero sí se recomienda estar en una forma física adecuada que permita caminar, subir y bajar, sin problemas.

8.- Kayak con ballenas

Alaska. Estados Unidos.

Precio ♦              Riesgo ♦♦♦           Preparación ♦♦

El kayak es una actividad que puede realizar prácticamente todo el mundo. Remar en un río, o en el mar, en una pequeña embarcación está prácticamente al alcance de la mayoría de viajeros, sin embargo, si mezclamos este deporte con la presencia de los mayores mamíferos del planeta, las ballenas, la cosa se complica bastante más.

No es precisamente que la ballena sea un animal agresivo, pero debido a su gran fuerza y tamaño, es potencialmente peligrosa en comparación con un ser humano flotando en el mar, acompañado de un salvavidas y un remo. Además, hay que indicar que estos lugares también son frecuentados por otras especies mucho menos amistosas, como las orcas, o los tiburones, y hay que saber manejarse muy bien cuando se está en presencia de estos animales, ya que en cuestión de segundos se puede desencadenar una situación de gran peligro, y la ayuda es muy complicada de prestar.

9.- Volar en un MIG-29

Moscú. Rusia.

Precio ♦♦♦♦♦          Riesgo ♦♦♦♦           Preparación ♦♦♦

Quizás en el campo de la medicina, y la aviación, sea donde el ser humando ha demostrado de manera más fehaciente sus conquistas tecnológicas más importantes. Volar en un caza militar de unas prestaciones tan apabullantes está sólo al alcance de unos pocos elegidos, que han demostrado tener el nivel necesario, físico y mental, para dominar estas máquinas.

Actualmente se ha demostrado que este tipo de actividad es una fuente de ingresos muy importante, ya que las listas de espera para probar la experiencia son realmente largas. Muy pocos van a poder decir que han volado a varias veces la velocidad del sonido, en un aparato que supera los 25 millones de euros, y con el que sería deseable no tener que cruzarse en caso de conflicto armado. Esta experiencia no es apta para cualquier bolsillo, y tampoco para cualquier corazón. Se requiere abonar una cantidad de dinero importante y, para poder disfrutarlo al máximo, se tiene que estar en una forma física óptima con el fin de lidiar lo mejor posible con la temida fuerza “g”.

10.- Subir el Kilimanjaro

Tanzania

Precio ♦♦♦♦           Riesgo ♦♦♦♦♦         Preparación ♦♦♦♦♦

Ahora sí estamos hablando de palabras mayores. Alcanzar la cumbre de este gigante africano, de 5.900 metros de altura, no está hecho a la medida de cualquiera. La experiencia es cara, ya que se necesita la compañía indispensable de guías profesionales, y de una serie de implementos necesarios para realizar el ascenso, pero además es absolutamente imprescindible gozar de una excelente condición física para poder soportar todo el recorrido.

En este caso no llega con disponer de mucho dinero, ni con ser muy atrevido. Nada de eso vale si luego no se es capaz de aguantar el ritmo en alta montaña, pasando de las habituales temperaturas calurosas de Tanzania, al frío recorrido en las partes más altas de la montaña.

Hagas lo que hagas, recuerda siempre adoptar todas las medidas de seguridad posibles. De este modo volverás a casa con unas fotografías dignas de concurso, y una bonita historia que contar en nuestra web.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario