Quieres ir a Maldivas, ¡y lo sabes!

El viajero medio español cortocircuita con extrema facilidad cuando se encuentra con un destino para el cual no puede hacer una reserva instantánea online, en alguna de sus páginas fetiche, o esta es de demasiado importe como para abonarlo sin saber exactamente qué está comprando.

Las Islas Maldivas es uno de esos lugares donde es necesario saber muy bien a dónde se está yendo, cómo se está yendo y con quién se está yendo, para evitar tirar un montón de dinero a la basura.

Ante esto, el avezado viajero ibérico se ve obligado a abandonar la honestidad, profesionalidad, y buen hacer de Booking, o de Skyscanner, y caer en las manos de las estafadoras agencias de viajes, que lo están esperando para clavarle un cuchillo por la espalda, robarle su dinero, y beber su sangre.

Pero no, todavía queda una posibilidad antes de tener que tratar con profesionales, que es consultar los blogs que pululan por internet, llenos de excelentes consejos para ahorrarse un dinero, publicados por auténticos expertos que suelen conocer al dedillo los destinos de los que hablan, después de pasar en ellos una media de 12 a 24 horas.

Efectivamente, hoy en día una escala de 24 horas en Bagkok, convierte en experto sobre Tailandia a casi cualquier blogger de viajes, 3 noches en Roma son suficientes para algunos para poder escribir páginas y páginas de consejos, tips y trucos para visitar Italia, y una semana en Australia hace experto en Oceanía a gran cantidad de “influencers”.

Paradójicamente, muchos de ellos llevan 5 años en la Facultad de Derecho, y todavía están en segundo curso…

Nosotros te vamos a dar el mejor consejo para ahorrar dinero si quieres viajar a Maldivas: no vayas.

Si no haces el viaje, te ahorras el avión, los traslados, el hotel, y el precio de un montón de actividades.

Si quieres hacer un viaje a Maldivas lowcost, puedes hacerlo, pero no con nosotros. Esto sería equivalente a que alguien te regalase un viaje en el tiempo para asistir a un concierto de los Beatles, y tú te comprases una entrada en la última fila del gallinero.

O lo que es lo mismo: reservar una mesa en el mejor restaurante 5 estrellas Michelín, para luego pedir de comer pasta con atún.

Esto tampoco quiere decir que tengas que ser un político para poder permitirte el viaje. Se pueden organizar muchos desplazamientos a Maldivas a precios bastante razonables, si hablas con alguien que conozca el país y te pueda recomendar algo que se adapte perfectamente a tus gustos y presupuesto.

En Turama hemos hecho el sacrificio de trasladarnos hasta las islas para hablar directamente con nuestro representante en ellas, el cual nos ha ayudado a visitar un buen número de enclaves turísticos, resorts y las mejores ubicaciones para poder recomendar a nuestros clientes.

Después de pasar unos días muy duros teniendo que visitar distintos hoteles de lujo, islas de ensueño y playas paradisíacas, estamos en condiciones de contarte todo esto.

Pero, ¿esto qué es lo qué es?

El que le puso el nombre a las Maldivas, añadió una “s” al final por una razón: son muchas islas y es necesario el plural.

Al contrario del error que suelen cometer muchos viajeros con los que hablamos, cuando hacen referencia a las Islas Mauricio, y se quieren referir a la única y singular isla que hay con ese nombre, o a Zanzíbar, tratando como singular algo que en realidad son dos islas distintas pertenecientes a Tanzania, Maldivas está compuesta por más de 1.000 islas, agrupadas en 26 atolones distintos.

Evidentemente, no todas ellas están habitadas, y mientras la mayoría se han destinado a la explotación turística, otras sirven de núcleos domésticos para la población nativa.

Por lo general, cada resort explota su propia isla, por lo que los límites de este son los de la misma playa.

También es muy frecuente confundir Malé, capital de Maldivas, con Mahé, capital de Seychelles, cuando ambas son diametralmente opuestas y no tienen el más mínimo parecido.

Pero, ¿y a dónde voy yo?

Decir que todas las islas de Maldivas son iguales porque pertenecen al mismo país, es igual a decir que Kiko Rivera es igual a Cayetano Rivera, porque ambos tienen el mismo padre.

No, existen diferencias muy grandes, no sólo entre las múltiples islas, sino también entre atolones.

El hecho de que tu resort esté más o menos cerca de Malé, donde se ubica el aeropuerto principal de Maldivas, puede resultar en un ahorro de cara al desplazamiento, ya que es posible hacerlo en lancha rápida invirtiendo menos tiempo.

Cuanto más lejos de Malé, mayor exclusividad, pero te verás obligado a realizar el trayecto entre el aeropuerto y tu resort en un hidroavión, lo cual tiene muchas ventajas y también un montón de inconvenientes.

Si además quieres disfrutar del buceo, debes de saber que en cada zona del país abunda una fauna marina distinta. Aunque en general es posible ver en la mayoría de resorts las especies de peces más comunes, para localizar tortugas marinas, tiburones ballena, o grandes grupos de delfines, es necesario dirigirse a lugares muy concretos.

Es muy importante también ver si el resort que has escogido está rodeado de una barrera de coral, o arrecife, o está ubicado en mar abierto, lo cual cambia totalmente la forma en la que vas a disfrutar de tu entorno.

Pero, ¿cómo son los alojamientos?

Muchos resorts son propiedad de cadenas internacionales, mientras otros están explotados directamente por el gobierno de Maldivas.

Ten en cuenta que Maldivas es una república islámica, y no están bien vistas algunas costumbres como hacer topless en las playas, o emborracharse en público.

Si lo que buscas es beber hasta explotar y poder salir de marcha todas las noches, gira 180 grados, porque Maldivas no es un destino para ti.

La segmentación de los resorts es extrema, y sus tarifas se mueven desde muy importantes cantidades de dinero por noche, en los establecimientos más exclusivos, a precios mucho más razonables y asequibles en otros.

El régimen suele ser siempre la pensión completa, o el todo incluido. Dado que te encuentras en una isla de pequeñas dimensiones, en la cual sólo se ubica tu hotel, vas a desayunar, comer y cenar siempre en el mismo sitio.

Generalmente, puedes optar por dormir en habitaciones de jardín, de playa, o en los famosos y típicos overwater, que son las situadas directamente sobre el océano.

Pero, ¿cuántos días necesito?

La estancia media en Maldivas, cuando se escoge como destino complementario a otro en Asia o en Africa, no suele superar la semana.

Si se escoge como único destino, lo más habitual es no pasar todos los días en la misma isla, y hacer, al menos, un cambio para alojarse en dos resorts distintos.

Pero, ¿cuándo voy?

Verás que en la mayor parte de puntos de información se indica que lo mejor es viajar a Maldivas entre Noviembre y Abril, con el fin de evitar las lluvias y el Monzón.

Debes de saber que en esta zona del planeta llueve, y en ocasiones llueve bastante.

Mientras la temperatura es estable durante prácticamente todo el año, durante el día y la noche, las grandes tormentas y lluvias son habituales una vez se esconde el sol.

Dado que hace calor, las lluvias leves no son ningún problema para seguir disfrutando de todo tipo de actividades. Sólo las grandes tormentas pueden provocar cancelaciones en algunas salidas de buceo, o avistamiento de mamíferos en el océano.

Es muy importante también la ubicación y orientación de la isla, de cara a evitar los problemas causados por el viento.

Igual que pasa en muchos otros destinos tropicales, debes de asumir que puede llover en cualquier momento, en temporada del Monzón, o fuera de ella.

Si tienes pensando viajar a Maldivas y te surgen otras dudas al respecto, puedes contactar con nosotros e intentaremos aclarártelas.

Noticias Relacionadas

El Reino Unido declara a Portugal como destino seguro

Nueva Zelanda: 4 nuevos casos tras más de 100 días libre de Covid19

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?