6 errores que cometes cuando visitas Los Angeles

Ya os hemos hablado de nuestra relación amor/odio con la ciudad de Los Angeles, pero como podéis imaginar, no es lo mismo vivir allí que pasar unos pocos días de vacaciones, así que hemos enfocado este post exclusivamente del lado del turista ocasional.

A continuación, os dejamos 6 errores clásicos que cometen un gran número de visitantes foráneos que se encuentran por primera vez en Los Angeles, y cómo solucionarlos.

Error 1

Buscar Hotel en Hollywood

Sí, sabemos que tiene mucho glamour el decir que te has quedado una semana en un hotel de Hollywood, pero tienes que saber que cualquiera que conozca mínimamente la ciudad huye de ese lugar como alma que lleva el diablo.

Es evidente que como visitante novato debes pasearte al menos una vez por Hollywood Boulevard, mezclarte con todos los “freaks” disfrazados de Superman, Spiderman, Darth Vader, o el Capitán América, pero tener que ver eso todos los días cada vez que sales y entras de tu hotel, es un auténtico suplicio.

Hay muchos otros lugares con encanto que no incluyen el recibimiento diario de masas ingentes de turistas a las puertas de tu habitación, como por ejemplo en las colinas.

Otra opción bastante más aceptable es quedarse en algún hotel de los muchos que se encuentran repartidos a lo largo de toda la costa, desde los que se puede disfrutar de unas vistas incomparables.

Error 2

Llevar tu ropa más cara

Como cualquier otro ser humano del planeta Tierra, lo más probable es que hayas visto, al menos una vez en tu vida, la película “Pretty Woman”.

Una de las pesadillas más recurrentes de algunos turistas poco experimentados es sufrir en sus carnes lo que le pasaba a la protagonista de dicho film cuando entraba a una tienda exclusiva, de las muchas que hay en Rodeo Drive, a comprar ropa y era bochornosamente despreciada por su aspecto.

Para evitar esto, algunos visitantes creen que si visten sus mejores galas y prendas de marca, se ganarán un respeto extra por parte de los nativos. ¡Error!.

Por mucho que te vistas de millonario, o más bien de que te disfraces de ello, cualquiera que viva o trabaje habitualmente por Beverly Hills olerá a varios kilómetros de distancia los límites de tu tarjeta de crédito y el saldo disponible en tus cuentas.

Ni lo intentes, la gente que de verdad tiene dinero, e incluso los actores y actrices más cotizados, normalmente pasan totalmente desapercibidos cuando andan por las calles de Los Angeles.

Además, si de verdad quieres conocer esta ciudad mastodóntica, vas a tener que andar bastante, probablemente subir y bajar muchas cuestas y colinas, por lo que calzar tus zapatos castellanos no va a ser lo más apropiado.

Ponte cómodo y, tal y como dice el refrán, donde fueres haz lo que vieres. Unas zapatillas cómodas, unos vaqueros o shorts y una camiseta, son todo lo que necesitas para tu viaje.

Error 3

Alquilar un patinete

La moda de alquilar patinetes está haciendo auténtico furor en las zonas más turísticas de Los Angeles.

Muchos visitantes echan mano de estos semi juguetes para desplazarse con mayor comodidad, cuando normalmente no conocen las calles ni las carreteras, y cada vez son más habituales los atropellos, los golpes y las caídas con consecuencias realmente graves.

Salvo que quieras dejarte una buena parte de tu presupuesto en Ubers, lo mejor que puedes hacer es alquilar un coche para moverte con total comodidad por la ciudad.

Sí, es cierto, los atascos son un mal endémico de Los Angeles y en numerosas ocasiones hay que armarse de paciencia para no caer en la desesperación, pero eso es mucho mejor que conocer por dentro alguna clínica local después de haberse fracturado un brazo, o una pierna.

No hay mayor problema si un día quieres probar alguno de estos artefactos para pasear por la playa, pero hacerlo de manera diaria para ahorrar dinero en tus excursiones, puede acabar de muy mala manera.

Error 4

Deja las hamburguesas

Una de las estampas más típicas de Los Angeles es ver a miles de turistas engullendo hamburguesas con patatas fritas, acompañados por los típicos refrescos de litro.

No sólo es que estén castigando a su corazón y arterias de muy mala manera, es que se están perdiendo uno de los mayores placeres culinarios que puede ofrecerte la ciudad.

En Los Angeles puedes degustar, probablemente, uno de los mejores sushi del mundo, además de otro tipo de comida étnica a la que no se tiene tan fácil acceso desde la mayor parte de ciudades de nuestro país.

Aprovecha la ocasión y pídete unos auténticos tacos mexicanos, que no es que sean mucho más sanos que las hamburguesas, pero algunos afirman que son incluso más sabrosos que los cocinados propiamente en México.

En toda California hay una cultura gastronómica muy enfrentada, entre los que sólo saben comer las gambas de los Bubba Gump y aquellos que aprecian un buen pescado o filete.

Súmate a los segundos, así no querrás destrozar la báscula de tu baño cuando regreses a casa.

Error 5

Evitar Downtown LA

Cierto que hace muchos años no se recomendaba especialmente pasearse por esta parte de la ciudad, pero es que hoy en día las cosas han cambiado bastante.

Algunos todavía repiten el mantra de que hay que evitar Downtown LA como sea, cuando ahora mismo es una de las zonas más exclusivas, modernas y atractivas de toda la ciudad, que ya es decir mucho.

Las piscinas de moda, los mejores bares, los restaurantes más trendy y seguramente el ambiente más típico se reúnen aquí. Perderte esto es un rookie mistake, de los más épicos.

Error 6

Un poquito de cultura

Aceptamos pulpo como animal de compañía y vemos totalmente normal que quienes se acercan a conocer Los Angeles gusten de pasearse por los estudios de cine, las mansiones de las estrellas y las tiendas de película de Domingo por la tarde, pero es que esta ciudad es un nido de cultura que muchos desaprovechan.

Una vez que ya hayas hecho el turista, plantéate la posibilidad de conocer el LACMA (Los Angeles County Museum of Art), la librería Huntington, el observatorio Griffith, o el Museo de Historia Natural, entre muchos otros lugares de interés.

Es probable que opines que es más importante saber dónde vive Silvester Stallone, que conocer el museo más grande de la costa Oeste de los EEUU, pero en todo caso nosotros te dejamos el consejo y tú decides qué quieres hacer con tus días de vacaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario