Air Europa debería declararse en quiebra

Algunos todavía asocian el término quiebra a la desaparición o liquidación definitiva de una compañía, lo cual es una percepción muy alejada de la realidad.

Muchas de las aerolíneas más importantes del mundo se han declarado en quiebra al menos en una ocasión, una medida que les ha servido para acometer su reestructuración interna con garantías y regresar a la senda de la liquidez.

Noticias de aerolíneas. Noticias de turismo. Boeing 787 de Air Europa

El sector aéreo comercial está caracterizado principalmente por tener que asumir unos costes fijos demasiado elevados, su competencia extrema, la estacionalidad propia de determinadas rutas, y por supuesto su exagerada vulnerabilidad ante cualquier factor externo, sea este una pandemia, un atentado, una crisis económica, o la erupción de un volcán, casos todos que hemos vivido recientemente.

Por estas razones, las caídas de las compañías aéreas son más frecuentes que posiblemente las pertenecientes a cualquier otro sector.

Sin embargo, solicitar la apertura de un expediente de quiebra no implica necesariamente el tener que decir adiós a un negocio, sino más bien todo lo contrario.

Actualmente, son varias las aerolíneas que se han acogido a esta medida, como la todopoderosa LATAM, Aeromexico, Avianca, o la tailandesa Thai, y ninguna de ellas ha cesado sus operaciones.

En nuestro entorno más cercano tenemos el caso de la italiana Alitalia, en quiebra técnica desde hace años y que ha vuelto a renacer de sus cenizas una vez más, después de haber sido dada por muerta en múltiples ocasiones.

Noticias de aerolíneas. Noticias de turismo. Avión de Alitalia

Pero quizás los casos más significativos correspondan a las que están consideradas como las aerolíneas más relevantes e influyentes del planeta, que también han pasado por al menos una declaración de quiebra.

Delta Airlines lo hacía en el año 2005, United en el 2002, y American Airlines en el 2012.

En los 3 casos, todas superaron el trance con éxito saliendo además muy reforzadas del mismo.

Por su parte, la mítica TWA estadounidense se llegó a declarar en quiebra hasta en 3 ocasiones.

La primera en el año 1992, superada favorablemente, la segunda en 1995, también resuelta de manera positiva, y la última en 2001, que estuvo a punto de concluir con una liquidación definitiva, evitada en el último minuto gracias a su venta a American Airlines.

Noticias de aerolíneas. Noticias de turismo. Lockheed Constellation de la compañía TWA

De hecho, en los EEUU y dentro de la solicitud de una declaración de quiebra, es posible acogerse a dos capítulos distintos de la legislación. Uno de ellos es el que hemos oído en varias ocasiones durante este mismo año, y que se corresponde con la protección que garantiza el capítulo 11 de esta normativa.

Quienes se acogen al capítulo 11 lo que están solicitando es una reestructuración de sus empresas, y para ello necesitan que se elimine la presión que ejercen los acreedores, extinguiendo en algunos casos o flexibilizando las condiciones de la deuda.

El capítulo 7 es el que corresponde en el caso de una liquidación. Si es solicitado, lo que se hace es nombrar a uno o varios administradores, que serán los encargados de vender los bienes de la compañía y repartir el dinero obtenido entre sus deudores.

Según la publicación con el título Commercial Aviation: Bankrupty and Pension problems are Symptons of Underlying Structural Issues, escrita por la US Goverment Accountability Office, la duración media de un expediente de quiebra en el sector aéreo comercial es de 714 días.

El caso de Air Europa

Hace apenas unas horas se confirmaba la noticia que todos habíamos adelantado hace meses, relativa al mal llamado “rescate” de Air Europa.

Decimos mal llamado porque la RAE define la palabra “rescate” como la liberación de un peligro, algo que en el caso de Air Europa no se ha producido, ni mucho menos.

Haciendo uso de un subterfugio legal con el fin de evitar los controles europeos, algo que por cierto no ha gustado nada entre los miembros de la Unión, se han aprobado la concesión de dos préstamos por un importe total conjunto de 475 millones de euros, 25 millones más de los solicitados el pasado mes de Septiembre, que se suman a otro préstamo avalado por el ICO el pasado mes de Mayo por la cantidad de 140 millones de euros.

En total, más de 600 millones de euros de deuda contraída que ni siquiera van a ser suficientes para garantizar la viabilidad de la aerolínea, que necesitará al menos otra ayuda por un importe similar en los próximos meses.

Noticias de aerolíneas. Noticias de aviones. Aeronaves de Air Europa

El Gobierno de España ha fundamentado esta decisión en base a que “Air Europa es una empresa estratégica dentro del sector, ya que vuela a 130 aeropuertos de 60 países, lo que pone de manifiesto la dimensión del impacto en el sector turístico español”.

Llama poderosamente la atención que la propia Ministra de Hacienda ni siquiera conozca con exactitud las rutas que opera Air Europa, que en realidad son exactamente la mitad de las que decía en la rueda de prensa mantenida hace 48 horas.

Además, también afirmó que “Air Europa es un operador importante en la conectividad con Canarias, Baleares, y Latinoamérica”, cuando realmente la cuota de mercado de la aerolínea española en nuestro territorio apenas llega al 18%.

Por otro lado, y según se refleja en el BOE, cualquier empresa que acceda a este tipo de ayudas está obligada no sólo a presentar, sino también a hacer público, un plan de viabilidad a medio y largo plazo.

Este plan tiene que especificar con exactitud la utilización proyectada del apoyo público solicitado con cargo al fondo, además de otro tipo de condicionamientos de carácter medioambiental y energético.

Y la pregunta que nos haríamos sería la siguiente: ¿Es viable ahora mismo Air Europa?.

O mejor dicho, y para no personalizar excesivamente la situación: ¿Hay alguna compañía aérea viable en estos momentos?.

Si tenemos en cuenta la situación actual, viendo que American Airlines ha recortado más de 100.000 vuelos en el mes de Diciembre y se prepara para afrontar uno de los peores momentos de su historia, British Airways suspende todas sus operaciones desde el aeropuerto de Gatwick y mantiene al mínimo las de Heahtrow, Ryanair abandona incluso bases en Irlanda y entra voluntariamente en proceso de “hibernación”, o la australiana Qantas que acaba de cerrar todas sus oficinas de atención al público en los aeropuertos, parece que el panorama no es especialmente atractivo.

Noticias de aerolíneas. Noticias de turismo. Artículo del diario The Mirror

Además, a Air Europa se le han dado 6 años para devolver el dinero público percibido, cuando se sabe que está pendiente de su venta a Iberia, una operación que debe de resolverse antes del próximo mes de Mayo.

Todo parece indicar que el supuesto rescate no es más que una línea de vida para dar tiempo a replantear una situación que no se había previsto en 2019, cuando Iberia y Air Europa habían firmado un compromiso de compraventa por importe de 1.000 millones de euros.

Hay que tener también en cuenta que Air Europa no sólo está perdiendo una media de 25 millones de euros al mes, sino que además ha perdido algo incluso más relevante, que es la confianza de sus pasajeros.

Tal y como advertimos durante la Primavera pasada, la polémica decisión de no reembolsar el importe de los billetes correspondientes a vuelos cancelados ha traído consecuencias graves, y ahora mismo la aerolínea tiene incluso mayor dificultad para vender que el resto de la competencia, que por lo menos sí ha intentado cumplir con la ley.

Y todo esto nos lleva a pensar que en realidad no hay ninguna intención por parte de los dueños de Air Europa de reflotar a la aerolínea, sino más bien sólo de conservarla en el mejor estado posible hasta su traspaso a Iberia.

Si de verdad se quisiera volver a retomar el vuelo, la declaración de quiebra sería el principio inevitable de un proceso de reestructuración profundo, en el que habría que conocer con total exactitud los planes de Air Europa para el futuro.

En el caso comentado de la quiebra de American Airlines en 2012, la compañía norteamericana tuvo que especificar con cuántos empleados contaría y también la cifra que tendrían que ser despedidos.

Además, como es obvio también hay que conocer los recortes en beneficios sociales de todo tipo, así como en sueldos, el número de aviones que se devuelven y la cantidad de rutas y frecuencias que se pretenden explotar.

Posteriormente, es obligatorio especificar qué bases permanecerán y cuáles tendrán que ser cerradas, para finalmente poder hacer una estimación del importe total ahorrado.

Y esta es la parte fácil, porque lo difícil llega cuando hay que justificar los ingresos futuros previstos, algo que a día de hoy es total y absolutamente imposible de hacer, dadas las circunstancias inéditas en las que nos encontramos.

Hablamos de un procedimiento en el que incluso se le ha denegado a los sindicatos de Air Europa la posibilidad de conocer el supuesto plan de viabilidad, lo que da muestras de la magnitud del grado de opacidad de este asunto.

Quizás, en otras circunstancias económicas se podría ver el supuesto “rescate” a la aerolínea española desde un prisma diferente, pero en un momento en el que país entra en la que podría ser la crisis económica más profunda de su historia reciente, este tipo de movimientos pueden herir de manera muy profunda los sentimientos de muchos millones de ciudadanos y empresas, que no reciben ni de lejos el mismo trato ni consideración.

Noticias Relacionadas

Resuelto el misterio que originó el escándalo de Qatar

Noticias de aerolíneas. Noticias de aviones. Formación de pilotos de líneas aéreas.

BALPA lanza una advertencia demoledora a los futuros pilotos

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?