Alitalia, la aerolínea eterna

Al igual que Roma, ciudad en la que Alitalia mantiene su hub principal, la compañía aérea italiana parece disfrutar de una vida eterna.

Sin embargo, el nacimiento de Alitalia es fácil de ubicar, ya que se sitúa poco después de finalizar la II Guerra Mundial, cuando toda Europa se ponía en marcha para intentar reflotar a un continente devastado tras años consecutivos de batallas y bombardeos.

De esta manera, el día 16 de Septiembre de 1946 se decidía la creación de la compañía bandera del país transalpino, aunque su primer vuelo tendría que esperar hasta el 5 de Mayo de 1947, fecha en la que un Fiat G-12 operaba la inédita ruta entre Turín y Roma.

Aunque Italia siempre ha sido un destino turístico de primer orden, la verdadera explosión comercial de Alitalia de cara al resto del mundo coincidió con la celebración de los Juegos Olímpicos de Roma, en 1960.

En ese año, la aerolínea decidía abandonar las hélices y comenzaba a operar con los jets más potentes del momento, siendo reconocida a nivel internacional por tratarse de la compañía que transportaba al Papa en todos sus viajes.

Durante la década posterior, llegaba a su flota el Boeing 747 “Jumbo”, un auténtico emblema de la aviación comercial que marcaba las distancias con el resto de la competencia, y daba un toque de clase y exclusividad a las aerolíneas que contaban con este modelo.

Alitalia pudo disfrutar de una época posterior llena de vino y rosas, en la que llegó a crear un conglomerado de sociedades bautizado como Alitalia International Holding, S.A..

La aerolínea se dedicaba a comprar negocios de catering, hoteles, resorts de todo tipo, compañías de seguros, o empresas de informática, haciendo ostentación de importantes cantidades de efectivo saliendo y entrando de manera constante de su caja.

En el año 1995 se intentó formalizar un proceso de fusión con la holandesa KLM, el cual se frustraba prácticamente en el último momento.

Desgraciadamente para sus propios intereses, 1998 sería uno de los últimos años en los que Alitalia presentaría una cuenta de resultados positiva.

Entre los años 2000 y 2008, se calcula que Alitalia habría perdido más de 4.000 millones de euros, y el 12 de Enero de 2009 se decidía dar por muerta a la primera Alitalia.

Pero como dice el refrán, “a Rey muerto, Rey puesto”, y tras apenas 24 horas, el 13 de Enero de 2009 nacía la “segunda” Alitalia.

A pesar de todos los esfuerzos realizados para intentar revertir una situación económica muy desfavorable, la compañía no lograba volver a la senda de los beneficios, por lo que en Junio del 2014 hacía acto de presencia la compañía árabe Etihad, que lograba hacerse con un 49% del total de acciones.

Mientras los petrodólares llegaban a Alitalia, la aerolínea seguía operando con normalidad, pero después de varios fiascos en muchas de sus inversiones, y de una situación económica especialmente complicada para ella misma, Etihad decidía retirar definitivamente su apoyo a la compañía italiana, dejándola literalmente en tierra de nadie.

Desde entonces, el ejecutivo italiano ha intentado vender la aerolínea, y durante muchos meses se estuvo hablando de un profundo interés por parte de Lufthansa para hacerse con ella. El propio grupo IAG, en el que se engloba Iberia, también tanteó en su momento la operación, así como algunas otras conocidas compañías del sector.

Sin embargo, el proceso de venta nunca pudo llegar a completarse, por lo que Italia decidía hace penas un mes volver a nacionalizar a Alitalia, proporcionándole una línea de vida valorada en 500 millones de euros.

Alitalia tiene una flota compuesta por 113 aeronaves, entre las que destacan:

14 Airbus A330

12 Boeing 777

La nueva normalidad de Alitalia

Hoy mismo se comunicaba la noticia de que el ejecutivo italiano tiene ya preparado un nuevo plan para reconstruir Alitalia, dotado económicamente con 3.000 millones de euros.

La nueva Alitalia post pandemia necesitará de importantes ajustes de personal, lo que significa que el 50% del total de su plantilla, entre los que se encuentran pilotos, tripulantes de cabina, mecánicos, y personal de tierra, tendrán que acogerse a una excedencia forzosa.

Los sindicatos italianos han dado el visto bueno al proyecto, que afecta aproximadamente a 6.600 trabajadores, los cuales finalmente podrán percibir el 70% de su salario mientras permanezcan apartados de sus puestos de trabajo.

También se ha adelantado que la “nueva” Alitalia se centrará en los trayectos de largo radio, lo cual tiene cierto sentido, considerando que el mercado doméstico del país está prácticamente tomado por compañías lowcost como Vueling, Volotea, Ryanair, o EasyJet.

Sin embargo, este nuevo proyecto plantea un buen número de posibles incógnitas.

En primer lugar, cuando Alitalia habla de “largo radio”, se está refiriendo principalmente a rutas transatlánticas, con destinos preferentes en los EEUU.

Pero tenemos que recordar que no hace demasiado tiempo la aerolínea italiana era expulsada del proyecto conjunto que tenía con Air France/KLM y Delta Airlines, para operar rutas entre Europa y los EEUU.

Su puesto pasó a ser ocupado por la inglesa Virgin Atlantic, que se dedica también en exclusiva a operar trayectos de largo radio.

Y esto sólo en lo que se refiere al grupo Sky Team, porque One World también tiene su propio proyecto conjunto para volar hacia los EEUU, en el que participan American Airlines, British Airways, Finnair, e Iberia.

Por cierto, que este último grupo de compañías todavía está bajo investigación por el Tribunal de la Competencia, que muy probablemente obligue a las mismas a liberar un buen número de slots que podrán ser aprovechados por otras aerolíneas que quieran operar rutas hacia los EEUU.

Sin embargo, Alitalia va a necesitar buscarse socios poderosos si quiere plantar cara en el mercado de largo radio.

Se ha especulado sobre la incierta posibilidad de que pudiese entrar en One World y sustituir a Finnair, lo cual resolvería parte de sus problemas, pero a día de hoy está solución está muy en el aire.

Desde Turama, creemos que Alitalia podría ganar mucho más apuntando al Este, que al Oeste.

Durante los dos últimos años estuvo operando un importante número de vuelos a países asiáticos, en los que destacaban unas tarifas muy competitivas, sobre todo en rutas hacia Japón.

De todas maneras, Italia sigue manteniendo muchos lazos comunes con los EEUU, por lo que es comprensible que prefiera continuar alimentando ese mercado.

Sin duda, el poder sacar a la aerolínea de una crisis tan profunda, cuando todo el mundo está sumergido en otra mucho mayor, sigue siendo una apuesta especialmente complicada.

Pero a estas alturas y visto lo visto, empezamos realmente a pensar que Alitalia es indestructible.

Noticias Relacionadas

Eurowings: vuelan por error a un aeropuerto cerrado

Los aviones que ya no volverán a volar tras la crisis

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?