LAUDAMOTION, LA NUEVA TOMADURA DE PELO DE NIKI LAUDA

Cuando todos los damnificados por el cierre de la aerolínea Niki todavía están que echan humo, recordando las malas maneras con las que se llevó a cabo la operación que acabó con la compañía, una vez más (y ya es la tercera) Niki Lauda vuelve a resucitar su empeño por erigirse como empresario de éxito dentro del sector aéreo.

Mientras los máximos responsables de Niki ya conocían el triste final que esperaba detrás de la esquina a la compañía, estos decidieron seguir vendiendo billetes como si nada, bajo la esperanza de poder alcanzar un acuerdo para poder pasar a formar parte del grupo Lufthansa. La Unión Europea, temerosa del monopolio que podría disfrutar la compañía aérea bandera alemana, prohibía dicha operación y Niki pasaba entonces a la palestra continental como un plato apetitoso a ser engullido por alguna otra aerolínea más poderosa.

IAG, el grupo empresarial madre de Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus, entre otras, pudo haberse llevado el gato al agua, pero en una maniobra torpe prefirió esperar a la declaración de quiebra de Niki para hacerse con ella.

Esta mala decisión comercial propició que Niki Lauda se llevase el expediente de quiebra a casa, esto es, de Alemania a Austria, consiguiendo desde allí recomprar su propia compañía, la cual ha rebautizado como Laudamotion.

Un pequeño (y bastante cutre) trabajo de pintura, unos destinos veraniegos muy mal escogidos, y de nuevo los aviones de Niki estarán surcando los cielos europeos en los próximos días, mientras aquellos a los que todavía no se les ha devuelto el dinero de sus billetes tras el cierre de la empresa, mirarán con ojos de asombro la estampa.

Futuro muy incierto

Lauda no ha hecho más que repintar ligeramente sus antiguos aviones y ponerlos a volar cuanto antes, sin apenas haber tenido tiempo de planificar a conciencia el Verano 2018. Básicamente, se ha limitado a preparar una reedición de Niki, lo cual le puede volver a salir muy caro.

En primer lugar, Laudamotion ya no cuenta con ningún paraguas protector, tal y como tuvo Niki con AirBerlin durante muchos años. Ahora está sola ante el peligro y con una fortísima competencia que va a hacerle la vida imposible en casi todas sus rutas.

Por aquello de apoyarse en otras aerolíneas para poder hacer algo más de fuerza, Laudamotion se ha aliado con Thomas Cook, un fuerte grupo empresarial inglés que le ayudará a vender billetes y a organizar la plantilla de trabajadores. Veremos cuánto dura esta alianza estratégica.

Por otro lado, Niki Lauda ha expresado su deseo de alquilar aviones a Eurowings, en el formato wet-leasing, a lo que los directivos de Lufthansa estarían dispuestos si se les pone una oferta definitiva encima de la mesa durante los próximos días.

Si esto no llegase a ocurrir, Lufthansa ha manifestado que ya no habrá tiempo para reorganizarse antes del Verano, por lo que Laudamotion tendría que buscarse otras aerolíneas dispuestas a dejarle aviones.

Mucha competencia

Las prisas por volver a volar cuanto antes han hecho que Niki Lauda se meta de lleno a competir directamente con varias de las aerolíneas más fuertes del momento, lo cual no puede ser presagio de nada bueno.

En la mayoría de las rutas que operará en breve, Laudamotion tendrá que luchar cara a cara con al menos 4 compañías, una tarea que en principio vemos ardua y bastante complicada.

De entre todas las aerolíneas que van a hacer la competencia este Verano a Laudamotion nos quedamos con 3: Norwegian, Eurowings y Easy Jet. Todas ellas han despuntado durante el 2017 y han logrado fortalecerse en su sector, cosa que Niki no pudo hacer. ¿Podrá conseguirlo ahora Laudamotion?.

Laudamotion pondrá especial énfasis a los destinos de islas, principalmente en España. La mayoría de rutas serán operadas entre 1 y 3 veces a la semana, excepto las que vuelan a Palma de Mallorca, que probablemente se mantengan todos los días. La capital Balear será el destino estrella de Laudamotion.

Niki Lauda ha decidio volar a Palma desde Basilea, Berlin Tegel, Colonia, Düsseldorf, Frankfurt, Graz, Hannover, Inssbruck, Linz, Salzburgo, Sttutgart, Viena y Zúrich. Salvo en el aeropuerto de Inssbruck, en el resto se va a tener que ver las caras con EasyJet, EuroWings, TUI Fly y Condor en Alemania, Eurowings en Austria y Edelweiss en Suiza.

Dejamos en el aire la posible competencia a la que también se podría sumar Vueling si, tal y como anunció el CEO de IAG, Willie Walsh, finalmente se decide aumentar la presencia de la lowcost española en Austria.

Además, desde el aeropuerto de Berlín Tegel, Laudamotion tendrá que luchar contra Germania y EasyJet en la ruta a Palma, a las que probablemente se una Ryanair. Estas tres últimas también vuelan a Mallorca desde el aeropuerto berlinés de Schonefeld, lo cual hace que veamos todavía más complicado el papel de la “nueva” Niki.

Ryanair está dispuesta a aplastar a Laudamotion en sus rutas hacia las islas españolas desde el aeropuerto de Frankfurt (donde también estará presente Lufthansa), Colonia y Düsseldorf, mientras que la también poderosa Norwegian hará lo propio desde esta última ciudad y también desde Hannover.

En la misma ruta pero desde Basilea, esperan impacientes a Laudamotion las aerolíneas Edelweiss, Germania, Swiss y la propia Vueling, que como apuntamos antes podría también establecerse en Austria.

Esto sólo es un pequeñísimo ejemplo de lo que le espera a la nueva aerolínea de Niki Lauda este Verano.

En nuestra opinión, Laudamotion va a cometer exactamente los mismos errores que llevaron a la quiebra a AirBerlin y a Niki. Ojalá estemos equivocados, pero de una u otra forma en muy poco tiempo vamos a salir de dudas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario