Oahu, Hawái vuelve a ponerse de moda

Preguntar a distintos turistas sobre la imagen que tienen en su mente de las islas Hawái, puede ser un método muy eficaz para conocer su edad, sin ni siquiera tener que verles la cara.

Aquellos que vivieron las décadas de los 60 y los 70, te hablarán de las antiguas películas de Elvis Presley, o la serie original titulada “Hawaii Five O” (no la que se está emitiendo ahora mismo).

En los 80 llegaron clásicos de la talla de “Magnum p.i”, protagonizada por Tom Selleck, que algunos veíamos con avidez en nuestra infancia.

Si te contestan hablando sobre otras películas, como “Parque Jurásico”, sabrás que se refieren a los años 90, y si hacen referencia a series tan populares como “Perdidos” (Lost), entonces ya estaríamos en la década siguiente.

Sin embargo, hay algo en lo que todos coincidimos cuando hablamos de Hawái, que es en su exuberante vegetación, sus paisajes volcánicos, sus playas, y los collares de flores que se regalan a todos los que pisan alguna de las islas de este archipiélago, junto con las famosas camisas de múltiples colores que, en ocasiones, hacen sangrar los ojos.

Todos tienen tienen su parte de razón, porque Hawái ha sido el plató de innumerables producciones cinematográficas y televisivas, pero hay mucho más que eso.

Honolulu

La isla de Oahu es la más poblada de Hawái, y alberga la capital del archipiélago, Honolulu, que también es la ciudad más grande y con mayor número de habitantes.

En Honolulu se pueden encontrar dos de los iconos más emblemáticos: la playa de Waikiki y Pearl Harbour.

Hay que recordar que mucho antes de que las islas Hawái se integrasen como un estado miembro de los Estados Unidos, eran una monarquía, y precisamente en Honolulu se encontraba el palacio del Rey, conocido como Palacio Iolani, y que hoy en día se ha reconvertido en un museo.

Honolulu es una enorme y moderna urbe, rodeada por un entorno idílico. Abundan los rascacielos, centros comerciales, restaurantes y enormes hoteles.

Destaca sobre todo su archiconocida playa urbana, Waikiki, plagada de turistas embadurnados de crema solar desde los pies, hasta la nariz.

La avenida Kalakaua transcurre paralela a la playa y a las terrazas y restaurantes que se encuentran justo enfrente. Es el lugar perfecto si te gusta practicar el running urbano, pero con el toque de la brisa marina sobre tu cara.

Prepara la cartera, como verás por los nombres comerciales de las tiendas que se extienden por todas las calles, este no es un destino precisamente económico, aunque tampoco prohibitivo. Desde luego, en la inmensa mayoría de ocasiones, puede resultar más barato beber un refresco en una terraza de Waikiki, que tomar un café en los Campos Elíseos de París.

Pero no todo es asfalto, tanto Beach Park, como Fort DeRussy, son lugares que ofrecen zonas verdes para resguardarse debajo de alguna palmera, y además observarás que también son los preferidos por los locales para descansar, comer, o echarse una siesta.

Al norte de Waikiki podrás encontrar el centro comercial al aire libre más grande del mundo, con el nombre de Ala Moana. Va a ser muy difícil que abandones Honolulu sin pasar por el.

Al lado del aeropuerto se encuentra otra de las visitas más esperadas por los foráneos: la ensenada de Pearl Harbour (Harbor para los americanos…).

En este lugar comenzó y también terminó la II Guerra Mundial para Estados Unidos, y acuden al mismo tanto los curiosos, como los amantes de la historia, o los del cine.

Las playas

Si llegas hasta Oahu, no puedes quedarte sólo en Honolulu. La esencia de las islas Hawái son sus playas y el surf, y no es perdonable que dejes de visitar alguna de ellas.

Waikiki

Ya hemos hablado de ella anteriormente. Se trata de una playa urbana en Honolulu, que suele estar muy concurrida, donde es seguro nadar y practicar cualquier tipo de deporte acuático.

Hanauma Bay

Se trata de una playa con forma de media luna que se encuentra a apenas 20 km al sur de Honolulu.

Si te gusta bucear sin la necesidad de tener que hacer antes una larga travesía en barco, en aguas tranquilas y llenas de fauna marina, este es tu destino. Recomendable para toda la familia.

Ehukai Beach

Se encuentra en el extremo norte de la isla de Oahu, lugar en el que se forman las olas más peligrosas y espectaculares.

Es bien conocida por todos los amantes del surf, pero si no practicas este deporte, lo mejor es que te quedes observando desde la arena.

Recomendable para Otakus del surf y curiosos, pero no para el baño. Si te gusta la fotografía deportiva, aquí podrás obtener las mejores imágenes para tu cuenta de Instagram.

Kaneohe

Situada en la costa Este de Oahu, Kaneohe es una playa segura para todo el mundo, con aguas cristalinas y rodeada de montañas.

Laniakea Beach

Laniakea es el lugar al que acuden todos aquellos que desean tocar las narices a las tranquilas tortugas que habitan en su playa.

Afortunadamente, en este momento se controla bastante más la afluencia de turistas deseosos de sacarse la foto con estos grandes animales, pero aún así, es lamentable que no se encuentren mucho más protegidos.

Sandy Beach

No recomendable si no conoces la zona y las corrientes de esta playa, ya que puedes acabar con tus huesos estrellados contra las rocas.

El paraíso para los bodysurfers, otra modalidad de surf que se practica sobre una tabla más pequeña y con la ayuda de pequeñas aletas.

Ko Olina Beach

La playa ideal para las familias con niños pequeños, por sus aguas tranquilas y sin corrientes.

Se encuentra muy cerca de varias atracciones infantiles, como parques acuáticos con múltiples toboganes.

Halona Blowhole

Está al lado de Hanauma y es frecuentada por aquellos que quieren obtener las mejores fotos de su famoso “géiser”, que no es otra cosa más que el fuerte oleaje rompiendo contra las rocas, y elevando el agua a muchos metros de altura.

El interior

Pero no sólo de playas vive el visitante que llega a Oahu, aunque debemos decirte que si no te gustan, lo mejor es que busques otro destino alternativo.

El interior de la isla es tan espectacular, o más, que el litoral.

Recuerda que Ohau, como todas las Hawái, es una isla de origen volcánico, formada en su caso por los volcanes Wai Anae y Ko Olau. Entre ellos se encuentra un enorme valle de color verde, lleno de senderos, cascadas y frondosa vegetación.

Muchos optan por la correspondiente excursión en helicóptero. Aunque hay que reconocer que es una de las opciones más caras, también es la mejor si quieres conocer toda la isla en el menor tiempo posible, y además con la posibilidad de sacar unas fotos incomparables.

Si lo deseas, también es posible alquilar un vehículo y perderte por las carreteras interiores. Decimos lo de “perderte” en sentido figurado, por supuesto, porque lo único que no te recomendamos es hacer off road, es decir, salirte de las rutas pavimentadas y debidamente señalizadas. Recuerda: eso no lo cubre el seguro.

La carretera de Kamehameha transcurre rodeando todo el litoral norte de la isla. Es un circuito tranquilo y fácil para conducir, con unas vistas espectaculares.

Si continúas la ruta hacia el Sur, en el sentido de las agujas del reloj, te recomendamos la visita al Valley of the Temples, un lugar icónico en el que podrás ver desde una estatua de Buda, a un templo japonés, y distintos monumentos católicos. Este lugar reúne las creencias religiosas de la mayoría de habitantes de la isla, muchos de ellos de origen asiático.

A partir de aquí, si te apetece visitar alguna de las reservas y parques naturales de la zona, te recomendamos contratar una excursión de un día, acompañados de un guía oficial.

La más popular de la isla es la visita al rancho Kuola, que ofrece desde rutas a caballo, o quad, a travesías en kayak, o tours por algunos de los escenarios más conocidos de la zona, donde se filmaron conocidas películas y series de televisión.

Si prefieres algo más privado, tienes a tu disposición muchas más opciones, adaptadas a todos los gustos, que van desde rutas de trekking y senderismo, hasta excursiones en barco para pescar.

Por supuesto, no puedes faltar a un Luau, la fiesta típica de las islas, y además te recomendamos especialmente que pruebes el Mahi Mahi, un tipo de pescado absolutamente delicioso y muy común en todo el Pacífico.

Noticias Relacionadas

La mejor reconversión turística que está dando la vuelta al mundo

Destino Islandia: Egilsstadir

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?