Sukhoi Superjet, el avión que cambió Siberia por el Mar Caribe

El Sukhoi Superjet 100 probablemente sea el avión más internacional fabricado en Rusia.

A pesar de comenzar su andadura con un gran éxito de pedidos, con el paso del tiempo no ha sabido proteger su reputación y actualmente se enfrenta a un dilema que podría resolverse con su desaparición del mercado.

Guía definitiva de todos los modelos de aviones comerciales (VI). Sukhoi Superjet 100

Noticias de aviones. Noticias de aerolíneas. Sukhoi Superjet 100

Las enormes distancias que hay cubrir para trasladarse dentro de Rusia, hacen que algunos de sus vuelos domésticos superen en duración el tiempo que necesita un avión para cruzar el Océano Atlántico.

De hecho, la ruta entre Moscú y Petropavlovsk se opera utilizando aeronaves de largo radio, como el Boeing 777, y se necesitan ocho horas y media para cubrir los más de 5.800 km que separan ambas ciudades.

Por esta razón, el concepto de “Jet Regional” que tenemos en gran parte de los países occidentales, difiere bastante del que tienen los habitantes de Rusia, lo cual en el año 2001 dio lugar a la creación de un proyecto destinado a la fabricación de una aeronave de un solo pasillo que pudiese operar con solvencia trayectos de entre 3.500 y 4.500 kilómetros.

La diferencia más importante que había para el diseño de este nuevo avión, en comparación con el resto de aparatos fabricados tanto en Rusia como en la antigua Unión Soviética, es que en esta ocasión se esperaban vender más unidades fuera de sus fronteras que en territorio ruso.

Para poder conseguir este objetivo se buscó el asesoramiento de Boeing durante todo el proceso, así como la intervención de múltiples empresas internacionales, para de esta forma cumplir con las especificaciones de EASA y de la práctica totalidad de aerolíneas occidentales.

Noticias de aviones. Noticias de aerolíneas. Sukhoi Superjet 100 de la compañía irlandesa Cityjet

El proyecto contaba con poder llegar a vender 600 unidades de este nuevo modelo, que un principio se bautizó como RRJ-95 (Russian Regional Jet), con capacidad para hasta 98 pasajeros, de las cuales más de la mitad deberían ser compradas por compañías aéreas extranjeras.

La empresa italiana Alenia Aeronautica se haría cargo de las labores de atención al cliente fuera de territorio ruso, facilitando el proceso de exportación del aparato y haciendo de nexo de unión entre Sukhoi y las aerolíneas del resto del mundo.

No se escatimaron gastos para elegir a los proveedores que proporcionarían las partes integrantes para la nueva aeronave, otorgando el contrato correspondiente a la aviónica a la francesa Thales, el del tren de aterrizaje a Messier-Bugatti, la APU a la norteamericana Honeywell, los controles de vuelo a la germano suiza Liebherr, o los interiores a B/E Aerospace.

Sin embargo, una de las peores decisiones tomadas por los responsables del proyecto y que posteriormente sería la causante de la mayor parte de problemas del Superjet 100, fue la elección de los motores.

Sukhoi tenía cuatro opciones encima de la mesa, presentadas por Pratt&Whitney, General Electric, Rolls Royce, y la francesa Snecma.

Finalmente, se optó por una colaboración empresarial entre Snecma y la rusa NPO Saturn, que no sólo no llegó a funcionar nunca, sino que además causó enormes retrasos en la producción y distribución del aparato.

Noticias de aviones. Noticias de aerolíneas. Motor del Sukhoi Superjet 100

La misión que tenía que cumplir el RRJ-95 era particularmente complicada, ya que por un lado debería sustituir a los antiguos Tupolev-134 y Yakolev-42, y por otro estaba obligado a competir con el Antonov-148, el Embraer 190, y la serie CRJ1000 de Bombardier.

Lo que se hizo fue vender la idea de que el nuevo avión ruso ahorraba alrededor de un 8% de gastos de mantenimiento y combustible, frente a sus competidores occidentales, algo que resultaba muy atractivo para algunas aerolíneas.

En Julio del año 2005 y aprovechando la celebración del Salón Aeronáutico de Farnborough, se presentó el nuevo proyecto al mundo, ya con el nombre de Sukhoi Superjet 100, recibiendo el primer pedido de 30 unidades por parte de Aeroflot.

Se tardaron dos años más hasta poder ver volar a la aeronave rusa, algo que sucedió en el Paris Air Show de 2009.

Antes de que finalizase este evento, la húngara Málev se había comprometido en firme para adquirir otras 30 unidades del avión.

Hasta este momento no había nada raro que llamase la atención, ya que posteriormente también se consiguió vender el avión a otras compañías rusas o pertenecientes a países que en su momento se habían encuadrado dentro de las repúblicas de la Unión Soviética, pero de la nada saltarían dos sorpresas que muy pocos esperaban.

Por un lado encontramos a la irlandesa Cityjet, que finalmente se haría con siete Superjets 100, y por otro a la mexicana Interjet, que acabaría operando 22 unidades de este modelo, convirtiéndose en la compañía aérea que contaba con más aviones de este tipo después de Aeroflot.

Noticias de aviones. Noticias de aerolíneas. Sukhoi Superjet 100 de la compañía mexicana Interjet

La lowcost mexicana ha sido de hecho una de las mayores perjudicadas por la retahíla de incidentes que llegaron tras este modelo de Sukhoi, y a día de hoy su situación económica parece indicar que lo va a tener realmente complicado para sobrevivir al Invierno.

Fue en el año 2016 cuando se comenzaron a detectar problemas en la cola del aparato debido a la fatiga de los materiales, que un año después se localizarían también en el estabilizador horizontal.

Estas incidencias habrían pasado hasta cierto punto desapercibidas, sino fuese por la falta de atención que prestó el fabricante a los problemas que estaban teniendo tanto Interjet como Cityjet.

Mientras que la irlandesa buscaba la manera de deshacerse de su flota de Superjets, la mexicana se negaba a pagar por los problemas que seguían surgiendo en los motores, y que obligaban a retirar de servicio a gran parte de su flota.

En Marzo del año pasado, de los 22 Superjets que había adquirido Interjet, sólo permanecían operativos 7 de ellos, y una noticia publicada por Bloomberg decía que se habían tenido que “canibalizar” los aparatos más antiguos para poder conseguir piezas para los nuevos, ante la falta de suministros desde Rusia.

Este extremo fue negado por Interjet.

En 2019 también se produciría un trágico accidente en el aeropuerto moscovita de Sheremetyevo, en el cual un Superjet 100 tomaba tierra tras perder la aviónica del aparato, supuestamente a consecuencia de un rayo, golpeando varias veces sobre la pista.

La evacuación del avión se produjo de manera muy irregular, debido a que muchos pasajeros se detuvieron a recoger su equipaje de mano, lo cual provocó que los que se ubicaban en la parte trasera, que para entonces ya estaba en llamas, no pudiesen alcanzar la puerta de salida.

Noticias de aviones. Noticias de aerolíneas. Accidente de Sukhoi Superjet 100 de Aeroflot en Moscú

Al final, un balance de 41 fallecidos volvió a hacer aflorar las sospechas de un preparamiento muy deficiente por parte de los pilotos, y de un mantenimiento insuficiente de la aeronave.

Es realmente extraño que un avión nacido de un fabricante como Sukhoi, supervisado en todo momento por Boeing, y construido con materiales de calidad y equipamiento de las mejores empresas a nivel internacional dentro del sector, haya resultado en un fiasco.

Parece más que evidente que el problema no está en el aparato en sí, sino más bien en la falta de atención prestada a las aerolíneas que decidieron incorporarlo en sus flotas, las cuales se han encontrado con una grave falta de piezas y suministros para poder mantenerlos operativos.

El proyecto parecía una estupenda idea, y probablemente aún lo sea, pero un fabricante de aeronaves no puede dedicarse sólo a vender aviones, sino que posteriormente debe cuidar y atender a sus clientes, solucionando los problemas que estos puedan tener con sus aparatos.

Lamentablemente, parece que esto no ha llegado a cumplirse con el Sukhoi Superjet 100, un avión que abandonó la fría Siberia para operar surcando los cielos de Norteamérica, en una aventura internacional que no ha cosechado el éxito deseado.

Noticias Relacionadas

Noticias de turismo. Los Gigantes, costa Sur de Tenerife

Canarias suma y sigue: Triple castigo para las Islas

Noticias de aerolíneas. Noticias de aviones. Accidente de Iberia en monte Oiz.

Tragedia en el Monte Oiz, ¿Accidente o atentado?

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?