Viajera lowcost millenial contra agencia de viajes

Transcripción literal de conversación mantenida el pasado día 6 de Enero a través del teléfono de atención al cliente de Turama.

Lunes, 6 de Enero de 2020, 10:18 am

Viajera – Hola, ¿qué tal?, ¿estáis trabajando verdad?

Turama – Buenos días, no, hoy es festivo nacional

V – Entonces, ¿para qué contestas al teléfono?

T – Bueno, entiendo que si alguien llama el día de Reyes por la mañana a nuestro teléfono, quizás se trata de un cliente con algún tipo de emergencia, por lo que…

(interrumpe)

V – Sí, es una emergencia.

T – ¿Qué pasó?

V – Quiero ir una semana a París, la semana antes de Semana Santa, pero 6 noches me parecen muchas para París.

T – Bueno, tampoco es ninguna emergencia…

V – Sí, lo es…

T – Si es por alguna cotización o presupuesto, o para pedir información, te podemos llamar mañana, o nos pasas un mail, o un whatsapp y te lo miramos.

V – No, no puede ser, porque hoy tengo que tomar la decisión y no puede esperar a mañana. Tiene que ser hoy…

(En este momento, y en circunstancias normales, la conversación se daría por acabada, pero como todo apuntaba a una experiencia épica, se decide seguir hablando hasta el final)

T – Bueno, pues 6 noches no son muchas para París. Es una ciudad grande, con un montón de cosas para hacer, sitios que visitar…y no te vas a aburrir en una semana

V – Pfffffff…no sé, porque aparte de la típica foto en la Torre Eiffel, ¿qué más cosas se pueden hacer?

(suspiro)

T – Mujer, pues muchísimas más cosas: puedes ir un día al museo del Louvre, o al Pompidou, o acercarte a…

(interrumpe)

V – Paso de viajar para meterme en museos…

T – Bueno, no tienes porqué meterte en museos, puedes visitar el barrio latino, irte al Moulin Rouge…

(interrumpe)

V – ¿a qué…?

T – Al Moulin Rouge

V – Ya, ya, si lo del francés te queda muy bien, pero yo no tengo ni p*** idea, si me hablas en inglés mejor, el inglés lo hablo muy bien, podemos hablar si quieres todo el tiempo en inglés, no tengo problema…

T – Es un cabaret muy famoso, el nombre de un sitio…

V – Ni p*** idea (silencio)…¿y qué cojo*** hago yo en un cabaret, a todo esto…? ahí, de pu**lla ¿no?, jajaja, ¡qué tio!

T- Nada, es un sitio famoso, sólo eso…

V – Vale, entonces, además de la torre e irme al cabaret, jajajaja, ¿qué más hay?

T – Pues mira, puedes irte un día a Versalles, o a ver los castillos del Loira, o a Eurodisney

V- paso de muñequitos…

T – Tenemos en nuestra web un post sobre…

(interrumpe)

V – es que antes me mandas a un cabaret, y ahora a Eurodisney….jajajaja, es súper bizarro, ¡menuda mezcla!

T – Te decía que tenemos un artículo sobre recorridos alternativos en París. Son sitios a los que no suelen ir los turistas, y a lo mejor te resultan interesantes.

V – Ya te dije que hablaba bien inglés…

T – ¿A qué te refieres?

V – Bizarro, que es inglés…yo también puedo meter pullitas…

T – Bizarre (con acento inglés BBC)

V – ¿Qué?

T – Bizarre (todavía más acento inglés BBC), esa es la palabra inglesa. Bizarro es español, y no tiene nada que ver con “raro”…

V – Lo que tú digas

T – Bueno, me gustaría ayudarte, pero nos estamos saliendo del tema y, la verdad, me da que esto va para largo, así que si no te importa casi mejor que seguimos otro día

V – Es que parecías Harry Potter hablando, tío, perdona….jajajajaja

T – Vale, ok, bueno pues eso, si no te importa…

V – No, en serio, de verdad, ayúdame, porque tengo que decidirlo hoy, y estoy perdida…

T – Pero ya te dije, en París puedes hacer mil cosas: hay pubs y clubes de todo tipo y para todo tipo de tribus, hay ambiente nocturno, es difícil aburrirse, y si crees que te vas a aburrir, combina París con otro destino y listo

V – ¿Con Amsterdam?

T – Por ejemplo, Amsterdam es una ciudad bonita, con mucha vida, es un buen sitio para…

(interrumpe)

V – Pero ya estuve en Amsterdam…

(suspiro)

T – Vete a Bélgica, a Alemania…¿has estado en Berlín?…

V – No

T – Pues seguro que te gusta

V – ¿En coche?

T – No, en avión, es mucho tute para cogerte un coche e irte a Berlín.

V – Con tal de vender…lo que sea…

T – No, si me da igual, lo digo por ti. Alquila un coche si quieres, cosa tuya…

V – No alquilo coches, hago dedo…

T – Muy bien, a estas alturas no están las cosas para ponerse a hacer auto stop en Centroeuropa, la verdad, es cosa tuya, pero a mi me parece una barbaridad…

V – Lo que tú digas, …papá…

(Estamos siguiendo la conversación más como un experimento sociológico que cualquier otra cosa)

T – Mira, la verdad, es que nosotros no trabajamos así, no dejamos a gente haciendo auto stop por ahí, nosotros trabajamos un segmento medio/alto, con garantías, con calidad…

V – Oye, que yo tengo dinero…

T – Me parece bien

V – Pero no quiero gastármelo en un viaje

T – Ya, pues la verdad, no entiendo nada

V – Que me gusta viajar, pero sin andar gastando dinero

T – Ya, si ese es también mi sueño, pero todavía no sé cómo hacerlo…

V – Pero yo te puedo hacer unas fotos de p*** madre

T – ¿Cómo?

V – Que yo viajo con una amiga, que tiene un tipazo, y hacemos unas fotos de p*** madre…a ver, no es que yo no tenga un tipazo, que sí lo tengo, pero yo hago las fotos…

T – Pero ¿qué tiene que ver?

V – Que yo te hago unas fotos para el insta, las subes y vas a ver …te suben los followers como la espuma, hazme caso, es la host***

T – Gracias, de verdad, pero no me interesa. Un placer hablar contigo el día de Reyes, … por la mañana…

V – Piénsalo en serio, esta es una oportunidad…la oportunidad de tu vida…porque ahora no nos conoce mucha gente….bueno, sí que nos conoce mucha gente, pero no demasiada, y en el futuro vamos a cobrar mucha tela por una foto…

T – Estoy seguro, pero de verdad que no me interesa…

V – ¿Tú no conoces a Ana de Armas?, si no tenía un euro, y ahora maneja Hollywood con el **ño…nosotras somos la Ana de Armas del futuro…¿te imaginas haber apostado por ella cuando no la conocía nadie?

T – This is quite bizarre indeed…(acento británico BBC al máximo)

V – ¿Qué?

T – ¿No hablabas inglés?

(silencio)

V – Hazme una oferta, no quiero dinero, dame un viaje…

T – A París…

V – O a cualquier otro sitio…

T – Te voy a mandar a que me hagas fotos en el Louvre…

(silencio)

V – Estoy en serio…

T – Yo también. Te deseo toda la suerte del mundo en París, o en Amsterdam, o donde quieras, pero te has equivocado de agencia.

V – Ya veo, pues la acabas de cagar, también te lo digo…

T – El día que recojas el Oscar, puedes contar esta anécdota, pero acuérdate de nombrarnos, por favor…

V – (muchos tacos…y cuelga el teléfono)

Noticias Relacionadas

DC-3, el avión que cambió la historia

Los aeropuertos más temidos del mundo

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?