Arrecia la campaña informativa contra Norwegian

Ya lo dijimos el año pasado: hasta el mes de Agosto de 2019, Norwegian sufrirá una campaña supuestamente informativa cuyo único y verdadero fin es crear en sus pasajeros potenciales la imagen de una aerolínea acabada y a punto de echar el cierre en cualquier momento.

Ese es el plazo que se ha dado IAG para intentar culminar con éxito su intención de compra de la compañía lowcost noruega. Si para entonces no ha fructificado la estrategia, cambiará su objetivo y apuntará sus cañones contra la inglesa EasyJet.

Para ello, IAG cuenta con importantes aliados dispuestos a participar de la misma, que día sí y día también, lanzan a la red noticias intentado enterrar a Norwegian.

No somos precisamente nosotros los más adecuados para criticar la línea editorial de nadie, empezando porque hemos repartido leña a diestro y siniestro, tanto contra Norwegian, como contra cualquier otra compañía aérea que consideremos merece nuestra crítica, pero dentro de nuestra particular locura siempre hemos tenido el mínimo detalle de intentar no hacer daño a los empleados y trabajadores pertenecientes a las aerolíneas de las que hablamos, los cuales creemos que merecen un respeto.

Por otro lado, es evidente que este es el pequeño y humilde blog informativo de otra pequeña y humilde agencia de viajes, y no nos podemos comparar con los grandes gigantes de la información.

En este caso, hablamos precisamente del autoproclamado como “periódico turístico más leído del mundo”, lo cual evidentemente no vamos a poner en duda, alegrándonos porque semejante galardón recaiga sobre una empresa española.

De esta manera es como se califica preferente.com, sin duda un referente de las noticias turísticas, que además funciona como el mejor amigo de nuestra querida Iberia, que curiosamente es la principal interesada en acabar con Norwegian.

No sólo hablamos del periódico turístico más leído del mundo, sino también de aquel que organiza el “acto estrella” de Fitur, una de las ferias de turismo más importantes del planeta y que se celebra cada año en Madrid.

Ni siquiera la inauguración oficial que hacen los Reyes de España el primer día de feria, o las interesantísimas conferencias y charlas que ofrecen personalidades destacadas del sector, pueden hacer sombra a la entrega anual de los premios preferente.com, que el año pasado recayeron, entre otros, como no, en el Presidente de Iberia, Luis Gallego.

De esta manera, el diario quería premiar (textual) “la trayectoria, la ética y la defensa del turismo” del mandamás de Iberia, con permiso de Willie Walsh.

Pues bien, tal y como decimos, desde hace ya bastante tiempo leemos con atención y devoción (a ver si aprendemos algo de los maestros) las noticias que este periódico saca sobre la compañía noruega, las cuales suelen estar acompañadas de otras en las cuales se ensalzan y halagan los encantos de nuestra querida Iberia.

De esta manera, en Noviembre del año pasado se informaba en relación a que “Norwegian lidera el top de las aerolíneas que más quejas reciben”.

Nos llamó poderosamente la atención este titular, porque según los propios datos facilitados por AESA, la compañía aérea que más quejas había recibido en 2017 era precisamente Iberia, con un total de 2.406 expedientes.

Sin embargo, si uno se para a leer la noticia, se dará cuenta de que se eligió ese titular porque Norwegian lideraba dicho ranking en términos relativos, es decir, calculando el número de quejas sobre el número de pasajeros.

Entre optar por un titular que pueda perjudicar de alguna manera a Iberia, la más reclamada en términos absolutos, es mejor sacar a Norwegian…ya luego el que lea la noticia se aclarará oportunamente.

Pero también nos gustó mucho otro titular del mes de Noviembre pasado, que indicaba “Norwegian hundida: se desploma en 5 puntos su ocupación en Noviembre”.

Por supuesto, justo al lado podemos ver el contrapunto de Iberia: “Iberia sorprende, supera la ocupación de una lowcost como Vueling”.

Claro, para entender esto hay que acudir a medios internacionales, algo más neutrales. La gracia del asunto está en que la noticia sobre el “desplome” de ocupación en realidad correspondía a otra en la cual también se informaba de un crecimiento del 13% en el número de pasajeros de la compañía noruega, que ha pasado a transportar un total de 37.3 millones.

Ante dos claves informativas, una enormemente positiva y otra algo más negativa, ¿cuál es mejor publicar y destacar?…

También nos fijamos en otro curioso titular del mes de Diciembre del año pasado, que rezaba de esta manera: “Norwegian, sin liquidez a 9 días de pagar parte de sus deudas”.

Como siempre, el contrapunto correspondiente a Iberia justo debajo: “Iberia reta a Norwegian: llegará a Oslo y Bergen en 2019”.

En esta ocasión, interpretando de aquella manera las noticias llegadas desde medios noruegos, se elucubraba sobre un próximo impago de deudas a los suministradores, resaltando que “es probable que los suministradores empezaran a pedir pagos al contado…”, “una situación insostenible para una compañía aérea de importancia, que la sumiría en un caos operativo”.

Ahí queda eso.

El artículo finalizaba indicando que a ver “si la espera de IAG ha valido la pena y la británica se convierte en la salvación”.

Pero quizás la noticia que riza más el rizo, si es que eso cabe, es la publicada el pasado 7 de Enero, en la cual, como ya hemos visto, si se dice algo positivo tiene que ir siempre acompañado de algo negativo, o en su defecto algún halago a Iberia.

En este caso, pudimos leer “Norwegian crece en pasajeros y pérdidas por el combustible”. Pero lo más gracioso no es el titular contradictorio y con mala leche, sino lo que se indica al final del mismo: “Cabe destacar que Norwegian ha conseguido financiación para pagar todos los pedidos cuyos plazos vencen en los próximos 6 meses y, según ha indicado la propia aerolínea, sus gestiones para vender aviones y realquilarlos, continúan a buen ritmo, como ya anunció preferente.com”.

 

Sin comentarios…

Pero esto no podía quedar así, por lo que ayer mismo se volvió de nuevo al ataque de esta manera: “Norwegian: despidos y cierre de bases para intentar sobrevivir”.

Ojo, porque no hablamos de sobrevivir, hablamos de “intentar sobrevivir”, que no es lo mismo.

En esta noticia, que ya estaba anunciada por la propia aerolínea antes de las Navidades pasadas como parte de las medidas adoptadas para ajustar sus cuentas, se especifica en el cuerpo de la misma que los trabajadores que pudiesen resultar afectados “se intentarán traspasar a la operativa de largo radio”.

Entre eso y anunciar “despidos y cierre de bases”, hay todo un pequeño mundo, sobre todo considerando que prácticamente todas las aerolíneas europeas con un mayor índice de estacionalidad, disminuyen rutas y cierran bases durante los meses de menor ocupación, volviendo a recuperarlas si así lo estiman oportuno, o buscando nuevos destinos, una práctica muy común en Norwegian.

Si nos ponemos en la piel de todos los trabajadores de Norwegian, muchos de ellos españoles, que tienen que desayunar todos los días con esta información, la verdad es que no nos gusta.

Y no somos precisamente en Turama defensores de las lowcost, a las que solemos criticar a menudo por sus políticas laborales y el deficiente trato al cliente, algo que no guarda relación con el hecho de que están haciendo viajar a mucha gente que en otras circunstancias no podría hacerlo.

Por nuestra parte, criticamos durante a Norwegian hace dos años por su pobre operativa, que obligó a la contratación de los servicios de otras aerolíneas de menos calidad para poder transportar a muchos de sus pasajeros, cosa que parece no ha acontecido de manera tan exagerada en 2018.

No nos gusta el modelo laboral que suelen tener este tipo de aerolíneas, pero aún así estamos hablando de una empresa que lucha por sobrevivir a una competencia enormemente más pobre, que suele dar un servicio a sus pasajeros mucho más mediocre y por unas tarifas más elevadas.

No olvidemos que Norwegian fue de las primeras en ofertar WIFI dentro de sus aviones, y quiere hacerlo de manera gratuita. Opera el largo radio con flamantes 787 “Dreamliner”, que están 5 pisos por encima de los A330 de su archienemiga Iberia.

Por otro lado, no vemos en este diario turístico el mismo énfasis por resaltar los ERE´s de Iberia, que están facilitando la salida a sus trabajadores más antiguos y capacitados, para poder contratar a otros más jóvenes en condiciones laborales y económicas infinitamente inferiores, a través del engendro Level.

En Turama, que no somos el blog de turismo más leído del planeta, anunciamos con casi un año de antelación el posible cierre de FlyBe, consumado este año, el de Air Berlin, los problemas financieros de WOW, de Etihad, incluso de Emirates o de Alitalia.

Pero una vez que comunicamos la noticia a nuestros seguidores, no le vemos sentido a continuar todos los días con un escarnio público contra alguna de estas aerolíneas, y no porque algunas no lo merezcan, sino más bien por el respeto que tenemos hacia sus trabajadores.

Norwegian está a años luz de Iberia, no sólo porque tenga el doble de aviones que la aerolínea española, sino porque la antigüedad de estos es de tan solo 4 años, frente a los 10 de Iberia.

No sólo esto, las tarifas son enormemente más bajas en la noruega, e Iberia no puede precisamente presumir de una mayor atención al cliente.

Tal y como expresaba este diario, IAG no es la salvación para Norwegian. Más bien, comprar Norwegian puede ser la salvación para IAG, que no puede competir con British Airways, Iberia y Level contra los aviones y precios de la noruega.

A cada cual, lo suyo. Todo es criticable en este mundo, y nosotros somos los más críticos del planeta (no los más leídos), pero hacer daño por hacer daño no crea un gran Karma.

Noticias Relacionadas

Flypop, nace otra aerolínea lowcost con los días contados

Y la próxima aerolínea en declararse en quiebra va a ser …

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?