Volar pegados no es volar

Si ya has podido acceder al interior de la cabina de un avión en la era post-Covid19, es muy probable que hayas tenido la sensación de volar en una UCI móvil.

La presencia de mascarillas, guantes, caretas protectoras, geles desinfectantes y demás parafernalia propia de esta época que nos ha tocado vivir, ha cambiado totalmente la experiencia de viajar que todos conocíamos hasta el pasado mes de Marzo.

Aprovechando la enorme desconfianza que se ha generado hacia los vuelos, un buen número de empresas han comenzado a comercializar sus propuestas de cara a minimizar el riesgo de contagio a bordo de los aviones.

Unas parecen más viables y razonables, y otras no hay por donde cogerlas.

Aquí te dejamos un resúmen de las que más nos han llamado la atención.

Protectores de asientos

Hay que reconocer que no es lo peor que hemos visto, y además no sólo protege frente a la presencia de este virus, sino también contra la cada vez mayor suciedad que se puede encontrar dentro de los aviones de algunas aerolíneas.

Lo bueno es que este tipo de protectores se pueden adaptar perfectamente tanto al asiento de un avión, como al de un coche, y por su tamaño creemos que también al de tu propia cama.

Se están comercializando los modelos de diversas marcas, unos son reciclables y se pueden lavar después de cada uso, y otros son válidos sólo para un vuelo.

Separador de cristal

Si vuelas con amigos, con tu pareja, o con familiares, podría llegar a resultar bastante molesto, o no, quién sabe…

En el caso de viajar solo, te puede ahorrar incómodas conversaciones con tus compañeros de asiento, al mismo tiempo que se supone te protege frente a los virus.

Para nuestro gusto, con la poca separación entre butacas que hay hoy en día, si aún encima delimitamos más el mínimo espacio disponible, la sensación de claustrofobia puede llegar a ser angustiosa.

Separador de cartón

Una versión menos sofisticada y más económica del mismo tipo de artilugio.

En este caso, es el pasajero el que lo porta cuando entra a la cabina de la avión, y se lo lleva al aterrizar en destino.

Está fabricado en cartón, por lo que tiene una apariencia bastante cutre.

Eso sí, tenemos serias dudas de que realmente sirvan para algo, pero oye, igual se ponen de moda y te puedes adelantar al resto comprando miles de unidades, como si fueran papel higiénico para una pandemia.

Asientos enfrentados

Tiene cierta base lógica, ya que aúna los sistemas de separación con pantallas de cristal, con un asiento en sentido reverso por cada fila.

Nos surgen ciertas dudas, como la de saber si en el caso de implementar esta medida no afectaría de alguna manera a los protocolos de evacuación del aparato en caso de una emergencia.

Sería bastante peligroso ver a un grupo de pasajeros corriendo por el pasillo hacia la parte delantera, y otros haciéndolo en sentido contrario.

Goma elástica

Por mucho que se han empeñado en explicárnoslo, a día de hoy todavía no acabamos de ver las utilidades de este gadget.

Se trata de una goma elástica que debe ajustarse en el respaldo del asiento propio y también en el de delante.

En primer lugar, creemos que puede afectar a la comodidad del pasajero ubicado al frente, por lo que más que resolver problemas es probable que los acabe provocando.

Para freaks, pero muy freaks.

Virus a mi

Este sistema consiste en retar al coronavirus y plantarse en la cabina del avión lo más espatarrado posible, y con la boca y la nariz bien abiertas.

A la vista del panorama que le espera, el propio virus tendrá que decidir si va a entrar en el cuerpo de esta persona, o mejor lo deja para otro momento…

El fantasma

Este sistema garantiza no sólo una total protección frente a cualquier tipo de virus, sino también la máxima privacidad a la hora de volar.

Ojo, las pastillas de Trankimazin se venden por separado.

El panda

Por lo que se sabe hasta ahora, el número de osos panda contagiados por coronavirus es realmente bajo, por lo que son los mejores compañeros a la hora de volar con seguridad.

Si además añades el factor de que está hecho de peluche, las posibilidades de que te transmita algún tipo de enfermedad se reducen notablemente.

El conspiranoico

Si te consideras un conspiranoico y crees que todo este lío está relacionado con Bill Gates, la tecnología 5G, los chemtrails y los alien de Area 51, lo único que necesitas es proteger tu cerebro.

Si de verdad crees todo eso, es evidente que tu cerebro necesita ser protegido, pero mucho mucho…

Triple protección

Ni ves, ni oyes, ni hablas. El plan perfecto para cuando tienes que tomar un avión, o pasar el fin de semana con tu familia política.

Se han documentado casos de pasajeros que han experimentado viajes astrales mientras hacían uso de este sistema.

Alcohol

Dicen que el alcohol mata todo tipo de bichos, ¿no?. Bueno, pues eso…

Noticias Relacionadas

Mini curso de controlador aéreo para estas vacaciones

Se cumplen 40 años de la masacre de Ustica

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?