Air Europa ha sido asesinada

Air Europa era una buena compañía aérea, y decimos “era” porque en breve pasará a formar parte del grupo IAG, encuadrada dentro de Iberia y después de abonar 1.000 millones de euros en efectivo.

En principio, no había ningún problema económico grave en Air Europa, se trataba de una empresa que todavía ganaba dinero y disfrutaba de cierto prestigio y reconocimiento. Hacía ya unos cuantos años que no causaba demasiados problemas, sin sufrir un excesivo número de cancelaciones ni de retrasos, y con un porcentaje bastante bajo de reclamaciones por parte de sus clientes.

El problema más grave que tenía Air Europa era que estaba en manos de gente a la que le importaban muy poco los aviones, los viajes, sus empleados, y el sector turístico en general.

Mientras Juan José Hidalgo es un ejemplo de trabajo y superación, después de haber tenido que emigrar y empezar desde cero con un pequeño negocio de transporte en autobuses, sus descendientes, nacidos ya cuando el éxito y el dinero habían entrado por la puerta, sólo se han dedicado a pelearse entre ellos para hacerse con el pedazo del pastel familiar más grande posible.

A los nuevos ricos y cabezas pensantes que estaban al mando de Air Europa, y siguen a la cabeza del grupo Globalia, les importaba un pimiento mandar a sus tripulaciones a pernoctar en Caracas, la capital más insegura del planeta, cuando el resto de aerolíneas hacía ya mucho tiempo que lo evitaban.

Es más, Hidalgo tampoco tuvo mayor problema en aliarse con Maduro para sumarse a un proyecto conjunto de activación del turismo en Venezuela, cuando este todavía le debe un buen número de millones de dólares, como a la práctica totalidad de compañías aéreas que operaban en el país caribeño.

Claro, cómo voy a fomentar el turismo a Venezuela, vendiendo el país como un destino de calidad, cuando al mismo tiempo evito que mis empleados duerman en la capital por temor a ser atracados, por no decir algo mucho peor.

Sin duda, es una excelente noticia para Iberia, ya que Air Europa era de la poca competencia no lowcost que realmente le hacía daño. Ahora tendrá en un monopolio una buena parte de rutas nacionales, y sobre todo internacionales, principalmente a América, por lo que podemos empezar a contar todos con una explosión inminente de tarifas.

La operación todavía tiene que ser revisada por el Organismo de Competencia de la UE, el cual si de verdad funcionase, no sería descabellado que paralizase al menos en parte esta compra.

Podríamos haber cambiado también el título de este post a “Aerolínea inglesa compra a la principal aerolínea española”, ya que gracias a esta inversión Iberia se deja una importante vía de escape de cara al Brexit, dado que a día de hoy legalmente sigue siendo británica.

Veremos ahora qué pasa con el mayorista del grupo Globalia, Travelplan, así como con la minorista, Halcón Viajes, que se quedan sin el elemento que les daba algo de fuerza en el mercado y de cara a la competencia, y con Air Europa fuera del tablero de juego lo van a tener muy difícil para continuar como hasta ahora.

Air Europa ha sido asesinada, vendida por apenas 1.000 millones de euros, el precio aproximado de 5 Boeing 787 “Dreamliner”, de los que la compañía dispone de 14 unidades, además de otras 51 aeronaves de distintos modelos.

Un precio que se antoja ridículo, prácticamente un auténtico regalo, del que seguro más de uno se va a llevar un buen pico para su bolsillo.

Tanto IAG, como Iberia, podrían haber destinado esos 1.000 millones a mejorar la calidad de su pésimo servicio, a contratar a más empleados que den respuestas cuando surgen los múltiples problemas que acompañan desde hace tiempo a la aerolínea, a deshacerse de los viejunos Airbus A340, que hacen agua por todos lados, o simplemente a pagar todas las indemnizaciones que todavía debe a sus clientes.

Es decir, podrían haber destinado todo ese dinero a mejorar como empresa, y ganarse el favor del público, pero evidentemente es mucho más fácil quitar a la competencia del medio, y así no hay otra opción que volar con Iberia, o en alguna otra compañía del grupo.

Lo sentimos por Air Europa, que ha sido asesinada por la espalda, con premeditación, alevosía y nocturnidad, y también por todos sus empleados y por todos nosotros, clientes y pasajeros de esta aerolínea, que cada día vemos nuestras opciones para viajar más menguadas.

Igual que ha pasado con British Airways, Iberia, o Vueling, Air Europa se convertirá en breve en otra compañía de bajo coste más, eso sí, con unas tarifas y precios mucho más elevadas que el resto.

Y un último aviso para todos los vendedores de coches de alta gama, yates y mansiones de lujo: contacten estos días con los Hidalgo, que tienen dinero en efectivo fresco y guardado en la nevera, y les encanta tirarlo por el retrete de cualquier manera.

Noticias Relacionadas

Airbnb, el timo que está arruinando cientos de vacaciones

Air Europa, grave incidente en Amsterdam

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?