Las 40 personas rescatadas en Gran Canaria tendrán que pagar los gastos

Así es, las 40 personas que en el día de ayer se saltaron las barreras que habían puesto las autoridades del Cabildo para evitar que el público pudiese acceder a la Cumbre de Gran Canaria, tendrán que abonar de su bolsillo todos los gastos generados por su rescate y traslado a Cruz de Tejeda.

El Vicepresidente del Cabildo, Angel Víctor Torres, ha confirmado hoy mismo que todos los rescatados serán sancionados administrativamente y tendrán que abonar el coste de la operación llevada a cabo por las autoridades de la isla.

Debido a las condiciones climatológicas en la Cumbre, se decidió cerrar los accesos a la misma para evitar problemas mientras no mejorase la previsión meteorológica. Sin embargo, varias personas deseosas de disfrutar de la nieve y el paisaje invernal, abandonaron sus coches en los arcenes e hicieron el trayecto a pie por la carretera.

Al acercarse la noche las temperaturas en la zona bajaron de manera muy notable, lo que unido al cansancio acumulado en la subida, hicieron que 40 personas, entra las que se encontraban un bebé trasladado en su silla, varios niños, dos embarazadas y ancianos con problemas de salud, no pudiesen completar el camino de vuelta y declararan la emergencia solicitando su urgente salida.

A las 20:15 horas de ayer se tuvo que iniciar la operación de rescate, con el traslado de dos menores y las dos mujeres embarazadas, desde la Degollada de Becerra a la Cruz de Tejeda. Uno de los atrapados requirió ser conducido en ambulancia.

Hay que recordar que el acceso estaba debidamente cerrado, dado que la lluvia, el granizo y las heladas registradas pueden provocar peligrosos deslizamientos y colapsos, por lo que las autoridades pidieron la colaboración de los ciudadanos para que no subieran hasta la Cumbre hasta que se pudiese certificar su seguridad.

Además, se aseguró que una vez las condiciones lo permitiesen, se haría todo lo posible para facilitar el ascenso, con el fin de que todo aquel que quisiese hacerlo pudiese disfrutar de la nieve caída durante estos días.

La medida anunciada en la mañana de hoy por el Vicepresidente Angel Víctor Torres ha sido muy comentada durante todo el día, levantando ciertas críticas por parte de algunos, pero también numerosas muestras de apoyo.

Aquellos que no comparten la medida aluden a la condición de los que se vieron involucrados en este asunto, personas muy jóvenes, niños y ancianos, además de reiterar la obligación de vigilancia de las autoridades en este tipo de casos.

Esta incidencia llega pocos días después del caos surgido en la autopista AP-6, en el que miles de usuarios de la misma se vieron atrapados por la nieve y tuvieron que esperar más de 18 horas hasta poder ser auxiliados.

Precisamente a consecuencia de lo ocurrido, se exigieron responsabilidades a la concesionaria y también al propio ministerio, por lo que muchos afectados han iniciado trámites legales para solicitar una indemnización por los perjuicios sufridos.

En el caso que nos ocupa, por contra, las autoridades habían hecho especial hincapié a la hora de avisar del peligro que había surgido a raíz de las últimas nevadas, encargándose de bloquear los accesos en coche hasta la Cumbre.

Tenemos que recordar también que esta práctica es común en la gran mayoría de lugares que sufren el mismo tipo de incidencias durante el Invierno.

De hecho, en países como Noruega, Finlandia y especialmente en Islandia, si la situación que provoca la intervención de las autoridades deriva de una negligencia de los afectados, estos son obligados al abono de los gastos que se hayan generado, los cuales suelen ser muy cuantiosos, sobre todo si tienen que intervenir medios aéreos.

Al mismo tiempo, la práctica totalidad de compañías de seguros que cubren los daños de los vehículos que alquilan los turistas en estos países, no atienden las reclamaciones derivadas de accidentes si el conductor ha hecho caso omiso a las recomendaciones de seguridad emitidas por los organismos competentes. De este modo, numerosos turistas que se quedan atrapados en la carretera durante las nevadas más fuertes, son obligados al abono de todos los gastos que conlleve su rescate.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario