Ex pilotos de Pan Am cobrarían indemnización por el atentado de Lockerbie

El 21 de Diciembre de 1988, el Boeing 747 de la compañía estadounidense Pan Am que cubría la ruta entre Frankfurt y Detroit se desintegraba en el aire tras una explosión a bordo, causando la muerte a sus 259 ocupantes y a otras 11 personas más en tierra.

La causa de la deflagración fue debida a una bomba escondida dentro de un aparato de radio que se encontraba en una maleta facturada en la bodega de la aeronave, la cual al explosionar provocó la separación de la cabina del resto del fuselaje, 38 minutos después de despegar desde el aeropuerto londinense de Heathrow.

Noticias de aerolíneas, Restos del Boeing 747 de Pan Am en Lockerbie

El vuelo 103 de Pan Am realizaba dos paradas durante el trayecto: una en Londres y otra en Nueva York.

Los restos del avión quedaron esparcidos en un radio de 130 km, siendo la pequeña localidad de Lockerbie la más afectada por el suceso, tras perder a 11 vecinos víctimas del impacto de distintas partes del fuselaje.

Noticias de aerolineas. Imagen de Lockerbie tras el atentado contra un Boeing 747 de Pan Am

El atentado ordenado desde Libia se convirtió en el mayor ataque contra civiles estadounidenses hasta el 11 de Septiembre de 2001, y fue investigado por la policía del concejo escocés de Dumfries y Galloway, asistida posteriormente por Scotland Yard, la CIA, y el FBI.

Aunque en un principio el régimen de Muamar el Gadafi se negó a entregar a las autoridades británicas a los dos acusados del atentado, tras las correspondientes sanciones impuestas por la ONU ambos fueron puestos a disposición de la policía escocesa el 5 de Abril de 1999, siendo juzgados posteriormente y declarándose culpable de los hechos a uno de ellos.

Se cree que la maleta que contenía el explosivo fue facturada dentro de un avión de Air Malta que volaba hacia Frankfurt, para posteriormente entrar en la bodega del 747 de Pan Am con destino a los EEUU. Aunque a día de hoy todavía hay muchas incógnitas en el aire sobre este asunto, las pruebas aportadas en juicio acabaron condenando al ex agente secreto libio Abdelbaset al-Megrahi como autor material de los hechos, una acusación que este negó hasta su fallecimiento en 2012 y por la cual su familia ha seguido presentando apelaciones.

Noticias de aerolíneas. Abdelbaset al-Megrahi responsable del atentado contra el Boeing 747 de Pan Am

Libia reconocía oficialmente el 15 de Agosto de 2003 su responsabilidad en el atentado, poniendo a disposición de los familiares de las víctimas un fondo de compensación de 1.100 millones de libras.

Sin embargo, un pequeño colectivo de pilotos de la desaparecida Pan Am llevan litigando contra Libia desde hace 26 años, solicitando ser reconocidos como víctimas indirectas de los hechos acontecidos sobre Lockerbie.

Tal y como defienden los abogados de estos ex empleados de Pan Am, el atentado provocó una reacción en cadena que finalizó con la declaración de quiebra de la aerolínea, y su posterior desaparición en Diciembre de 1991.

En su mayoría se trata de antiguos pilotos militares estadounidenses, los cuales tras prestar servicio en las Fuerzas Aéreas comenzaron a trabajar en Pan Am y contaban con aproximadamente 50 años de edad en la fecha del suceso.

Dado que la ley les obligaba a retirarse a los 60 años, tras el cierre de la aerolínea no pudieron volver a encontrar trabajo en ninguna otra compañía aérea, perdiendo definitivamente sus carreras, pensiones, y resto de beneficios sociales.

Del fondo de compensación aportado por Libia quedan todavía 15.5 millones de libras, una cantidad de dinero que mantiene bajo su custodia el Departamento del Tesoro de los EEUU.

En su momento, las autoridades judiciales norteamericanas negaron el acceso a este fondo a los pilotos demandantes, alegando que la desaparición de Pan Am se debió a otro tipo de factores, como la crisis económica que reinaba en aquella época en el país tras la primera guerra contra Irak

Noticias de aerolíneas. Presidente Bush en la guerra de Irak

Pero ha sido una Senadora republicana, Susan Collins, la que ha conseguido finalmente probar la relación entre el atentado, la cobertura mediática que se hizo del mismo, y la posterior debacle de Pan Am, llevando al Senado de los EEUU una propuesta de ley para que se indemnice a los que ella califica como “víctimas en vida de la tragedia de Lockerbie”.

Collins considera que los pilotos que perdieron absolutamente todo lo que tenían tras el cierre de Pan Am, tienen que ser indemnizados en la medida que les corresponde, proponiendo un máximo de 310.000 libras para cada uno de ellos o sus familias, ya que algunos han fallecido.

Según afirma la senadora, el ataque al avión de Pan Am fue la primera prueba palpable de la volatilidad del sector aéreo, en el que un hecho concreto, como posteriormente el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York, o más actualmente la pandemia provocada por el nuevo tipo de coronavirus, puede acabar con cientos de miles de puestos de trabajo de la noche a la mañana.

En estos momentos, la propuesta presentada se encuentra pendiente de votación por parte del Senado norteamericano, y una decisión favorable a la misma serviría para poner fin de manera definitiva a 26 años de lucha judicial, además de a uno de los ataques indiscriminados contra civiles más sanguinarios de la historia de la aviación.

Noticias Relacionadas

Airbus A380: El avión que estaba en el lugar y momento equivocados

El aeropuerto Tegel de Berlín cierra definitivamente sus puertas, Auf Wiedersehen

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?