Los 5 pecados capitales que están cometiendo las compañías aéreas

El recrudecimiento de la pandemia y el aumento en las restricciones al libre movimiento de ciudadanos aprobadas por la mayor parte de países, han empeorado muy notablemente las previsiones de las compañías aéreas para las temporadas de Otoño e Invierno.

La semana pasada, se estaban realizando a nivel mundial el 51% de las operaciones aéreas que se habían culminado en el mismo periodo del 2019, lo que da una idea de la magnitud del bache por el que está atravesando el sector.

Noticias de aerolíneas. Aeropuerto de Los Angeles prácticamente vacío.

Durante los pasados meses de Julio y Agosto se experimentó un leve incremento en la cifra de vuelos y de pasajeros transportados, un espejismo que finalizaba el día 31 de Agosto para comenzar un descenso en picado en el número de reservas de billetes.

Como resulta obvio, la irrupción del nuevo virus no es un factor achacable a las aerolíneas, pero también es evidente que no todas están actuando de la misma manera para hacer frente a sus consecuencias.

Hay 5 pecados capitales que lastran de manera preocupante la recuperación del sector, y que sumados a un futuro inmediato especialmente incierto, ponen en muy serio riesgo la viabilidad de un gran número de compañías aéreas.

No devolver el dinero a sus clientes

Cuando durante la Primavera pasada IATA recomendó a sus afiliadas no reembolsar a los pasajeros afectados por cancelaciones el importe de sus billetes, desde Turama ya adelantamos que esta medida se iba a convertir en el mayor obstáculo futuro para recuperar la confianza de los usuarios del transporte aéreo.

Actualmente, buena parte de las aerolíneas deben ingentes cantidades de dinero a sus pasajeros, que se niegan a reembolsar ofertando a cambio un voucher para utilizar en vuelos futuros.

Noticias de aerolíneas.

Noticias de aerolíneas. Compañías aéreas se niegan a devolver el dinero a sus clientes.

Ante la increíble y bochornosa permisividad de los gobiernos europeos, las mismas compañías que mantienen ilegalmente en su poder el dinero que pertenece a sus clientes, pretenden al mismo tiempo que estos sigan haciendo reservas.

Como era de esperar, las aerolíneas que están poniendo más problemas para formalizar los reembolsos, ahora son incapaces de volver a vender billetes, y en algunos casos no sólo se atreven a culpar de ello al coronavirus, sino que además exigen cuantiosos rescates pagados con dinero público para poder seguir operando.

No facilitar los cambios

Otro de los obstáculos más grandes con los que se están encontrando muchos pasajeros, es la dificultad para hacer cambios en las reservas o en vuelos que están cancelados, o en riesgo de ser cancelados.

Mientras que algunas compañías decidieron de manera definitiva eliminar todas las penalizaciones que se cobraban a sus clientes a la hora de hacer modificaciones en sus reservas, incentivando además que estos pudiesen disfrutar de una enorme flexibilidad, otras se han dedicado a obstaculizar de todas las maneras posibles cualquier posibilidad de cambio.

Aerolíneas de los EEUU, o de Oriente Medio, permiten a día de hoy cambiar fechas, ciudades de origen y de destino, en cualquier momento y sin tener que abonar ningún tipo de extra, mientras que al otro lado del Atlántico sólo se autoriza si existe un aviso por escrito emitido por el gobierno del país en cuestión no recomendando viajar a un lugar en concreto del planeta.

Noticias de aerolíneas. United elimina las tasas por cambios en las reservas

 

En una situación de incertidumbre absoluta como la que estamos viviendo, la única manera de llamar la atención de los futuros pasajeros es dar libertad absoluta para que estos puedan rehacer sus planes, en caso de verse afectados por cualquier complicación, y no pretender sacar aún encima una tajada económica de ello.

Programar vuelos inexistentes

Lo explicaba especialmente bien hace apenas un par de días el CEO de United Airlines, Scott Kirby.

Noticias de aerolíneas. Scott Kirby, CEO de United Airlines

Todas las aerolíneas están programando vuelos que saben que no van a poder operar, con el fin de disponer de una medida del nivel de demanda esperado para una ruta en concreto.

No sólo se trata de una práctica muy discutible desde una perspectiva legal, sino que además si se suma a los dos puntos anteriores (no reembolsar y no facilitar los cambios), podría incluso rozar la definición técnica de la palabra “estafa”.

Se puede llegar a entender, hasta cierto punto, que las aerolíneas tengan que hacer esto para poder seguir operando, siempre y cuando luego se responsabilicen de manera adecuada de los clientes afectados.

Si sólo se pone en práctica como un medio más para hacer caja, podríamos estar hablando de un escándalo sin precedentes dentro del sector.

Falta de homogeneidad

Lo que se necesita en estos momentos son criterios claros, homogéneos, y adecuados.

Carece de sentido y crea un clima de indefensión e inseguridad absoluta para el pasajero, el hecho de subirse a un avión donde la aerolínea obliga a todos sus ocupantes a respetar unas normas sanitarias concretas, como la utilización de mascarillas sanitarias, para embarcar posteriormente en otro donde una compañía diferente hace la vista gorda ante la misma situación.

Viajar en avión es seguro, siempre y cuando los ocupantes de la cabina sean conscientes de que tienen que cumplir con lo establecido de manera rigurosa. 

Noticias de aerolíneas. Pasajeros con mascarilla dentro del avión.

No es de recibo que unas aerolíneas obliguen a utilizar mascarillas y otras no, que unas dejen asientos libres en la cabina y otras no, que unas desinfecten sus aviones después de cada vuelo, y otras no.

Si algunas compañías demuestran un grado de permisividad mucho más elevado que otras, el pasajero al final se queda en un limbo legal que finalmente le lleva a evitar el tener que hacer uso del transporte aéreo, ya que no sabe con lo que se puede encontrar cuando se suba a un avión.

No proponer alternativas

Tal y como llevamos contando en Turama desde el comienzo de la crisis, algunas aerolíneas han adoptado una posición proactiva ante la avalancha de problemas con los que se han encontrado.

Desde organizar vuelos “a ningún sitio”, a vender productos de todo tipo, comercializar tours por el interior de sus aviones e instalaciones, hasta vender comida a distancia o montar un restaurante temático, un buen número de compañías están poniendo toda la carne en el asador para mantener vivo el vínculo que las une con sus clientes potenciales, además de poder hacer caja gracias a ello.

Noticias de aerolíneas. Vuelos a "ningún sitio".

Mientras que estas aerolíneas se estrujan la cabeza para innovar su oferta, proponer distintas opciones a sus clientes, y sacar dinero hasta de debajo de las piedras, la gran mayoría han preferido mantener un perfil bajo y asumir una posición pasiva, a la espera de recibir subvenciones que puedan garantizar su viabilidad, al menos durante unos meses.

No es bueno para ningún negocio, y mucho menos para la aviación comercial, el anunciar a bombo y platillo que se está al borde de la quiebra, algo que no ayuda precisamente a vender billetes.

Noticias Relacionadas

Noticias de turismo. Los Gigantes, costa Sur de Tenerife

Canarias suma y sigue: Triple castigo para las Islas

Noticias de aerolíneas. Noticias de aviones. Accidente de Iberia en monte Oiz.

Tragedia en el Monte Oiz, ¿Accidente o atentado?

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?