¿QUÉ PASA CON AIREUROPA?

Dentro del sector aéreo comercial podríamos plantearnos una multitud de preguntas a las que sería muy difícil encontrar una respuesta adecuada. De entre todas ellas, probablemente una de las más complicadas sea el conocer qué está pasando con AirEuropa.

En un año de récords, donde se han superado todas las cifras de ejercicios anteriores, en el cual todas las aerolíneas han experimentado un crecimiento mayor al esperado y en el que han desaparecido de la noche a la mañana 3 de las principales competidoras en el mercado, AirEuropa se las ha arreglado para ser la única que no ha conseguido mejorar sus registros, y esto es bastante preocupante.

En Turama queremos ofreceros nuestra opinión al respecto.

Dependencia de Latinoamérica

Prácticamente el 80% de los asientos que ofrece AirEuropa en sus destinos de largo recorrido tienen su localización en algún país latinoamericano. De esta manera, sigue la misma tendencia equivocada de Iberia, pero por razones bien distintas.

Mientras que Iberia parece que desconoce que existen otras posibilidades de negocio fuera de América, AirEuropa está pagando el precio de ser solamente la división aérea de un grupo turístico empresarial mucho más grande, Globalia.

De esta manera, se está utilizando a la aerolínea para servir principalmente los intereses económicos del tour operador en los países en los que este desarrolla su actividad económica hotelera, limitando con ello la posibilidad de barajar otro tipo de rutas que no atiendan a esta filosofía empresarial.

Si bien el mercado americano, y más concretamente el latinoamericano, fue hace años una fuente de beneficios de importancia, ahora mismo está sobresaturado de compañías de bajo coste que están poniendo las cosas muy difíciles al resto, y va a acabar por romper la baraja en beneficio de estas.

Mientras AirEuropa fijó su atención en lo que hacía o dejaba de hacer Iberia, a la cual le ha comido la mitad de terreno en tan solo 4 años, ha sido adelantada por la derecha por las nuevas sensaciones del tráfico low cost, como Norwegian, Level, EuroWings, WOW, y en un futuro demasiado cercano la francesa Joon.

Esto complica enormemente las cosas para AirEuropa, que no puede competir en precios con este tipo de aerolíneas.

Si bien parece que la tendencia de futuro apunta a Asia, desde China y Japón hasta Indonesia, AirEuropa sólo se acerca a Oriente Medio, concretamente a Israel, otro destino que comparte con Iberia y que se va a ver muy afectado por cuestiones políticas.

Mercado doméstico y europeo

En lo que se refiere a los vuelos nacionales, España es el único país de los más relevantes en la Europa Occidental en el que su aerolínea de bandera, si en este caso todavía podemos considerar eso a Iberia, no controla el mayor porcentaje de tráfico aéreo.

De nuevo, la irrupción de las compañías de bajo coste ha sido el motivo de fuga de la gran mayoría de pasajeros, sobre todo teniendo en cuenta que el resto no han sabido aportar ningún valor añadido a su oferta que pudiera convencer al pasajero más indeciso.

Dentro de nuestro país, el mercado por asientos está clarísimamente controlado por Ryanair, a la que sigue desde bastante lejos EasyJet.

Mientras Iberia pudo retener el tercer puesto durante los últimos años, ahora mismo ese lugar lo ocupa Vueling, quedando Iberia en la cuarta posición.

Siguiendo con el ranking, estarían ocupando el resto de puestos NIKI, la cual acaba de declararse en quiebra, Jet2.com, sobre la que ya hemos hablado y nos parece una de las apuestas más fuertes para los próximos años, Thomson Airways, que está a punto de ser desbancada por Norwegian, y en la novena posición AirEuropa.

La siguiente sería Monarch, que también ha desaparecido, por lo que a AirEuropa le han quitado del medio a dos importantes competidoras.

Aún así, se prevé que la tendencia para los próximos años siga siendo el aumento de pasajeros en las dos más importantes, Ryanair y EasyJet, a las que podría seguir Vueling, si no vuelve a meter la pata con sus planificaciones de vuelos.

Seguimos apostando también por Jet2.com, que cuenta con el favor de sus pasajeros, lo más importante de todo.

Salvo que el panorama cambie mucho, y no parece que eso vaya a ocurrir, nos tememos que tanto AirEuropa como Iberia acabarán teniendo que dejar este mercado en manos de sus respectivas subsidiarias, AirEuropa Express e Iberia Express.

Empeñarse en Madrid

No hace mucho, Javier Hidalgo, CEO de AirEuropa, declaraba que quería hacer del aeropuerto de Madrid un hub como el de Dubái.

Este empeño casi enfermizo por reinar en la capital de España no está funcionando para AirEuropa, e incluso creemos que la cosa puede empeorar en el futuro.

El aeropuerto madrileño concentra principalmente vuelos a latinoamérica, los cuales equivalen a más del 40% de todas las operaciones que se realizan en el.

Si comparamos el tráfico de otros aeropuertos de similares características, como por ejemplo Múnich, Zúrich o Roma Fiumicino, podemos observar como el destino que acapara la mayor cota de vuelos es Norte América, estando el resto de zonas en unos porcentajes mucho más cercanos.

Adolfo Suárez Madrid-Barajas es prácticamente un puente construído entre Europa y la parte centro y sur del continente americano.

La única comparación que se puede hacer con esta situación estaría en el aeropuerto Francés Charles de Gaulle, que dedica el mismo porcentaje que el madrileño pero a los destinos en el continente africano.

Así, AirEuropa se busca de nuevo problemas a sí misma y no valora el poder operar desde otros hubs que a lo mejor le serían bastante más rentables y donde no encontraría una competencia tan feroz, que además va a ir “in crescendo” en los próximos años.

Conclusión

Hay que destacar el esfuerzo de la compañía por competir con el resto de aerolíneas utilizando los mejores medios a su alcance, por lo que AirEuropa creemos que ha hecho una apuesta acertada renovando su flota con los novísimos Boeing 787 “Dream Liner”, uno de los mejores aviones ahora mismo en el mercado.

Si bien creemos que la fijación por el aeropuerto de Madrid y la dependencia del mercado latinoamericano están perjudicando muy seriamente a AirEuropa, también es cierto que esta cuenta con un respaldo económico a sus espaldas protegido por un importante grupo empresarial.

Lamentablemente, esto hoy en día ya apenas significa nada, y de hecho todos hemos visto estos últimos meses la caída de varias compañías aéras de bastante peso en el viejo continente, sobre todo la alemana AirBerlin.

Esto es sólo un aviso para navegantes que vuelve a reiterar la importancia de no quedarse dormido dentro del río, si no quieres que te lleve la corriente.

A AirEuropa le espera un gran reto durante el 2018, que no es otro que saber ganarse a su público y abrirse camino, aunque sea a codazos, en el mar de aerolíneas de bajo coste que están arrinconando a las llamadas “tradicionales”.

Esperamos que las cabezas pensantes en la compañía española sepan estar a la altura, no sólo por los millones de pasajeros que transportan cada año, sino también por los miles de profesionales que prestan sus servicios en ella y merecen seguir haciéndolo en el futuro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario