PASAJERO DETENIDO POR MASTURBARSE EN VUELO

¿Quién les iba a decir a los pasajeros del vuelo de Malindo Air entre Kuala Lumpur y Dhaka que iban a ser testigos de un comportamiento tan sumamente “relajado”?. Aunque a primera vista pueda hacer gracia, lo cierto es que todo lo vivido a bordo del avión el pasado Sábado 3 de Marzo, pudo haber tenido consecuencias muy graves.

El pasajero implicado, un hombre de 20 años estudiante de la universidad de Malasia, decidió en pleno vuelo desnudarse totalmente. No contento con esto, se dispuso a ver diversos vídeos que guardaba en su teléfono móvil con contenido pornográfico, cuya banda sonora llamó la atención del resto de ocupantes del avión.

Poco después, decidió aliviar sus penas delante de todo el mundo, para lo cual reclinó su asiento, se puso cómodo, y comenzó a actuar como si estuviese solo en la intimidad de su casa.

Ante semejante panorama, varios miembros de la tripulación solicitaron al pasajero que se vistiera, a lo cual contestó de manera violenta. Después de un pequeño forcejeo, se dirigió al baño del avión, pero decidió no hacer uso del retrete correspondiente, orinando por fuera del mismo. Esta operación la repitió durante el camino de vuelta a su asiento.

Posteriormente, intentó sobrepasarse con varias azafatas de la aerolínea, solicitando que le dieran un abrazo. 

Ante la gravedad de los hechos, varios miembros de la tripulación y otros pasajeros lograron reducir al hombre, atándole las manos con un trozo de tela y manteniéndolo quieto en su asiento (y vestido), hasta la llegada a destino.

Evidentemente, fue detenido al instante por la policía, que lo mantiene a día de hoy en la cárcel y a la espera de lo que pueda surgir en el procedimiento penal abierto, en un país que además castiga de manera muy severa este tipo de actos.

La aerolínea Malindo Air, fundada hace tan solo 6 años y con cierto prestigio en el continente asiático, ha declarado que “la tripulación a bordo del avión afectado siguió el procedimiento estándar para controlar al pasajero y evitar más molestias durante el vuelo. El pasajero conflictivo ha sido acompañado por el equipo de seguridad del aeropuerto de Dhaka a su llegada, donde las autoridades han decidido su encarcelamiento. La aerolínea continuará vigilando para asegurar la tranquilidad en vuelo de los pasajeros”.

A día de hoy se desconoce el porqué de este comportamiento, o si el pasajero se encontraba influenciado por algún tipo de droga o sustancia estupefaciente, pero está claro que la “broma” le va a salir realmente cara.

Hasta ahora, habíamos visto innumerables peleas y discusiones a bordo de los aviones, riñas entre pasajeros y con la tripulación, incluso una pelea entre dos pilotos que acabaron abandonando la cabina al unísono, pero las cosas están empezando a llegar demasiado lejos.

Además del caso del niño “diabólico”, que ostenta al récord de gritos a bordo de un avión durante más de 8 horas y que casi acaba con la paciencia del resto de pasajeros, hace pocos días también saltaba la noticia de otro viajero que obligó a un aterrizaje de emergencia después de dar rienda suelta a su problema de flatulencias en pleno vuelo.

La atmósfera se hizo tan sumamente irrespirable, que los pilotos decidieron tomar tierra cuanto antes, sobre todo ante la negativa del interesado en intentar controlar sus esfínteres.

Desconocemos hasta dónde va a llegar esto, pero parece evidente la escalada en este tipo de hechos, que causan problemas muy graves al resto de pasajeros de los aviones afectados. O mucho nos equivocamos, o la tendencia en todo del mundo va a llevar a la inmensa mayoría de compañías a actuar como en los EEUU, donde una simple palabra mal dicha, un taco, o una expresión o gesto desagradable, acarrea la expulsión inmediata del avión.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario