IBERIA Y NORWEGIAN: LO QUE LA VERDAD ESCONDE

Dada la amplísima repercusión que este asunto ha tenido, tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación, hemos considerado dar otra vuelta de tuerca al mismo y facilitar datos concretos y documentados en relación con la actividad lowcost de estas compañías. Una vez más, tenemos que advertir que este artículo no está dirigido a todo el mundo: hay viajeros cuya única opción para poder trasladarse es utilizando los servicios de este tipo de aerolíneas, sin las cuales no podrían volar. Vaya por delante, una vez más, que nuestra única finalidad es conseguir fomentar y animar a todo el mundo para que inviertan en sus propias experiencias y se conviertan en viajeros, independientemente de la manera que consideren más adecuada para conseguirlo.

Advertencia:

  1. Si no te apetece leer la realidad de lo que se esconde detrás de las compañías lowcost, te recomendamos que dejes de leer este artículo ahora mismo. En nuestra sección de Países y Ciudades (aquí), encontrarás otro tipo de noticias y comentarios más amables.
  2. Antes de continuar leyendo, deberías haber visto los dos artículos anteriores, ya que vamos a comentar temas relacionados con ellos y de los que ya se habló. Si no lo has hecho, puedes acceder al primero desde aquí, y al segundo desde aquí.

En primer lugar deberías saber que desde Turama hemos solicitado entrevistarnos tanto con Iberia (Level), como con Norwegian, con el fin de comentar todo lo publicado, aclarar conceptos que hemos expuesto con anterioridad, y poder averiguar datos que no se están facilitando. En principio, parecía que existía una buena disposición por parte de ambas, pero finalmente han considerado más adecuado no decir nada. Sus razones tendrán…

El revuelo comenzó cuando Norwegian anunció sus nuevas rutas hacia América desde el aeropuerto de El Prat (Barcelona), con precios lowcost y vuelos directos. El grupo IAG, propietario de Iberia, entre otras compañías, saltó como un resorte y creó una marca llamada “Level”, con el fin de operar idénticas rutas a precios, si cabe, todavía más reducidos. El porqué de esta maniobra, teniendo ya otras aerolíneas de bajo coste en el grupo, como Iberia Express o Vueling, tiene una serie de explicaciones bastante poco halagüeñas respecto al futuro que le puede esperar a Iberia. Apuntamos también que IAG, sin embargo, cuida y mima a otra de sus empresas del grupo, British Airways, la cual no sufre recortes de ningún tipo y mantiene un nivel de atención al pasajero con el que no cuentan las aerolíneas españolas.

Después de una especie de amago de subasta entre las empresas del grupo para ver quién se hacía cargo del “marrón” de Level, se adjudicó el mismo a Iberia, que volará los dos aviones que, en principio, había comprado la propia Iberia en el año 2015 para su flota, de un pedido total de 3 que se deberían entregar este año.

Se está lanzando en todos los medios una enorme campaña publicitaria, que comenzó con anuncios en los que se vendía un vuelo desde Barcelona a Los Angeles por 99 €. Posteriormente se aclaró el mismo, indicando que se trataba sólo de la ida. La campaña prosiguió con ofertas en las que ya se leía que los vuelos eran por un precio “desde” 200€. Ahora mismo, la última publicidad que hemos recibido de Iberia, indica que es posible obtener billetes desde Barcelona a Los Angeles por importe de “desde” 418€.

En nuestro primer artículo ya indicábamos las restricciones que tendrán que asumir los viajeros que hayan obtenidos los billetes más baratos, entre las que se encuentran:

Comida

La comida y bebida es un extra que hay que pagar a mayores. Estamos hablando de un vuelo de más de 13 horas, sobre el cual algunos de nuestros usuarios y seguidores han indicado que no tendrían ningún problema con este asunto, ya que se traerán sus provisiones desde casa. Sólo aclarar que, como todos sabemos, no está permitido embarcar con botellas de líquidos que superen los 100ml, por lo que la opción de traerse la bebida no es viable. En cuanto a la comida, habrá que tener cuidado de lo que se pretenda meter en el avión y cómo. Sólo está permitido un bulto en cabina, de las dimensiones que se indican en el propio billete, por lo que tampoco se podrá optar a llevar otras bolsas (puedes ver el vídeo donde se expulsa a una pasajera, de un vuelo de Ryanair,  por llevar una bolsa con un poster, aquí). Si se tratase de un vuelo dentro del espacio comunitario, no habría restricción alguna en cuanto al transporte de alimentos en el equipaje de mano, que no sean las propias limitaciones de la compañía, pero hablamos de un viaje a EEUU, que tiene sus propias normas y regulaciones sobre este particular. Queremos recordar que se han sucedido las denuncias por parte de usuarios al TSA estadounidense, por su excesivo celo a la hora de restringir el embarque de ciertos alimentos y medicinas. El último más sonado ha sido prohibir a una madre llevar la leche materna correspondiente para alimentar a su hijo durante el vuelo (puedes ver el vídeo aquí).

Maletas

Como indicamos, si se pretende facturar una maleta, habrá que pagar el extra correspondiente, con lo que, poco a poco, los precios “lowcost” siguen aumentando. Si pretendemos mantener las tarifas más bajas, habrá que llevar la cantidad de ropa que pueda caber en una maleta de mano. Recordar también que otro tipo de productos, como los de higiene personal del tipo espumas, champús, o geles, no pueden superar los 100ml, para poder volar en la cabina. Muchos de nuestros seguidores también nos comentaron que renunciarán a la ropa y otros enseres, y se harán con ella en destino. Al fin y al cabo, lo que no pagas en un sitio, lo acabas pagando en otro, y además no te lo puedes traer de vuelta (salvo abono del extra correspondiente).

Los amables y simpáticos operarios del aeropuerto de Los Angeles, nos han advertido que no intentemos facturar equipaje alguno protegido con candados, envoltorios de seguridad, o cualquier otro medio de protección. Literalmente, nos comentan que cualquier maleta sospechosa que no pueda abrirse para inspección, será “explotada” como medida de seguridad. Tenerlo en cuenta si no quereis ver vuestra ropa interior por los aires.

Entretenimiento

Un detalle que podría pasar desapercibido, pero que considerando que vamos a estar casi 14 horas dentro de un avión, al final es básico y fundamental para no enloquecer. El entretenimiento de a bordo, como no, sólo estará incluído previo pago del extra correspondiente. Una vez más, muchos de nuestros seguidores plantearon la idea de llevarse tablets con múltiples películas descargadas. Recordar a aquellos que no lo sabían, que si las autoridades fronterizas deciden revisar vuestros dispositivos móviles, pueden hacerlo. Incluso se están leyendo las conversaciones por whatsapp, por lo que se habrá de tener especial cuidado con el contenido multimedia que llevemos encima. Por otro lado, EEUU ha comenzado una nueva moda de prohibir las tablets en vuelos desde determinados países. Si bien la mayoría de aerolíneas, de cara al público general, cuestionan esta normativa, internamente saben que les puede beneficiar enormemente, ya que si finalmente se penalizan estos dispositivos, no habrá manera de ver algo dentro de un avión que no sea accediendo al entretenimiento de pago. Por último, compañías como Qantas llevan ofertando desde hace tiempo tablets gratuitas con contenido de todo tipo, para todos sus vuelos en los que los aviones no disponen de pantallas individuales, y Qatar Airways ha anunciado que quiere hacer lo mismo próximamante.

Asientos

La reserva previa de asiento también es un extra que hay que abonar a mayores. Nos han pasado incidencias surgidas a raíz de la imposibilidad de garantizar sitios para menores al lado de sus padres. Desde Level se informa indicando que su programa intenta siempre acomodar a los menores de edad al lado de sus padres, pero que en casos en los que el vuelo tenga un volumen importante de ocupación ( o sea, todos…), no se puede garantizar dicha opción, por lo que recomiendan pagar los extras correspondientes y reservar los asientos con anterioridad.

Recordamos también que los últimos asientos del avión han sido añadidos a mayores para aumentar la ocupación y reducir el tamaño entre filas, y se ha prescindido del baño en la cola del aparato, cuya utilidad rebajaba las colas en la mitad del avión y daba servicio a los pasajeros más alejados de las alas. Las buenas noticias no acaban ahí: esos asientos no son reclinables, así que mejor no tener problemas de espalda, pero bueno, como nos han comentado muchos seguidores…es una lowcost ¿no?…no vamos a pedir mucho más.

Manta y almohada

Seguimos con lo mismo, es una lowcost y no se puede tener todo…¿o sí?…mantas y almohadas son reutilizables y creemos no se debería cobrar extra por su uso, ya que pueden ser utilizadas por otros pasajeros, pero no, no es así. Dado que después de cada vuelo deberían limpiarse, doblarse, y meterse en una bolsa protectora de plástico, si se restringe su uso se ahorran todos los gastos derivados de estas operaciones necesarias para mantener un nivel higiénico adecuado, así que ya sabéis.

De todas formas, Iberia/Level sabe que no van a ser muchos los pasajeros que se resistan a su agresivo programa de venta a bordo, y la mayoría de los que han pagado los billetes más baratos, antes de llegar a la mitad de trayecto, acabarán comprando comida, o películas, o una almohada para poder descansar en condiciones. Esto lo comprobaremos fácilmente durante el Verano. Veremos al final cuánto han pagado realmente por volar lowcost.

Por si alguno todavía envidiaba la vida bohemia de los tripulantes de cabina, recordar una vez más que, según el convenio colectivo de Iberia, publicado en el BOE, después de 3 años puedes acceder a un sueldo bruto de…400 €. Eso sí, no nos olvidamos, en el caso de que superes las 72 horas de vuelo podrás llevarte una prima de … 172 €. Con esto y el acceso a dietas y demás pluses, podrás, con suerte, completar un sueldo mensual aproximado de 1.000€. Las vacantes para prestar servicios en Level están abiertas, por lo que todos aquellos interesados, ya saben a dónde tienen que enviar sus solicitudes. Sólo hay que renunciar a dormir por las noches en tu casa.

Todas estás compañías lowcost sólo intentan emular a la reina, Ryanair, inventora de conceptos desconocidos hasta el momento, como la obligatoriedad de que el personal compre sus propios uniformes a la empresa, o tenga que pagar por sus cursos de reciclaje. Sin duda, la contratación de pilotos por medio de brokers, y no directamente a través de la propia aerolínea, ha sido una gran contribución al mundo empresarial en su conjunto: fácil de contratar, y más fácil todavía de despedir. Ni siquiera una bolsita antimareo en los bolsillos de los asientos de plástico, básicamente porque no hay bolsillos, y así tampoco hay nada que limpiar (en teoría). En caso de mareo, hay que venir vomitado de casa.

Pero sin duda, lo que más prurito da a Ryanair son los sindicatos. Esto de pedir y solicitar mejoras laborales no genera ganancias, así que mejor se evita. De esta manera debió pensar nuestra segunda invitada, Norwegian, con casi 700 trabajadores que componen su plantilla en España, dividida en 6 centros de trabajo.

Tal y como consta en sentencia del Juzgado de lo Social número 5 de Málaga, se ha declarado la existencia de vulneración del derecho a la libertad sindical de la Unión Sindical Obrera (USO) por parte de Norwegian Air Resources, condenando a esta empresa a cesar en su actuación de injerencia en el proceso electoral sindical (el cual tuvo que ser suspendido), y al abono de 10.000 € (pues leerlo aquí).

Pero este es sólo uno más de los muchos varapalos que, afortunadamente, se está llevando esta aerolínea en su intento de emular al gran gigante irlandés. Consta el pago de cuantiosas multas por fraude en contratación temporal a través de la empresa Adecco, y posterior cesión ilegal de los trabajadores, en el año 2014, y además:

  • despidos en plena Navidad de 2014, declarados improcedentes, a pesar de que Adecco los denominaba como “no renovaciones”, teniendo que pagar las indemnizaciones correspondientes.
  • regularización de las bases de cotización a la seguridad social de sus trabajadores, tras la denuncia a Inspección de Trabajo por no cotizarse las dietas locales, lo cual incrementa la compensación en variables en vacaciones y pago a las embarazadas durante su baja.
  • reconocimiento por parte de la Inspección de Trabajo de una nómina traducida al español (manda narices…).
  • denuncias en inspección de trabajo en 4 de las 6 bases de las que consta la aerolínea, por la negativa de la empresa a poner a disposición de los representantes legales de los trabajadores los locales de reuniones estipulados por ley para poder ejercer sus funciones.

En fin, lo curioso del tema es que hay una multitud de usuarios que piensan que este tipo de empresas van a hacer por ellos lo que no hacen por sus propios trabajadores. Aquí nos remitimos a las palabras de Richard Branson, empresario y propietario de Virgin Airways, el cual afirmó que no necesitaba invertir demasiado en publicidad externa y prefería hacerlo en sus propios empleados, ya que si estos mantenían unos niveles de felicidad aceptables, serían su mejor propaganda de cara al público. Importante diferencia con el mesías irlandés propietario de Ryanair, que está intentando (y puede que consiga), entre otras:

  • eliminar el derecho a huelga.
  • pagar por utilizar el baño.
  • volar con un solo piloto.
  • retirar reposabrazos.

A día de hoy ya de todos es sabido el ránking que estableció entre pilotos para ver quién gasta menos combustible, y las primas por aterrizar sea como sea (puedes ver vídeo aquí).  Entre algunas otras joyas y preguntado sobre por qué se cobraba un extra de 60 € por no imprimir la tarjeta de embarque en casa, O´Leary contestó de esta manera: “Pensamos que deberían de pagar esos 60 € por ser tan estúpidos…”.

Ahora, cuando alguien se haga con los billetes más económicos de cualquiera de estos viajes ofertados para este Verano desde El Prat, o cualquier otro derivado de una aerolínea lowcost, debería saber que el importe que ha ahorrado en su ticket, respecto al precio en otras empresas, realmente se lo ha pagado el personal de la lowcost, a costa de los recortes en sus sueldos y condiciones laborales. Nada de esto es gratis, lo que no se consigue por un lado, tiene que conseguirse por otro. El empleado se mantiene con unas condiciones absolutamente precarias y los sueldos más bajos imaginables, y el cliente no recibe la atención, el trato, y las comodidades a las que tendría derecho si fuese algo más exigente. La empresa siempre gana, de todas formas.

Desde Turama, lo único que nos importa es mantener informados a nuestros seguidores y usuarios. Hemos entrado en una peligrosa dinámica de crearnos grandes enemigos, pero creemos que prima la sinceridad y llamar a las cosas por su nombre. Aunque nuestra página es totalmente gratuita, todos los mensajes de ánimo y felicitación recibidos nos permiten ver que quizás lo que habría que valorar, por encima de todo, es a la gente, antes que al dinero. Creemos que volar es un derecho como otro cualquiera, y también creemos que es posible hacerlo a unos precios razonables, sin tener que renunciar a muchos factores, no sólo relativos a la comodidad, sino también al trato al cliente y la seguridad.

En todo caso, nos alegramos por todos aquellos que vayan a ver sus sueños cumplidos, y puedan disfrutar de unos días de descanso al otro lado del charco. Sólo esperamos que todos nos contéis vuestras experiencias en nuestra página web.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario