ANA, el verdadero lujo asiático

Si miramos los rankings que reflejan a las mejores compañías aéreas de cada año, podremos observar que hay una que suele estar siempre entre las tres primeras, la japonesa ANA (All Nippon Airways).

ANA es una aerolínea 5 estrellas, pero no sólo en lo que se refiere a la calificación otorgada por las principales consultoras aéreas, sino por lo más importante, que son las opiniones y experiencias de vuelo de sus propios pasajeros.

 

Pero el gigante japonés no lo tuvo nada fácil para poder alcanzar el estatus de una de las mejores aerolíneas del mundo. El gobierno nipón protegía, subvencionaba y mantenía el monopolio de las rutas internacionales reservado para su mayor competencia, JAL (Japan Airlines), por lo que ANA tuvo que conformarse mucho tiempo con fletar sólo vuelos chárter al extranjero.

Desde finales de los años 80, hasta el año 2010, los papeles se fueron invirtiendo y mientras ANA crecía exponencialmente, JAL cada día estaba más endeudada.

Fue precisamente en el 2010 cuando JAL se declaraba finalmente en bancarrota, con una deuda cercana a los 25.000 millones de dólares, y ANA se convertía en la primera aerolínea del país, y una de las principales del sector aéreo mundial.

Hoy en día ambas compañías conviven de una manera civilizada, y aunque ANA sigue siendo mucho más grande e influyente que JAL, ambas ofertan servicios de gran calidad.

En un mercado y una sociedad tan tradicional como la japonesa, ANA no ha tenido mayor problema para adaptarse a las nuevas modas y tendencias, y es capaz de combinar la seriedad, solemnidad y educación más seculares, con aviones pintados con personajes de la serie Pikachu, o de la saga de La Guerra de las Galaxias.

Reducir mercado doméstico

Japón y España coinciden en un dato muy significativo: ambos países se encuentran entre los que presentan una mayor esperanza de vida para su población.

Para el país asiático, esto supone un mercado de población más envejecida, y también más reticente a viajar y montarse en un avión.

Por otro lado, y al igual que pasa en Europa, los segmentos de población más joven se han acostumbrado ya a volar casi en exclusiva con aerolíneas de bajo coste. Estos dos factores afectan de manera muy directa al mercado aéreo doméstico.

Pero además, en el caso de Japón existe otro elemento determinante a mayores, ya que la red ferroviaria que une las ciudades más importantes, es una de las mejores, más rápidas, y de mayor calidad de todo el Planeta.

Si bien es cierto, y esto lo sabemos por experiencia propia, que el precio de los billetes del Shinkansen (tren de alta velocidad japonés) es superior a la tarifa aérea para volar entre las mismas ciudades, para coger el tren no hace falta desplazarse al aeropuerto, ya que todos suelen salir y llegar a las estaciones que se encuentran casi siempre en zonas muy céntricas.

Esto supone un importante ahorro de tiempo, sobre todo para los ejecutivos que tienen que viajar por razones laborales.

Por estos motivos, ANA ha decidido reducir su mercado doméstico en un 3%, pero no eliminando rutas ni frecuencias, sino operando con aviones de menor capacidad.

Siguiendo la estela de su mayor competidora, JAL decidía cubrir ese hueco y confirmaba que procedía a aumentar su oferta de asientos domésticos en un 3%.

Igual que ha hecho Iberia o Air Europa en España, con Iberia Express, o Air Europa Express, ANA ha dejado que sean sus filiales lowcost las que lleven el peso de los vuelos domésticos nacionales, mientras ella se centra en las rutas internacionales.

Para ello, cuenta con el rápido crecimiento de Peach, la aerolínea de bajo coste en la que figura como accionista mayoritaria, para la que ha comprado 7 nuevos Airbus A320-200 y otros 10 del modelo A320-200neo.

Con esta flota piensa plantar cara a la filial lowcost de JAL, de nombre Jetstar Japan, en la que participan también la australiana Qantas, que aporta la mayoría de los aviones, y Mitsubishi.

Los datos

ANA nacía en el año 1952 con una flota de tan solo 2 helicópteros. Actualmente, cuenta con 234 aeronaves. JAL tiene en este momento 167.

Para los recorridos de medio y largo radio utiliza 40 Boeing 767 (es junto con Delta y United la aerolínea con más unidades de este modelo), 50 Boeing 777, además de 67 Boeing 787 “Dreamliner”, de apenas cinco años de vida media operativa.

Además, para el medio/corto radio también dispone de 47 Boeing 737 y 28 unidades de la familia A320.

Curiosamente, ANA ha sido la última compañía aérea en decidir incluir al gigantesco Airbus A380 en su flota. En la actualidad ya dispone de dos unidades de este enorme avión, y espera una tercera y última.

ANA explota directamente además de la aerolínea que da nombre al grupo, otras dos compañías de bajo coste: Vanilla Air y Peach Aviation.

Los beneficios que obtiene directamente de estas 3 empresas conforman el 73.5% del total del dinero que recibe.

Otra importante fuente de beneficios para el grupo, concretamente el 12.1% del total, proviene de la explotación de otras empresas relacionadas con el sector aéreo, entre las que destacan Ana Airport Services, Ana Base Maintenance Technics, Ana Motor Service, Ana Cargo, o Ana Catering Service, entre otras.

Para el próximo año, en el que se celebrarán los Juegos Olímpicos en Tokyo, ANA espera convertirse en un referente aéreo mundial, maximizando y aumentado notablemente tanto frecuencias y rutas internacionales, como también domésticas.

Sin duda, este acontecimiento se convertirá en un importante punto de inflexión para la compañía.

En lo que se refiere a este mismo año, destacamos el lanzamiento en el mes de Septiembre de la ruta entre Tokyo Narita y la ciudad australiana de Perth, convirtiéndose en la primera aerolínea japonesa que cubre este itinerario.

También para Invierno del 2019, ANA tiene prevista la inauguración de una nueva ruta entre Tokyo Narita y Chennai, en la India.

La ciudad india se ha convertido, gracias a la industria del automóvil, en la “Detroit de la India”, y además tiene el segundo puerto marítimo más importante del país. ANA espera sacar partido al enorme mercado indio, tanto en lo referente a pasajeros, como a carga, sobre todo con la exportación de vehículos.

Por último, mañana mismo ANA estrenará su ruta entre Tokyo Narita y Honolulu (en las islas Hawái), para la cual utilizará uno de sus Airbus A380.

Noticias Relacionadas

Flypop, nace otra aerolínea lowcost con los días contados

Y la próxima aerolínea en declararse en quiebra va a ser …

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?