Los mejores destinos para Fin de Año

Mientras algunos celebran la llegada del nuevo año en sus propias casas, o en las de sus familiares y amigos, agarrados a la botella de champagne y viendo las actuaciones musicales que todas las cadenas de televisión han pregrabrado durante el Verano (dónde han quedado los especiales de Martes y Trece…), otros se aventuran a salir a la calle para acudir a diversas fiestas, algunas privadas y otras abiertas a todo el mundo.

En un país en el que cada año hay que repetir obligatoriamente y hasta la saciedad, la diferencia entre los cuartos y las campanadas, es difícil romper tradiciones, pero esta vez lo vamos a intentar.

Aquí te presentamos las mejores fiestas y celebraciones de fin de año de todo el planeta, después de las de tu ciudad claro, por si estás valorando la idea de tomarte las uvas lejos de casa.

Sydney

No hay color. Sydney es el mejor lugar para celebrar la salida y entrada de año.

No sólo es que se trate de una de las ciudades más bonitas del mundo, al menos en lo que a su bahía se refiere, o que las temperaturas veraniegas inviten a salir a la calle, es que además hablamos de uno de los espectáculos pirotécnicos más impresionantes que hayas visto.

Los fuegos artificiales desde la bahía de Sydney se retransmiten por televisión a todo el país y, por si no lo sabías, el ahora mega famoso actor australiano Hugh Jackman, comenzó su carrera precisamente comentándolos en directo para una de las cadenas nacionales.

La fiesta se vive tanto en tierra, como en el agua, gracias a la multitud de pequeñas embarcaciones que se acercan hasta las inmediaciones del famoso puente, situado justo al lado del edificio de la ópera, el más emblemático de toda Australia.

Aquí se bebe y se canta mucho, pero sobre todo lo primero, así que te aplicas el refrán que dice “donde fueres haz lo que vieres”, o plantéate una retirada a tiempo a tu hotel.

Otra alternativa, muchísimo más cara, es alquilar una habitación en alguno de los hoteles cercanos a la bahía, que te permitirán apreciar todo el espectáculo de manera totalmente privada.

En este último caso, te avisamos que las reservas se suelen hacer con muchos meses de antelación, y los precios son escandalosamente altos.

Lo mejor es bajar a la calle e imbuirse en el espíritu festivo.

Berlín

Bastante más cercana que Sydney e igual de divertida, pero eso sí, probablemente con temperaturas bajo cero.

Para arreglar el problema del frío hay dos opciones: la primera y más evidente es disfrutar de las buenísimas cervezas que se ofrecen en la ciudad, lo cual es probable que tenga efectos secundarios que te harán olvidar la sensación gélida.

La segunda es participar en la carrera Berliner Silvesterlauf, en la cual puedes escoger entre correr 2, 4, 6, 8, 10 ó 15 km.

La gracia de esta competición, que comienza en Grunewald, es precisamente que no se trata de una competición. La gran mayoría de participantes acuden disfrazados de cualquier cosa y su única pretensión es pasarlo lo mejor posible.

Posteriormente, a medianoche, la mayor parte de la gente se reúne alrededor de la Puerta de Brandemburgo, donde también hay un espectáculo de fuegos artificiales que vale la pena ver.

Para aquellos que prefieren un poco menos de desmadre, se recomienda mejor acudir a Teufelsberg, o a Viktoriapark. Desde ambos puntos también es posible ver el show pirotécnico y seguramente estén menos abarrotados de gente.

Goa

Probablemente, el más exótico de todos los destinos para el día de fin de año.

Esta población india ofrece una fiesta llena de color y en plena playa, en la que te verás bailando rodeado de pequeños farolillos colgados en cada palmera.

Los mejores y más espectaculares saris son aprovechados para dar la bienvenida al nuevo año y las celebraciones pueden prolongarse hasta bien entrado el día.

Lamentablemente, cada año parece que más asistentes cruzan la tenue línea que existe entre la diversión y el desmadre, por lo que recomendaríamos alejarse lo máximo posible de Anjuna y quedarse en la zona de Palolem, donde hay mejor ambiente y las fiestas privadas ofrecen una mayor seguridad.

El primer día de año, se puede viajar hasta Agonda, donde son tradicionales las clases de yoga y otras actividades dedicadas a purificar el espíritu. Hablando claro, es el mejor lugar de la zona para pasar la resaca.

Kho Phangan

Hablando de fiestas en la playa, Tailandia es uno de esos países que las celebran a lo largo de todo el año, pero sin ninguna duda la mejor de todas es la del día 31 de Diciembre en Kho Phangan.

Muchos ya habréis oído hablar de la fiesta de la “full moon” que se celebra en este mismo lugar. En vez del típico cotillón al que estamos acostumbrados, aquí se compra todo el pack para disfrutar del evento en pequeños cubos de playa.

La fiesta comienza en cuanto cae la noche en la playa de Had Rin, y dura hasta el momento en el que vuelve a salir el sol.

Lo bueno es que la cena de fin de año te puede salir bastante barata, ya que abundan los restaurantes donde se ofrece pescado y marisco fresco, acompañados de múltiples cocktails para ir calentando…

Ojo, la combinación de todos estos factores, sobre todo en los típicos chiringuitos de playa, puede ser absolutamente nefasta para tu estómago e intestino, así que procura acudir a sitios de la mayor categoría posible.

Muchos optan por meterse en el agua durante la noche. Piensa que si te resulta complicado mantenerte en pie, nadar va ser una tarea bastante más ardua, así que ve con cuidado.

Hong Kong

Otro de los mayores espectáculos pirotécnicos que se pueden disfrutar el día de fin de año, es el que ofrece la ciudad de Hong Kong.

Nosotros te recomendaríamos sumergirte en el ambiente que se vive en la calle durante las horas previas a medianoche. Una vez se acerque el momento del espectáculo, lo ideal es disfrutarlo desde alguno de los múltiples bares que disponen de terrazas al aire libre con vistas a la bahía.

Si es posible, acudir al piso 118 del Hotel Ritz Carlton es, con diferencia, la mejor opción de todas. Desde su impresionante altura se puede divisar todo el entorno, e incluso es posible ver los fuegos artificiales que son lanzados desde otras partes de la ciudad y alrededores.

Algo más bajo, y también asequible, es el piso 32 del Hotel East, donde la noche de fin de año se celebra una fiesta que tiene un muy marcado acento mediterráneo. Las vistas a la bahía de Victoria también son espectaculares.

Sin desmerecer nada, otros puntos emblemáticos donde celebrar la entrada de este 2019 podrían ser la mítica Puerta del Sol, en Madrid, donde tienes que acudir con tus 12 uvas en la mano, Trafalgar Square, en Londres, donde los chupitos hacen estragos entre los visitantes, o la mismísima Times Square, en Nueva York, donde además es casi seguro que puedas disfrutar de algún espectáculo musical en directo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario