American Airlines: Youtuber se esconde dentro de un avión y provoca el caos

Cientos de miles de jóvenes en todo el mundo están dispuestos a hacer lo que haga falta con tal de ver sus canales de Youtube crecer en el número de visitas.

Lamentablemente, estos comportamientos acaparan más atención en las redes sociales que los de otros youtubers que se esfuerzan por crear contenido de calidad, por lo que en numerosas ocasiones acaban provocando un efecto llamada que incita a saltarse cualquier tipo de norma o ley para ganar con ello más suscriptores.

A día de hoy, ya no es ninguna noticia que determinados personajes ávidos de acaparar atención mediática, se dediquen desde sus canales en las redes sociales a sembrar controversias de todo tipo, esperando a cambio recaudar un mayor número de seguidores.

Desde los que se han grabado en plena vía pública insultando a la gente para ver sus reacciones, hasta los que han dado pasta de dientes a un mendigo para que se la comiese delante de una cámara, los ejemplos de esta tendencia dan a entender que todavía permanece en vigor.

Noticias de aerolíneas. Noticias de turismo. Artículo sobre detención de un youtuber

Los últimos en experimentarlo han sido los pasajeros del vuelo AA2205 de American Airlines, que el pasado Viernes volaban desde Dallas hasta Miami a bordo de un Boeing 777-200.

En el interior de la cabina del aparato se encontraba una youtuber dispuesta a demostrar a sus seguidores cómo se podía esconder en la sección destinada a los pasajeros de Primera Clase, y permanecer en ella durante las 2 horas y 30 minutos de duración establecidas para dicha ruta.

Poco después de finalizar el embarque la suerte quiso ponerse de cara para la protagonista de esta noticia, ya que un vehículo destinado a transportar el catering para la aerolínea, colisionaba levemente contra una de las puertas de la bodega del aparato.

Noticias de aerolíneas. Noticias de turismo. Boeing 777 de American Airlines

Este incidente causó un pequeño revuelo dentro de la aeronave, el cual fue aprovechado por la youtuber para acceder a la cabina de Primera Clase y esconderse entre un asiento y una pantalla de televisión, sin que nadie se percatara de ello.

Sin embargo, la tripulación de cabina ya había realizado el recuento de pasajeros antes de la colisión, y en el momento en el que el avión estaba listo para despegar se decidió volver a repetirlo una vez más.

Fue en este instante cuando se detectó el asiento vacío que había dejado la youtuber en la sección Economy, y la persona que se sentaba junto a ella confirmó que la había visto levantarse y dirigirse hacia la parte delantera de la cabina, asumiendo que necesitaba ir al baño.

De nuevo, se procedió a hacer el recuento de pasajeros, sin llegar a localizar el escondite en el que permanecía agazapada.

Tras comprobar el interior de todos los baños y las partes comunes del aparato, el comandante al mando del mismo decidió intervenir, sospechando que podría tratarse de un acto terrorista.

Se hizo una llamada por megafonía alertando de que el avión no podría despegar hasta que todos los pasajeros se encontrasen ocupando sus asientos, la cual finalmente consiguió el efecto deseado, e hizo que la ahora detenida se levantase e intentase volver hacia la parte trasera de la cabina.

Noticias de aerolíneas. Noticias de turismo. Interior de cabina de Boeing 777 de American Airlines

En ese preciso instante fue interceptada por los empleados de American Airlines, los cuales y tras una fuerte discusión le confirmaron que debía abandonar el aparato.

La youtuber se negó a ello, indicando que se le había faltado al respeto y que había pagado su billete, por lo que rehusaba salir del avión.

A la vista de los acontecimientos, el comandante decidió salir de la cabina y hablar con la youtuber, adelantándole que sería detenida en breve por la policía.

A bordo del aparato también viajaba otra chica que supuestamente actuaba como cómplice y ayudante de la causante del monumental lío que se formó dentro del avión de American Airlines, la cual se interpuso entre esta y el comandante, iniciándose un forcejeo que finalizó con varias patadas propinadas a miembros de la tripulación por parte de ambas mujeres.

Tras la intervención policial se procedió a la detención de las dos implicadas en el altercado, lo cual tampoco marcó el final de esta historia, ya que después de más de 3 horas de retraso otro pasajero decidió descargar su frustración contra una tripulante de la aerolínea, acusando a American Airlines de una excesiva demora a la hora de lidiar con la incidencia.

Por segunda vez, la policía se vio obligada a intervenir para retirar al tercer pasajero en discordia, concluyendo de esta manera la odisea del vuelo AA2205 de American Airlines.

Con la que está cayendo en estos momentos, sería bueno preguntarse hasta qué punto una persona medianamente estable puede llegar a considerar que es una buena idea subir a las redes sociales un vídeo de estas características.

Sobre todo si pensamos que estamos hablando de los EEUU, un país que atraviesa una ola de violencia justo en el medio de un proceso electoral decisivo para el futuro de sus ciudadanos, y donde una “broma” de este tipo puede ser malinterpretada y tomada como algo bastante más serio.

Hemos visto a supuestos influencers de todo tipo morir intentando sacar una foto, o haciendo barbaridades de muy difícil explicación, pero casos como el relatado no sólo se están perjudicando a ellos mismos, sino que además crean un grave trastorno a otras personas que no tienen culpa de nada.

Y sí, por supuesto, hay otro tipo de youtubers que trabajan de una manera muy distinta, buscando seguidores gracias a su espontaneidad, simpatía, y buen hacer.

Y una prueba de ello son nuestros amigos de los canales V de viajar, y también de ¡Qué gran viaje!, a los cuales sí os recomendamos seguir en sus redes sociales.

Noticias Relacionadas

Resuelto el misterio que originó el escándalo de Qatar

Noticias de aerolíneas. Noticias de aviones. Formación de pilotos de líneas aéreas.

BALPA lanza una advertencia demoledora a los futuros pilotos

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?