Aeropuerto de Los Angeles LAX, guía para no perderte

No conocemos ningún caso de turistas que se hayan tenido que quedar a vivir en el aeropuerto de Los Angeles, al no poder encontrar su salida, pero sí conocemos a un buen número de ellos que se han perdido, que han dado más vueltas que un molino, o incluso que no han llegado a tiempo a sus conexiones.

LAX son 3 letras que asustan a muchos, sobre todo a aquellos menos acostumbrados a moverse por recintos cerrados de grandes dimensiones, donde la cartelería a veces deja bastante que desear, y uno no tiene del todo claro si debe ir hacia la derecha, o hacia la izquierda.

Además, los funcionarios de aduanas y algunos otros empleados, no son precisamente un dechado de amabilidad, lo cual acaba convirtiendo este lugar en una especie de purgatorio para muchos.

Terminales

El aeropuerto internacional de Los Angeles tiene 9 terminales, las cuales forman una “U” rodeada de dos niveles de carreteras, la superior destinada a las salidas, y la inferior a las llegadas.

Tip: Si te van a recoger al aeropuerto, o llevas tu propio coche, procura siempre evitar la carretera superior a primera hora de la mañana, ya que es cuando se acumula el mayor número de salidas y suele estar colapsada mucho antes incluso de llegar a la terminal.

La terminal a la que solemos llegar normalmente desde Europa se denomina TBTI, o lo que es lo mismo, Tom Bradley International Terminal. En ella se encuentran las puertas de la 101 a la 123. También se la conoce como “Terminal B”.

El resto de terminales mantienen la misma nomenclatura que en la inmensa mayoría de aeropuertos del mundo: T1, T2, T3…hasta la T8.

Quitando los casos de la TBTI y la T3, en el resto de terminales es bastante fácil averiguar a dónde tienes que ir, ya que el primer número de la puerta coincide siempre con el de la terminal. Además, los números pares siempre se localizan a la derecha, y los impares a la izquierda.

De esta manera, si conoces que tu avión embarca por la puerta 44, ya sabes que tienes que dirigirte a la T4 y buscarla en el lado derecho.

Tip: Recuerda que en muchas ocasiones las puertas pueden estar divididas en dos (o más), cada una con una letra distinta. En este caso, la regla par/impar sigue funcionando de la misma manera. Por ejemplo, las puertas 44A , 44B y 44C, estarán todas en la T4 y en el lado derecho del pasillo.

El autobus

LAX pone a disposición de sus usuarios un autobús gratuito que recorre el exterior de todas las terminales, en el sentido de las agujas del reloj.

Aún teniendo en cuenta sus enormes dimensiones, tenemos que decir que este aeropuerto es bastante “andable”.

Hay que tener muy claro la terminal por la que se llega y con la que se quiere conectar, porque en muchos casos es mucho más fácil, rápido y cómodo, caminar de una a otra, que hacerlo a bordo del autobús.

Por ejemplo, si llegas a la terminal TBTI y tienes que ir a la T5, en el autobús tendrás que dar la vuelta a todo el recinto, mientras que andando no te llevará más de 10 minutos.

Tip: Si tienes una tarjeta de embarque válida para el mismo día, podrás acceder al aeropuerto desde cualquiera de las terminales. De todas formas, te advertimos que circular por el interior del mismo es bastante más complicado que hacerlo por el exterior, por lo que te recomendamos que entres siempre por la terminal que te corresponda.

La aerolínea Delta Airlines dispone de otro autobús que realiza el trayecto de conexión entre la TBTI, la T2 y la T3. No es necesario que seas pasajero de Delta para utilizar este autobús, por lo que si te resulta más cómodo para adelantar camino, hazlo.

Tip: En el caso de tener que caminar entre dos terminales opuestas, como la T1 con la T8, o la T7 con la T2, no es necesario que lo hagas siguiendo el sentido en el que lo hacen los automóviles, en forma de “U”. Es mucho más rápido acortar por el espacio intermedio que se encuentra entre las terminales, que es donde se ubican los distintos parkings que hay en el aeropuerto.

TBTI

Si vuelas con alguna aerolínea europea, lo más probable es que llegues y salgas desde la terminal TBTI.

Si tienes que hacer alguna conexión en LAX, y vas a volar con otra aerolínea no europea, seguramente tendrás que salir de la TBTI.

Esta terminal cuenta con 18 puertas, 9 en el North Concourse y otras 9 en el South Concourse (lado derecho y lado izquierdo). Otras 9 puertas se sitúan en un edifico satélite de esta misma terminal.

Antes de conectar con cualquier otra terminal, es necesario pasar los controles de inmigración de entrada al país. A partir de ese momento, ya podrás moverte libremente por todo el aeropuerto, aunque es probable que tengas que volver a pasar por controles de seguridad.

Algunas de las aerolíneas que operan actualmente desde la TBTI son:

  • Air France
  • Air New Zealand
  • Alitalia
  • ANA
  • British Airways
  • Cathay
  • Emirates
  • Etihad
  • Finnair
  • Iberia
  • JAL
  • KLM
  • LAN
  • Lufthansa
  • Norwegian
  • Qantas
  • Qatar
  • Singapore
  • Volaris

La distribución de esta terminal es la siguiente:

Level 1 : Llegadas.

Level 3: Venta de billetes y mostradores de las aerolíneas.

Level 4: Hall principal. Controles de seguridad y salidas.

Level 5: Lounges de las aerolíneas del grupo OneWorld, KAL y Qantas.

Level 6: Lounges de las aerolíneas del grupo StarAlliance, Etihad, LA International y Emirates.

Además, la TBTI cuenta con otra terminal satélite, conectada por un autobús que sale desde el North Concourse (extremo derecho del edificio) y donde se ubican las puertas de la 136 a la 146.

Enfrente a la TBTI también hay otro lounge donde puede acceder cualquier pasajero, previo pago de la entrada (el precio varia según el tiempo de estancia), conocido como RE-LAX.

Tip: OJO !!!! si quieres cruzar desde la TBTI a cualquiera de las otras terminales, es mejor que lo hagas a través del puente que une la TBTI con la T4, ya que este te deja justo después de los controles de seguridad. En caso de salir a la calle, tendrás que volver a pasar por estos controles.

Muy importante

Se recomienda personarse en el aeropuerto 3 horas antes del despegue del avión, en vuelos internacionales, y 2 horas antes en los vuelos domésticos.

Ten mucho cuidado de no abandonar la “zona segura” cuando te muevas entre terminales. En caso de hacerlo, tendrás que volver a pasar por los controles de seguridad.

Ninguna empresa de alquiler de vehículos tiene sus instalaciones dentro del aeropuerto, sino a cierta distancia del mismo. Hay buses que te pueden transportar hasta sus dependencias, por lo que reserva tiempo de sobra para recoger el vehículo y, todavía más importante, cuando lo vayas a devolver.

Hay autobuses fletados por distintos hoteles que te llevan directamente a estos establecimientos. Normalmente, van dejando a gran cantidad de pasajeros a lo largo del camino, por lo que suelen tardar bastante tiempo para completar el recorrido.

A determinadas horas del día, y sobre todo los fines de semana, la circulación alrededor del aeropuerto LAX es realmente caótica. Deja siempre un margen de tiempo considerable para prever cualquier eventualidad que pudiese surgir.

Los controles de seguridad suelen ser muy exhaustivos, y no siempre se realizan con el tacto que se podría esperar por parte de los funcionarios estatales. Ten siempre paciencia y procura mantener la sangre fría. Después de varias experiencias, hemos llegado a la conclusión de que muchos de estos trabajadores están esperando a que algún pasajero de una mala contestación, o haga un mal gesto, para volcar su mal humor con ellos.

Noticias Relacionadas

Los aeropuertos más conflictivos del Verano

Cómo evitar que te estafen cuando alquilas un vehículo

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?