Croacia está de moda

Lo bueno que tiene participar en un Campeonato Mundial de Fútbol y clasificarte para jugar la gran final, es que de repente un montón de gente se empieza a preguntar dónde está ese país que acaba de eliminar a la todopoderosa selección inglesa.

Después de consultar con el Sr. Google, muchos llegan a la conclusión de que Croacia viene siendo lo mismo que Dubrovnik, ese sitio que decía Turama que se “petaba” durante el Verano.

Y aquí es precisamente donde tenemos que intervenir, ya que si bien es cierto que uno de los puntos más visitados del país, Dubrovnik, se “peta” durante el Verano, Croacia es mucho más que eso.

Hoy queremos presentaros una auténtica joya situada en plena Europa, más concretamente a orillas del Mar Adriático: la Costa Dálmata.

De nuevo, nos vemos obligados a aclarar que no se trata de un litoral invadido por perritos blancos con manchas negras. Dalmacia es una región histórica sobre la que han existido importantes disputas entre todos los países que la rodean para hacerse con su soberanía.

Actualmente, es uno de los mayores reclamos turísticos de la zona, donde es posible encontrar playas casi vírgenes, de arena blanca y aguas totalmente transparentes.

La belleza de sus pueblos costeros es tal que cada año se duplica el número de visitantes extranjeros que deciden pasar sus vacaciones en uno de ellos.

La franja más atractiva para los turistas se extiende desde Dubrovnik hasta Split, 230 km más al Norte. Esta zona está plagada de islas que son un auténtico refugio de naturaleza prácticamente inmaculada y que, afortunadamente, todavía no cuentan con un nivel de saturación importante.

Destacan principalmente Mljet, la más cercana a Dubrovnik, Korcula, Hvar y Brac, esta última la más próxima a Split.

Volar a Croacia

Hay múltiples opciones para llegar hasta Croacia por vía aérea.

El país cuenta con los aeropuertos de Dubrovnik, Pula, Rijeka, Split, Zadar y Zagreb, si bien los principales touroperadores suelen trabajar casi en exclusiva con los de Dubrovnik y Split.

Un billete entre Madrid y Dubrovnik, en tarifas calculadas para el mes de Septiembre, puede rondar los 350 euros, realizando una sola escala y operado por Turkish Airlines.

Lufthansa es otra de la aerolíneas que operan esta ruta y ofrece un abanico de posibilidades que van desde realizar escalas de más de 10 horas, lo cual no es precisamente recomendable, y obtener el mismo billete por apenas 250 euros, a pagar un poco más y no tener que esperar más de 3 horas en los aeropuertos de conexión. Esta última opción, bastante más razonable, cuesta alrededor de 340 euros.

Volar entre Madrid y Split cuesta prácticamente lo mismo, sólo que en este caso las aerolíneas más recomendables pasan a ser la suiza Swiss y la española Vueling.

Alojamientos

La infraestructura de hoteles y apartamentos en los principales destinos turísticos de Croacia es enorme.

Parece realmente increíble que sólo en la zona de Dubrovnik y alrededores exista una oferta de más de 20 hoteles de cinco estrellas, alguno de ellos de auténtico lujo.

Para que os podáis hacer una idea, en Turama disponemos de habitaciones dobles en el hotel Villa Orsula, uno de los más lujosos y valorados de la zona, a orillas del mar Adriático y a escasos minutos a pie del centro de Dubrovnik, aunque su precio puede ser bastante prohibitivo (unos 700 euros la noche, dependiendo de la temporada).

Dentro también del lujo que se puede encontrar en todo el área, el Hotel Excelsior es otro de los más solicitados, gracias principalmente a su increíble Spa y a tener uno de los mejores restaurantes de los alrededores. Aquí tenemos que hablar de unas tarifas cercanas a los 350 euros por noche.

También hay infinidad de opciones para los bolsillos menos afortunados, que pueden variar enormemente dependiendo de la ubicación del hotel y su categoría, exactamente igual que en cualquier otra parte del mundo.

Nosotros recomendamos especialmente pasar unos días en la isla de Mljet, un auténtico paraíso de los pocos que quedan actualmente en el viejo continente.

Para llegar a ella, es posible tomar un ferry desde Dubrovnik, que necesita algo más de una hora para dejarte en el puerto de la misma.

Dentro del propio parque nacional de Mljet, en Turama estamos comercializando el hotel Odisej, donde por apenas 85 euros por noche es posible hospedarse en un tres estrellas situado en plena playa y en régimen de media pensión.

Si tenéis pensado visitar este increíble y todavía no demasiado conocido país, podéis contactar con nosotros para que os elaboremos un presupuesto a medida.

Pincha en este enlace para solicitar tu presupuesto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario