NORWEGIAN SE LA DEVUELVE A LEVEL

Podemos asegurar que seguir el día a día del sector aéreo es inmensamente más divertido y entretenido que ver cualquier película de la saga “El Padrino”. Las zancadillas, los golpes, o la guerra sucia están a la orden del día, así como las reconciliaciones posteriores, los pactos y las alianzas.

Quién nos iba a decir a nosotros que esta mañana nos íbamos a despertar con la noticia del acercamiento entre dos de los gigantes aéreos más importantes del planeta, las aerolíneas norteamericanas American Airlines y Delta, que llevaban desde el 2015 inmersas en una batalla por la supremacía total. Ahora se han dado la mano otra vez con el fin de volver a compartir pasajeros mutuos en sus aviones.

Parece que el espíritu navideño todavía dura en algunas latitudes.

Sin embargo, lo que más nos sigue llamando la atención es la contienda que mantienen las compañías lowcost más importantes de Europa. Luchan entre ellas para acabar las unas con las otras, a veces en peleas de patio de colegio que hacen honor a su calificativo de bajo coste.

El último golpe se lo ha propinado Norwegian a Level, y de paso ha aprovechado para darle también un par de patadas a Iberia y a AirEuropa.

La venganza vikinga

De todos es sabido ya lo que ocurrió cuando la aerolínea noruega de bajo coste Norwegian decidió montar un hub en el aeropuerto de Barcelona. Rápidamente, IAG respondió a la afrenta sacándose de la manga a Level, una marca lowcost de largo recorrido que sería operada por Iberia hasta que tomase vida propia.

Level llegó al mercado vendiéndose como la compañía amiga de los jóvenes, regalando globitos de colores y media lunas de Nocilla, así como tarifas a precios increíblemente bajos. Una vez captada la audiencia, los globos y pastelitos desaparecieron, al igual que los billetes baratos.

La cuestión es que Level ha previsto seguir con su crecimiento durante el 2018, pero con la premisa principal de no hacer más pupita a Iberia, que bastante tiene viendo como es adelantada por Ryanair, EasyJet o Vueling.

Para ello, ha puesto tierra de por medio y se ha mudado a Francia, más concretamente a París, donde va a establecer su nuevo hub en el aeropuerto de Orly.

IAG ha decidido deshacerse de la subsidiaria que tenía British Airways en el país galo, OpenSkies, y le cede a Level toda la infraestructura, empleados y slots de esta.

De esta manera, Level operará vuelos desde la capital Francesa a Nueva York, Montreal, Guadalupe y Martinica, asestando un golpe directo a la mejilla de AirFrance, que tiene en estos destinos intereses comerciales de gran importancia.

Pero como dice el refrán: “Donde las dan, las toman…”, o en su versión americana bastante más choni, “Karma is a bitch”, y Norwegian ha decidio plantarse también en Orly con un flamante Boeing 787-9 “Dreamliner” para operar una ruta entre París y Newark, aeropuerto que sirve a la ciudad de Nueva York y New Jersey.

Bastante sospechoso si tenemos en cuenta que Norwegian estaba ya instalada en el Charles de Gaulle, desde donde estaba volando al JFK de Nueva York, Miami, Orlando, Los Angeles, San Francisco, Oakland y Denver.

Con este movimiento estratégico, Norwegian le pincha el globo a Level y de paso se saca una espinita clavada que llevaba desde hace tiempo.

No hay dos sin tres

Por si alguien se olvidaba de que todavía existe la compañía bandera de Francia, AirFrance, ahora unida sentimentalmente con la holandesa KLM, bastante perjudicada después de ver como de la noche a la mañana le llovían a su alrededor varias lowcost, esta ha decidido propinar otro tortazo a Level y a Norwegian, por jugar con su pelota.

Para ello, AirFrance también se sacó de la manga otra subsidiaria de supuesto bajo coste (que no lo es) llamada Joon, la aerolínea de los Hipsters, y la ha mandado envuelta con papel de regalo y un lacito a Barcelona.

Aunque pueda parecer que, de momento, Joon no tiene capacidad para hacer daño a ninguna de las otras lowcost, la idea final es que la francesa acabe volando a Asia, destino que añoran todas las aerolíneas europeas, cansadas de batallas sangrientas para dominar el Atlántico.

Pero como Iberia está detrás de Level, sin comerlo ni beberlo, de rebote se tiene que comer otro tortazo de Norwegian, que se implanta este Verano definitivamente en Madrid dispuesta a sacarle la sangre a la española.

Mientras tanto, AirEuropa que no se había metido con nadie y se había traído su propia pelota de casa para no tener que jugar en el patio con el resto de los niños, ahora también va a tener que tragarse la tremenda competencia que significa aguantar a los noruegos en terreno propio. Malas noticias para Globalia.

Y la mayor beneficiada es…

Queda otra compañía aérea que sigue viendo la pelea entre Norwegian, Level y Joon con una sonrisa en la boca.

Mientras noruegos, españoles y franceses se parten la cara mutuamente, la alemana EuroWings observa todo desde su posición privilegiada y sin mancharse los pantalones.

Con una oferta que combina vuelos de bajo coste con tarifas más propias de las aerolíneas tradicionales, y siempre de la mano de la todo poderosa mamá Lufthansa, Eurowings se ha metido en el ránking de las 10 compañías que más crecen en todo el mundo.

De hecho, sólo se ha visto superada por otras 3: Lucky Air, Sriwijaya Air y Batik Air, todas ellas empresas asiáticas que no interfieren para nada en su camino al estrellato.

Cuando Level, Norwegian y Joon acaben de repartirse sopapos entre ellas, verán que gran parte del público europeo se ha decantado por EuroWings, una compañía que sin meter ruido ni grandes estridencias sube como la espuma en un campo de batalla donde van a caer otras tantas.

Y sí, podemos confirmarlo a día de hoy: los precios de los billetes continuarán bajando. De hecho, los mayores responsables de las compañías aéreas de bajo coste han manifestado que el objetivo a cumplir en los próximos años va a ser vender asientos para volar totalmente gratis.

Pero que nadie se equivoque, las aerolíneas no son tontas. En no demasiados años volarás sin pagar un solo euro, pero sólo por el billete. Las compañías te cargarán todo tipo de suplementos, como por ejemplo el equipaje (de mano y facturado), elección de asiento, comida, tasas de todo tipo (como la de combustible), utilización del baño, entretenimiento a bordo, wifi, suplementos por pago con tarjeta, cambios de billete, e incluso una simple manta, que en Hawaiian Airlines se alquila por 12 dólares.

En fin, los acontecimientos se siguen produciendo a diario y de manera continua, por lo que intentaremos seguir al día para manteneros informados y al tanto de esta locura que se ha apoderado del sector aéreo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario