Qué es un código compartido entre aerolíneas y cómo te puede beneficiar

Hablamos sobre una práctica comercial muy habitual en el sector aéreo.

Es probable que cuando te dispones a comprar un billete de avión, hayas escuchado en más de una ocasión el término «código compartido», aunque no sepas exactamente qué quiere decir y las ventajas que aporta a los pasajeros.

Actualmente, es utilizado por la práctica totalidad de compañías aéreas, por lo que es importante que sepas cómo funciona para poder sacarle el máximo partido.

El término «código» se refiere a las dos letras que normalmente identifican a una aerolínea concreta en un número de vuelo.

Por ejemplo, todas las rutas operadas por Iberia comienzan con las siglas «IB», las de American Airlines con «AA», British Airways identifica las suyas como «BA», las de Vueling son precedidas por «VY», o las de Air Europa por «UX».

Este código es completado con una serie de números que permiten reconocer cuál es la ruta operada por la aerolínea.

El código IB3742 se corresponde con la ruta que opera Iberia entre Madrid y París, el UX1029 hace referencia a la misma ruta pero operada por Air Europa, y FR5444 es cómo denomina Ryanair a su vuelo entre la capital española y la francesa.

Sin embargo, hay otra serie de códigos que no siguen estos mismos parámetros, ya que son comercializados por una compañía aérea y operados por otra distinta.

Pantalla de vuelos en un aeropuerto

En el caso del código DL8748, las dos primeras letras nos indican que se trata de un vuelo correspondiente a la aerolínea estadounidense Delta (DL), pero si adquieres los billetes para viajar en el lo harás dentro de un avión de la francesa Air France.

Esto ocurre porque ambas compañías tienen un código compartido para volar la ruta entre las ciudades de Nueva York y París, y mientras Delta Air Lines está actuando como aerolínea vendedora, comercializadora, o marketing, Air France lo hace en calidad de operadora o compañía administrativa.

De hecho, puede haber múltiples aerolíneas comercializadoras para una ruta determinada, y sólo una de ellas será la encargada de operar el vuelo.

Las compañías aéreas utilizan el código compartido por 3 razones principales:

1 Rutas Paralelas

Ocurre cuando dos o más aerolíneas están operando una ruta idéntica y en vez de competir entre ellas para captar pasajeros, deciden compartir el mercado potencial.

2 Conexiones

Este caso se da cuando una o más aerolíneas no vuelan de manera directa a un destino, por lo que utilizan los servicios intermediarios de otra aerolínea que sí lo hace para llegar a el, compartiendo de este modo los pasajeros.

De esta manera, una compañía se encargaría de volar el primer tramo, mientras que el segundo sería operado por otra diferente.

3 Unilateral

Cuando una aerolínea no opera rutas a un destino determinado, pero quiere vender vuelos a sus clientes para que viajen hasta el, puede llegar a un acuerdo con otra que si lo hace para compartir código.

Al mismo tiempo, la relación entre la aerolínea operadora y la(s) comercializadora(s) puede seguir alguno de estos modelos principales:

Reparto de asientos

La compañía operadora reserva un número específico de asientos en su avión para que sean vendidos por las otras compañías con las que está compartiendo código.

Libre venta

Tanto la compañía operadora como las comercializadoras venden todos los asientos disponibles en el avión.

Venta restringida

En este último caso, el número total de asientos disponibles en el avión de la aerolínea operadora se reparte entre todas las que comparten código.

Obviamente, este sistema aporta importantes beneficios para las aerolíneas, ya que pueden multiplicar de una manera sencilla el número de destinos que ofertan a sus clientes, sin tener que fletar un avión propio para llegar a ellos.

El número de ventajas que tiene para los pasajeros también es muy interesante, como por ejemplo el poder viajar entre dos ciudades comprando un solo billete y a través de una única reserva, volando con más de una aerolínea.

Tabla de horarios y aerolíneas en un aeropuerto

En muchos casos, el viajero no dispone de un vuelo directo desde su ciudad a la de destino, por lo que se ve obligado a realizar el trayecto dividido en varios tramos.

Si no existiese el código compartido, sería necesario comprar varios billetes distintos, prestando especial atención a los horarios de salida y llegada con el fin de disponer del tiempo suficiente para realizar los cambios en cada aeropuerto.

Esta situación está contemplada de antemano cuando se adquieren billetes en código compartido, ya que las diferentes aerolíneas tienen en cuenta el posible riesgo y programan sus operaciones dejando un margen suficiente en cada aeropuerto para que nadie pierda su vuelo.

No sólo esto, los viajeros frecuentes pueden seguir acumulando puntos con el programa que tengan con su aerolínea habitual, aunque vuelen en código compartido con otra distinta.

Existe también otro factor que si bien puede beneficiar a algunos pasajeros, en determinados casos puede llegar a perjudicar a otros.

Generalmente, el código compartido es un sistema utilizado entre aerolíneas de un mismo grupo, con características similares entre ellas.

Esto quiere decir que el nivel de calidad y atención que recibe el pasajero, debe de ser similar al volar con una u otra.

En determinadas ocasiones esto no se cumple, y si bien es cierto que algunos pasajeros se benefician al volar en aerolíneas que ofertan una mayor calidad que la que les vendió los billetes en código compartido, también es verdad que en otras ocurre exactamente lo contrario.

La principal desventaja que tienen los vuelos en código compartido para los pasajeros, radica en el desconcierto que provocan cuando estos desconocen que van a viajar en el avión de una aerolínea a la cual no le han comprado los billetes.

Aunque siempre se especifica con bastante claridad quién es la aerolínea vendedora y la operadora de cada vuelo, determinados pasajeros reservan sus billetes sin prestar atención a este detalle.

Noticias Relacionadas

vacaciones en halloween

Los 7 mejores destinos europeos para pasar Halloween

tripulantes de cabina de una aerolínea en aeropuerto

Despedir y recontratar: la práctica laboral que ha hundido al sector aéreo

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?