HASTA 2.000 EUROS POR MUDARSE A ITALIA

Si estás leyendo este artículo tirado en tu cama, sin un trabajo al que acudir el Lunes y sin planes concretos para construir una vida en un futuro próximo, quizás puedas ser uno de los interesados en la oferta que ha llegado desde un pequeño pueblo de Italia.

Si tienes un trabajo en la actualidad, con el que no estás demasiado contento, vives ya en pareja o incluso has formado una familia y no te importaría el cambiar de aires y mudarte, podrías incluso optar a ayudas mucho más cuantiosas si decides trasladar tu residencia hasta la localidad de Candela.

Candela

Se trata de un pequeño pueblo de menos de 3.000 habitantes situado al Sur de Italia, en la región de Apulia y provincia de Foggia.

Vivió su mejor época a principios del siglo pasado, durante lo que se denominó como “los felices 20”, o “los años dorados”, en los que superó los 8.000 habitantes y era conocida como “la pequeña Nápoles”, haciendo alusión a la cercana ciudad italiana y a la cantidad de gente que se arremolinaba en sus estrechas calles.

Tal y como ha pasado también en muchos lugares del entorno rural español, en Italia muchos jóvenes optaron por salir de sus pueblos natales y buscarse la vida en las principales ciudades del país, donde una falsa apariencia de mayor riqueza y posibilidades de prosperar se convertían en las razones primordiales para abandonar el entorno familiar más tradicional.

Esto ha llevado a una muy preocupante desplobación de numerosos pueblos, que están empezando a ver peligrar su existencia en el futuro más próximo si no consiguen renovar la sangre de sus habitantes y atraer a nuevos vecinos que decidan apostar por una mayor calidad de vida.

Candela podría considerarse como un lugar idílico. Rodeada de bosques y colinas verdes, la palabra “estrés” no forma parte del vocabulario habitual de ninguno de sus habitantes.

La ausencia de tráfico por carretera o infraestructuras comerciales de importancia, mantienen la fama de esta zona, conocida como “el granero de Italia”, de tener uno de los aires más limpios que se puedan respirar.

Todo el pueblo ha sido reformado recientemente, gracias a los fondos que el ayuntamiento destinó para lavar la cara a las casas, calles y plazas que lo conforman, resaltando todavía un poco más el blanco de sus paredes con el verde del entorno.

Candela se encuentra muy cerca de regiones tan conocidas de Italia como la Campania, Basilicata y Molise, y a corta distancia de las famosas playas de la costa de Apulia. Se podría decir que está casi exactamente a medio camino entre Nápoles y Bari.

Principalmente, es conocida por la elaboración manual del tipo de pasta llamada Orecchietta, que toma su nombra de la forma de oreja que adquiere al ser doblada de manera artesanal e individual, y que ha pasado a formar parte de la gastronomía de medio mundo.

Nicola Gatta, alcalde de Candela, ha prometido no descansar hasta conseguir volver a aumentar el número de vecinos de su pueblo y para ello ha decidido tomar todas las medidas que estén en su mano para ayudar a establecerse no sólo a cualquiera que opte a trasladarse desde otro punto de Italia, sino que la oferta que ha lanzado al mundo incluye cualquier nacionalidad, con tal de que cumpla con los requisitos que ha dispuesto.

La oferta

Cualquiera que esté interesado en mudarse a Candela y optar a las ayudas que se han aprobado para los nuevos vecinos, debe de cumplir con los siguientes requisitos.

  1. Tiene que hacer efectiva su incripción en el censo local antes del próximo 31 de Diciembre de 2017.
  2. Tiene que presentar un contrato de alquiler de vivienda.
  3. Debe de desempeñar cualquier tipo de trabajo, con un sueldo anual que no sea inferior a los 7.500 euros.

A cambio de esto, los responsables del consistorio ofrecen las siguientes ayudas:

  • 800 euros en caso de tratarse de una sola persona.
  • 1.200 euros si se trata de un núcleo familiar de dos personas.
  • 1.500 euros si se trata de un núcleo familiar de tres personas.
  • 2.000 euros si se trata de un núcleo familiar de 3 o más personas.

El alcade de Candela, Nicola Gatta, afirma que también se ofrecerán rebajas muy importantes en todo tipo de impuestos y facilidades a la hora de acceder a servicios como el de guardería y atención médica.

Gatta ha recalcado la importancia de que aquellos que se trasladen a vivir a su pueblo tengan que realizar algún tipo de trabajo, ya que insiste en que no quiere atraer a personas que sólo estén dispuestas a vivir de ayudas públicas o la generosidad del resto de habitantes.

Hasta ahora, 6 familias ya se han mudado a Candela, y otras 5 han solicitado también el visto bueno de los responsables del ayuntamiento local.

Una de las personas que decidió mudarse hasta este lugar de Italia, Francesco Delvecchio, ha manifestado que “se trata de un sitio tranquilo, donde es posible disfrutar de los beneficios de una vida sencilla. Es muy fácil moverse y nunca te encuentras con multitudes para hacer cualquier cosa. Estamos muy cerca de enclaves muy conocidos del país, tanto de playa como de montaña, y podemos dormir tranquilos cada noche, sobre todo sabiendo que hace más de 20 años que no se produce un crimen en los alrededores”.

Antecedentes

No es la primera vez que se ofrecen ayudas de este tipo en Italia, y en muchas otras partes del planeta.

No hace demasiados años, en Australia se regalaban grandes terrenos a aquellos que estuviesen interesados en habitarlos y trabajarlos, con el fin de poblar las zonas más remotas del país. Hoy en día es casi imposible conseguir un permiso de residencia, salvo para profesionales jóvenes muy cualificados que estén interesados en vivir al otro lado del mundo.

En el país vecino, Nueva Zelanda, también se está incentivando la presencia de profesionales, sobre todo médicos, deseosos de comenzar una nueva vida y desarrollar su carrera profesional en un entorno tan natural como el del país de los kiwis. Para ello han decicido ofrecer muy importantes sueldos mensuales, a cambio de trabajar y residir en los lugares más aislados del país.

Este mismo año Italia también sorprendía al mundo cuando decidía deshacerse de gran parte de edificaciones históricas de propiedad gubernamental, traspansándolas a aquellos que estuviesen interesados en reformarlas y convertirlas en cualquier tipo de negocio o atractivo turístico.

La demanda fue tan grande que tuvieron que imponerse condiciones muy fuertes, con el fin de evitar que los más “listos” se pudiesen hacer con un patrimonio para luego venderlo sin llegar a cumplir las mismas, obteniendo un importante beneficio económico a cambio de nada.

La oferta que ha puesto el alcalde de Candela ahora mismo sobre la mesa quizás no sea la más elevada, económicamente hablando, pero sabemos que, tal y como ha dicho, harán los mayores esfuerzos para conseguir que los que se trasladen a vivir al pueblo no decidan volverse al poco tiempo, por lo que es muy probable que las ayudas de todo tipo crezcan próximamente.

Es razonable pensar que, con el fin de evitar un aluvión de solicitudes y sobre todo de atraer al tipo de persona equivocada, se estén ocultando otras ventajas que podrían hacer la vida en Candela muchísimo más fácil.

En todo caso, si estáis interesados en enviar vuestra solicitud, aquí os dejamos el enlace para acceder a la misma, recordando que debe de ser presentada antes de final de año:

“Bando nuovi Residenti”-per la concessione di incentivi pero chi trasferisce la residenza nel Comune di Candela.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario