NIKI SE RESISTE A MORIR

Cuando IAG anunciaba la semana pasada la compra de activos de la aerolínea austríaca NIKI, no se podía imaginar que a día de hoy la operación podría peligrar, en el caso de prosperar una reclamación efectuada por Fairplane, una asociación de pasajeros de compañías aéreas con representación en varios países europeos.

El mes pasado, NIKI se declaraba en insolvencia ante tribunales de la ciudad alemana de Berlín, después de que la Unión Europea tumbase la propuesta de Lufthansa para intentar el rescate en el último momento de la compañía que fundó el campeón de Fórmula 1 Niki Lauda.

Según Fairplane, esta propuesta de insolvencia realizada en Alemania impidió que NIKI se pudiese beneficiar de algún tipo de financiación puente, que quizás hubiese solucionado temporalmente la situación de “pelota de partido” en la que estaba la compañía austríaca.

Por esta razón, Fairplane ha solicitado a los tribunales alemanes que devuelvan el caso a Austria, ya que NIKI está registrada como aerolínea de dicho país y no de Alemania. De darse esta situación, la operación planeada por IAG se podría venir abajo.

De momento, el tribunal germano que recibió la demanda de Fairplane ha decidido traspasar el caso a una sede judicial de superior categoría, para que sea esta quien resuelva el entuerto que se acaba de formar.

Por su parte, las autoridades alemanas siguen manteniendo que el lugar donde se debe de resolver el procedimiento sólo puede ser Alemania, ya que NIKI tenía su centro operacional de mayor interés en Berlín, donde también se ubicaba su matriz, AirBerlin.

Para acabar de liar la cosa y rizar el rizo, se ha presentado simultáneamente otra propuesta de insolvencia para NIKI en Austria. La corte de ese país ha confirmado que no procederá a resolver la misma hasta que se aclare de manera definitiva el asunto de la jurisdicción, por lo que hasta mediados de la semana que viene no se prevé ningún pronunciamiento al respecto.

Niki Lauda

En todo el sector aéreo es conocida la gran decepción del ex piloto de Fórmula 1, que en su momento comenzó la andadura de la aerolínea que lleva su nombre.

Lauda se había ofrecido en varias ocasiones para intentar rescatar la compañía, y también había manifestado que contaba con inversores de solvencia y medios suficiente para darle la vuelta a la tortilla y conseguir volver a hacer rentable a NIKI.

No es la primera experiencia en el sector del ex piloto, ya que a finales de los 70 también había fundado la compañía “Lauda”, que posteriormente acabó cerrando sus puertas en el año 2012.

El accidente sufrido en Mayo de 1991 por uno de sus aviones y que acabó con la vida de 223 personas, fue un escoyo especialmente difícil de superar, lo que unido a múltiples problemas económicos y la absorción final por Austrian Airlines llevó de nuevo a la desaparición de la empresa del ex piloto.

Ni Nikki Lauda ni nosotros mismos podemos entender todavía la postura por parte del comisionado para la competencia de la Unión Europea, que prefirió “dejar morir” a NIKI antes que probar cualquier otra opción de rescate.

De todas formas, aún en caso de que finalmente el procedimiento por insolvencia se resuelva en Alemania, la Unión Europea deberá dar su visto bueno a la operación de compra por parte de IAG, que quiere tener a los aviones de NIKI volando de nuevo en Marzo de este año. Es más que evidente que IAG sabe con certeza que el organismo europeo no pondrá ningún obstáculo a la propuesta presentada.

Más de 400.000 perjudicados

A día de hoy, todavía existen 400.000 billetes de NIKI que se han quedado en tierra en nadie.

Dado que IAG no compra el total de la compañía en sí, de nombre NIki Luftfahrt GmbH, sino sólo algunos activos de la misma, no está obligada a responder de ninguna manera ante los acreedores de NIKI.

Sin embargo, no todo está perdido. Según las autoridades alemanas, aquellos que hubiesen comprado billetes para volar con NIKI en una fecha posterior a la declaración de insolvencia de AirBerlin, podrían optar a la devolución del importe que hubiesen pagado en su día.

Esto es debido a que ese dinero que se ingresó desde el día de la quiebra técnica de AirBerlin, se fue depositando en una cuenta fiduciaria, lo cual permitiría su reembolso.

Eso sí, desconocemos cuál será el procedimiento por el cual estos pasajeros podrán solicitar dicha devolución, dado que algunos ya nos han confirmado que han intentado contactar por todos los medios posibles con la aerolínea y no han obtenido respuesta de ningún tipo.

Por supuesto, todos aquellos que hubiesen realizado sus reservas a través de agencias de viajes tendrían derecho a utilizar el seguro de responsabilidad civil de las mismas.

En definitiva, tal y como venimos diciendo en Turama desde hace tiempo, nos queda mucho por saber de todo lo ocurrido desde meses antes a que AirBerlin se declarase en quiebra y se precipitase su cierre, el de NIKI y el de LGW.

Hemos visto movimientos comerciales macro económicos que mucho nos tememos sean fruto de operaciones diseñadas desde hace bastante tiempo, y no de ocurrencias de última hora, tal y como parecen ahora mismo.

Si esto es así, entendemos que la propia Unión Europea tratará de hacer todo lo posible para que este asunto no dé más coletazos, se cierre la quiebra definitiva de NIKI en Alemania y se apruebe su compra por IAG.

De todas formas, ojo con este asunto, ya que también hay alguna posibilidad de que saltase la gran sorpresa, cosa que veríamos en breve.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario