4 Errores que vas a cometer cuando vuelvas a viajar

Por si todavía no te has dado cuenta, el mundo ha cambiado, lo cual va a repercutir especialmente sobre el turismo.

A partir de ahora, es necesario tomar medidas extraordinarias para garantizar que tus viajes se desarrollen con normalidad, ya que las probabilidades de cometer fallos importantes han aumentado de manera muy considerable.

En base a nuestra propia experiencia, y sobre todo a la enorme cantidad de dudas y consultas recibidas durante los pasados 3 meses, queremos comentarte algunos errores que tendrás que evitar cometer cuando comiences a viajar de nuevo.

1. No contratar un seguro.

2. Utilizar tarifas no reembolsables.

3. Fiarte de ofertas increíbles.

4. Comprar sólo lo más barato.

Sin seguro

Aunque te parezca mentira, se calcula que más del 70% de los viajeros españoles se desplazan al extranjero sin ningún tipo de seguro.

Las razones más habituales que se suelen esgrimir son:

  • – Es un viaje de pocos días.
  • – El destino está muy cerca.
  • – Estoy bien de salud.
  • – No voy a hacer deportes de riesgo.
  • – Nunca me ha pasado nada.

Si pudieses ver los casos con los que tenemos que tratar habitualmente, se te quitarían de cuajo las ganas de volver a viajar sin un seguro que se adapte exactamente a lo que necesitas, pero como creemos que no es el caso, intentaremos explicarte lo que está ocurriendo.

Como bien sabrás, hay muchos países en los que el turismo equivale a una enorme fuente de ingresos, por no decir la única.

Lamentablemente, esto no sólo se limita a exprimirte cuando coges un taxi, o vas a cenar a un restaurante. Incluso cuando surgen situaciones de emergencia, no te están viendo como un ser humano en problemas, sino como el símbolo del dólar.

No te creas que esto se limita a países del tercer mundo o en vías de desarrollo. En muchos lugares con un nivel de vida muy superior al nuestro, se cometen todos los días auténticas tropelías para conseguir utilizar tu tarjeta de crédito.

En hospitales de reconocido prestigio internacional cuando entra un turista aquejado de una patología leve, se aprovecha para realizar decenas de pruebas complementarias, de las cuales la inmensa mayoría sólo sirven para poder facturar a posteriori.

Por otro lado, durante estas últimas semanas habrás comprobado lo fácil que es que una aerolínea cancele un vuelo, tu hotel tenga que cerrar repentinamente, o de la noche a la mañana necesites regresar urgentemente a tu domicilio.

De todo lo malo que puedes hacer, de todos los enormes errores que puedes cometer, salir al extranjero sin un seguro que pueda cubrir este tipo de incidentes, es la barbaridad más grande de todas.

Tarifas no reembolsables

A estas alturas del año habrás podido confirmar que cuando surgen problemas con tu viaje, lo primero es intentar recuperar las cantidades abonadas cuanto antes.

Sin embargo, si has contratado tus servicios a través de tarifas no reembolsables, lo más probable es que pierdas no sólo tus vacaciones, sino también un montón de dinero.

Si tampoco cuentas con un seguro de cancelación, puedes empezar a despedirte de todo, porque nadie, absolutamente nadie, se va a apiadar ni de ti, ni de tus problemas.

Acuérdate muy bien del mal rato por el que están pasando en estos mismos momentos millones de viajeros en todo el mundo, los cuales ni pueden viajar, ni son capaces de conseguir los reembolsos correspondientes.

Las tarifas reembolsables, tanto en lo que se refiere a aviones, como hoteles, u otros muchos servicios turísticos, son más elevadas que las no reembolsables, pero lo bueno que tienen es que pueden ser canceladas voluntariamente antes de la fecha indicada en las condiciones, recibiendo el 100% de la cantidad abonada.

A veces, en situaciones tan especiales e inéditas como las que estamos viviendo últimamente, vale la pena pagar ese extra y tener la seguridad de que nuestro dinero va a regresar a nuestras manos si las cosas se tuercen.

Ofertas increíbles

Nunca antes habíamos visto una cantidad más grande de estafas y timos online, de todos los tipos, formas y colores que puedas imaginar.

Cuando todavía estamos en pleno proceso de desescalada y ni siquiera es posible saber cuándo podremos volver a viajar con cierta normalidad, observamos atónitos cómo comienzan a surgir auténticos chaparrones de ofertas y chollos turísticos por todas las esquinas.

El estado de ansiedad de los viajeros más voraces es tan sumamente grande, que su desesperación por poder tomar un avión y volar hacia cualquier destino se ha convertido en una auténtica necesidad vital.

Esta urgencia es aprovechada por muchos desaprensivos para conseguir ventas fáciles, las cuales no tienen que ver absolutamente nada con lo ofertado.

Antes de lanzarte como un poseso a hacer reservas “al peso”, intenta comprobar quién está detrás de ellas.

Recuerda lo que hemos hecho siempre desde Turama, y que debería convertirse en obligación para cualquier agente turístico: una oferta no lo es sólo porque tiene un cartelito que lo indica.

Si se trata de una oferta de verdad, tiene que aclarar el porqué puede ser considerada de tal forma, e indicarte dónde está y cuál es el ahorro o la diferencia con el precio normal del producto o servicio.

Siempre lo más barato

Hay muchísimos viajeros que cuando están buscando hotel, o billetes de avión, mantienen inalterada la misma filosofía: siempre lo más barato.

En vez de buscar el producto que mejor se adapte a sus gustos y necesidades, con el que van a estar más cómodos y sacar mejor partido a sus vacaciones, se guían única y exclusivamente por las tarifas.

Hemos visto confirmar reservas en hostels de determinados países asiáticos por importes de 6, 8, ó 10 dólares por noche, en establecimientos donde luego es necesario abonar el triple para poder desplazarse cada día.

Otros acaban mordiendo el anzuelo de la habitación que cuesta 5 dólares, pero si quieres poder conectarte a una red WiFi, o incluso disponer de sábanas limpias, te obligan a pagar otros 20.

Este tipo de trucos de marketing lowcost están a la orden del día, y cada vez se utilizan más porque funcionan y la gente cae en ellos constantemente.

Comprar un viaje es exactamente lo mismo que comprar un pantalón: no te llevas a casa el más barato, sino el que mejor se ajusta a ti.

Noticias Relacionadas

Los aeropuertos más temidos del mundo

Noticias de aviones. Noticias de compañías aéreas. Boeing 727

Se cumplen 49 años del único secuestro aéreo nunca resuelto

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?