Y PLUS ULTRA LA VOLVIÓ A LIAR

Ahora podríamos aprovechar para decir aquello de que en Turama ya habíamos avisado hace muchos meses del riesgo que conlleva tratar con aerolíneas como Plus Ultra, pero es que ni siquiera vale la pena, sobre todo a la vista de los correos que hemos recibido de varios de sus pasajeros a raíz de la última decisión de la compañía de cancelar sus vuelos desde Barcelona a La Habana (Cuba).

Para aquellos que no lo habéis leído, os dejamos un enlace a dicho artículo aquí: Plus Ultra líneas aéreas: peligro, peligro…

Los hechos

La compañía aérea Plus Ultra lanzaba a principios de este año la noticia, anunciando a bombo y platillo su intención de comenzar a operar vuelos directos entre Barcelona y La Habana a partir del día 1 de Julio del 2017.

Dichos vuelos tendrían una frecuencia semanal, saliendo el Sábado desde España y regresando el Domingo siguiente desde Cuba, en colaboración con la compañía aérea estatal Cubana de Aviación.

Plus Ultra suele cometer siempre el mismo error de asociarse con lo peor de lo peor, siendo su anterior alianza nada más ni nada menos que con Conviasa, la aerolínea estatal venezolana, que tal y como era de esperar finalizó de forma abrupta en el momento en que los caribeños decidieron dejar de pagar el alquiler de los aviones a los españoles.

Una vez más, ahora habían estrechado sus manos con Cubana de Aviación, la compañía estatal de otro país con grandes problemas políticos y económicos y que además está considerada como la quinta peor aerolínea del mundo, ¿qué podía salir mal…?.

Pues bien, después de apenas 3 meses operando la novedosa ruta a La Habana, como también es costumbre en Plus Ultra, de la noche a la mañana se indica que se suspenden dichos vuelos, sin mayores explicaciones.

La mayoría de compañías aéreas mínimamente serias avisan siempre de sus cambios de ruta, altas, bajas y nuevos destinos, con la antelación suficiente para que sus pasajeros no tengan ningún problema, dejando inmediatamente de vender los billetes para aquellos vuelos que ya no se van a seguir operando.

Plus Ultra, sin embargo, avisa casi de un día para otro que ya no va a volar a La Habana, al menos en unos cuantos meses, por lo que sus pasajeros se quedan una vez más sin margen de tiempo para poder rehacer sus planes, tal y como nos han indicado varios clientes de la aerolínea española que han contactado con Turama.

Lo que más duele de este asunto es que sus pasajeros han tenido que contactar directamente con la compañía para poder verificar que, efectivamente, se habían suspendido los vuelos entre Barcelona y La Habana, ya que nos han confirmado que en ningún momento han recibido ninguna notificación oficial por parte de la aerolínea haciendo referencia a esta decisión.

Es decir, en este mismo momento todavía habrá cientos de pasajeros que desconozcan que Plus Ultra ya no los va a llevar a Cuba, o a España, y se enterarán de esta noticia con la mínima antelación.

Para más Inri, una vez los pasajeros han confirmado con la compañía que el vuelo ya no va a despegar, se les indica que la única opción es el reembolso total del importe abonado por el billete, gestión esta que llevará alrededor de un mes.

Con semejante lapso de tiempo, todos los afectados tendrán que desembolsar cantidades muy superiores a las abonadas a Plus Ultra si quieren realizar el mismo vuelo con otras aerolíneas, sin haber recibido todavía la devolución correspondiente por parte de esta.

Desconocemos las causas por las cuales Plus Ultra ha decidido “in extremis”, como siempre, cancelar esta ruta, aunque nos las podemos imaginar, pero por supuesto no era posible fijar una fecha más adelantada para crear los menores problemas posible a sus pasajeros.

Tal y como ha pasado recientemente en el caso de Monarch y Ryanair, parece que está de moda que las aerolíneas, a pesar de saber que van a echar el cierre o van a tener que cancelar numerosos vuelos, prefieren callar y seguir vendiendo billetes hasta el último minuto, sabiendo que los pasajeros afectados no van a poder reclamar los importes abonados, o lo van a tener especialmente difícil.

Los antecedentes

Pero tal y como ya comentamos en nuestro artículo, al cual hacemos referencia al comienzo, Plus Ultra nos tiene muy acostumbrados a estos bandazos de última hora, que ya han provocado numerosísimos problemas en el pasado.

Recordemos que los “padres” de esta aerolínea son los mismos que en su día formaron AirMadrid, que decidió también echar el cierre de la noche a la mañana, dejando tirados a miles de pasajeros a ambos lados del Atlántico.

Durante el Verano del año pasado, Plus Ultra decidía también en el último momento subir los precios de sus billetes, poniendo en una situación económica muy complicada a los tour operadores que habían confiado en ella, como Politours.

Con los packs de viaje cerrados y los precios cobrados, muchos mayoristas y minoristas tuvieron que cubrir de su propio bolsillo las diferencias que aparecieron a última hora, ya que esta opción era preferible a tener que cancelar los viajes o informar a sus clientes que el precio acordado con ellos, y ya abonado, había subido repentinamente.

Posteriormente, Aquatravel se vió también inmersa en un problema similar al que está ahora mismo encima de la mesa, justo cuando Plus Ultra decidía cancelar la previsión de vuelos que había propuesto a Bangkok, La Habana Holguín y Panamá. Poco después de esto, Aquatravel se declaraba en concurso de acreedores.

Por otro lado, muchos pasajeros que el año pasado habían comprado sus billetes directos para volar hasta Costa Rica, se encontraban con la sorpresa de que la compañía había decidido triangular el mismo haciendo una parada en la República Dominicana, de la cual no habían sido informados en ningún momento.

A comienzos de este mismo año también se decidía cancelar la ruta entre Madrid y Santo Domingo, perdiendo el enlace con la República Dominicana, lo que dejó de nuevo a sus pasajeros en una situación parecida a la que tienen ahora los afectados por la cancelación del vuelo entre Barcelona y La Habana.

En Turama ya indicamos en nuestro anterior artículo sobre Plus Ultra que “no nos fiamos ni un pelo” de las nuevas rutas y conexiones que estaba ofertando la aerolínea, y una vez más se ha demostrado que no nos hemos equivocado.

El personal

Los trabajadores y empleados de Plus Ultra son profesionales de calidad contrastada, que nada tienen que ver con todo este tipo de tropelías.

Acostumbrados a parones de actividad, excedencias forzosas y cambios de todo tipo, sufren los bandazos de rumbo constantes de la aerolínea, y a pesar de esto suelen ser la parte más valorada de esta por sus pasajeros.

Nos duele especialmente esta situación que parece que no tiene arreglo, ya que lo que empieza mal también suele acabar mal, no sólo por todos los pasajeros afectados que ven como sus planes de vuelo se estropean de un día para otro, sino también por este grupo de profesionales que viven pendientes de un hilo y a la espera de ver cuál será la siguiente decisión operativa de Plus Ultra.

La compañía cuenta con los aviones, tres Airbus A340, que a pesar de tener ya cierta antigüedad, son aparatos muy cómodos para sus usuarios y sólo se están dejando de ver en los aeropuertos por culpa de su gran consumo de combustible, al tratarse de un cuatrimotor.

Cuenta también con el grupo humano necesario para volar y atender dichas aeronaves, por lo que seguimos pensando que el problema no es ni lo uno ni lo otro, sino más bien las personas que están al frente de la compañía encargadas de tomar las decisiones claves.

Conclusión

Una vez más, Plus Ultra “chafa” los planes de sus pasajeros, y muy probablemente los de muchas empresas mayoristas y minoristas de viajes que siguen trabajando con esta aerolínea.

No nos cansaremos nunca de decir que estas no son las formas de hacer las cosas, que se pierde cualquier pequeño atisbo de credibilidad que pueda todavía existir, y se daña muy profundamente a un sector que no está atravesando precisamente por su mejor momento.

Tal y como hemos comentado previamente, no nos fiamos de Plus Ultra, no nos han dado razones para ello y, muy al contrario, cada vez tenemos más para sospechar de todos sus anuncios y comunicados.

Esperamos por el bien de todos, empleados y usuarios, que esta situación revierta en algún momento y alguien, algún día, reaccione y haga algo al respecto.

Mientras tanto, lamentamos una vez más este nuevo problema que surge a los pasajeros que tenían previsto volar entre Barcelona y La Habana, y esperamos que puedan rehacer sus planes originales, recibiendo cuanto antes la correspondiente devolución por parte de la compañía.

Mucho nos tememos, y ojalá nos equivoquemos, que esto no va a acabar aquí. Dejamos este asunto pendiente de las nuevas noticias que puedan surgir en los próximos meses y esperamos que la próxima vez que se tomen medidas en Plus Ultra, se tenga en cuenta en primer lugar los intereses de sus usuarios, así como los de sus empleados y colaboradores.

Hasta ese tercer artículo, que no tardará demasiado, desde Turama esperamos que todos los afectados puedan arreglar su situación de la mejor manera posible y a la mayor brevedad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario