EL MEJOR PASAPORTE DEL MUNDO

Todos los que viajamos nos hemos encontrado en multitud de ocasiones haciendo cola en algún aeropuerto para poder pasar el control de aduanas. En estos casos, a muchos nos resulta absolutamente imposible dejar de observar los pasaportes del resto de viajeros que nos rodean, averigüar a qué país pertenecen, en qué estado se encuentran, o de qué color son.

El pasaporte más poderoso

Afortunadamente, el pasaporte español ocupa el tercer puesto en el ránking de los más poderosos del mundo, junto con los de Dinamarca, Finlandia, Italia y los Estados Unidos, según los datos de la firma Henley&Partners.

Esta clasificación se hace basándose en el número de países que se permiten visitar al poseedor de un determinado pasaporte sin tener que pedir una Visa.

De entre 218 países posibles, un ciudadano con pasaporte alemán puede visitar 176 de ellos sin necesidad de visado. Esto aupa a este país al primer puesto del ranking.

En la segunda posición está Suecia, cuyo pasaporte permite la visita a 175 países sin la obligación de solicitar una visa.

El pasaporte español, junto con el danés, finlandés, italiano y estadounidense permiten la visita a 174 países, sin necesidad de visado, por lo que todos ellos comparten el tercer puesto de la lista.

Países como Austria, Bélgica, Luxemburgo, Francia, Holanda, Noruega, Singapur y el Reino Unido, seguirían en el resto de posiciones, ya que su pasaporte les permite poder entrar a 173 países sin tener que solicitar la correspondiente visa.

Curiosamente, en el año 2015 el Reino Unido y Alemania compartían la primera posición en el ranking de los pasaportes más poderosos del mundo, ya que con ambos se podía acceder a 176 países sin obtener un visado. Sin embargo, durante estos dos últimos años varias naciones edurecieron su política de entradas con los ciudadanos británicos, relegándolos a la octava posición de la lista.

Esta misma situación la han vivido los ciudadanos con pasaporte de Brasil, China, India, Sudáfrica, Rusia y Ghana, los cuales han visto como cada año necesitaban solicitar más visados para poder viajar.

El caso contrario lo ha experimentado Perú, que en menos de dos años ha logrado ascender nada menos que 18 posiciones, desde la número 59 en el año 2015, a la 41 en el 2017.

Siria, Pakistán, Irak y Afganistán ocupan los últimos puestos de este ránking, ya que sus pasaportes apenas permiten entrar a menos de 30 países sin la necesidad de obtener un visado previo.

El pasaporte más bonito

Si bien es fácil establecer un ranking de pasaportes atendiendo exclusivamente a las facilidades que ponen el resto de países a los ciudadanos que lo portan, los listados que intentan establecer cuáles son los más bonitos, o los más feos, difieren entre ellos como del día a la noche.

De hecho, en la actualidad casi todos han comenzado a seguir tendencias muy parecidas, por lo que apenas se utilizan leves variaciones sobre 4 colores, que son el rojo, el verde, el azul y el negro.

En el viejo continente, la mayoría de países han optado por el color borgoña, que podría definirse como un rojo vino, por lo que las únicas variaciones que se podrían valorar serían las correspondientes al diseño del nombre del país, las letras y el escudo correspondiente.

De hecho, países como España o Turquía han abandonado el antiguo verde de sus documentos para adaptarse a la tendencia europea.

Sin embargo, en los países árabes, y por cuestiones religiosas, muchos siguen manteniendo el color verde en sus pasaportes, ya que este era el preferido del Profeta Mahoma.

Por otro lado, muchos países caribeños han optado por quedarse con el azul, probablemente por razones de facilidad para la identificación de la procedencia del documento, o simplemente para asimilarlos con los de sus vecinos norteamericanos.

En nuestras antípodas, sobre todo en Australia y Nueva Zelanda, predominan los tonos oscuros, principalmente azul o negro.

El pasaporte español también es uno de los más valorados atendiendo a su diseño, el cual se califica como “elegante y moderno”.

Otro de los que obtienen mejores calificaciones es precisamente el de Nueva Zelanda, donde se indica el nombre del país en inglés y maorí, y se adorna con las típicas hojas de helecho, una de las imágenes más representativas de la nación.

También el pasaporte de nuestros vecinos en Portugal resulta uno de los preferidos, gracias a un diseño moderno y muy llamativo en el que se aprovechan los extremos de la portada y se deja libre el centro del documento, a diferencia de la gran mayoría.

Pero sin duda alguna, si hubiese un premio a la originalidad, este se lo tendría que llevar el gobierno de Noruega, ya que ha diseñado 3 variaciones distintas de sus pasaportes, los cuales están circulando en color blanco, salmón y azul celeste, una versión muy mejorada de otros más antiguos que figuraban en azul oscuro, blanco y un rojo demasiado chillón, exactamente igual al que utiliza en la actualidad Singapur.

Además de esto, el pasaporte noruego tiene sorpresa, ya que en el momento en el que pasa por la luz ultravioleta, desvela otro diseño alternativo en el que se plasma una aurora boreal, uno de los reclamos más turísticos del país.

Para finalizar, hemos dejado para el último lugar el pasaporte canadiense. Si bien la portada no es demasiado espectacular, el interior del mismo sobresale muy por encima de cualquier otro, ya que en el momento en el que se le aplica la luz ultravioleta desprende un derroche increíble de adornos y figuras, lo cual seguro que alegra el día al encargado de turno en la aduana.

Por útlimo, te queremos dejar con esta prueba.

Se trata del sello de entrada a un país. A ver si eres capaz de averigüar a qué nación corresponde.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario