Austria declara la guerra a Ryanair

Por lo que parece, el último rescate que ha tenido que hacer el gobierno austriaco para salvar a la aerolínea Austrian Airlines, ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Después de muchas semanas de negociaciones, la compañía aérea se verá beneficiada por un paquete de ayudas dotado económicamente con un total de 450 millones de euros.

Este es sólo el penúltimo capítulo de una historia que se viene repitiendo de manera cíclica en el país centroeuropeo, que ha visto el nacimiento, el hundimiento y la quiebra de diversas aerolíneas.

Como ya contamos en posts anteriores, Ryanair presentó una protesta formal ante el ejecutivo austriaco, argumentando que si prestaba dinero a Austrian Airlines estaría contribuyendo a enriquecer a una empresa alemana, ya que ahora mismo la compañía está englobada dentro del grupo Lufthansa.

Posteriormente, también amenazó a la propia Lufthansa y de hecho está pendiente de presentar una reclamación judicial en sede europea con el fin de reclamar la anulación de las ayudas económicas que Alemania ha aprobado para su compañía bandera.

A Ryanair le interesa especialmente que Austrian no pueda seguir operando, para poder quedarse con el mercado del país a través de otra lowcost perteneciente al grupo irlandés: Lauda.

Sin embargo, a veces el seguir tirando de la cuerda cuando esta ya no da más de si, lo que acaba provocando es su rotura, que es exactamente lo que ha pasado.

O´Leary decidió presionar a Austria utilizando las bases que Lauda tiene en el aeropuerto de Viena, amenazando con despedir a sus 500 empleados y cerrar las mismas.

La última noticia que tenemos sobre la situación es que Ryanair podría haber alcanzado esta misma tarde un acuerdo con los representantes de los trabajadores, los cuales habrían aceptado la reducción salarial propuesta desde Irlanda y la salida de casi la mitad de la plantilla, a cambio de poder reanudar operaciones el próximo día 1 de Julio.

Pero al gobierno de Austria no le ha hecho ni pizca de gracia la actitud de Ryanair en este asunto, y ha decidido acabar de manera fulminante con el modus operandi de las aerolíneas de bajo coste que operan en su espacio aéreo.

De esta manera, se ha aprobado una nueva ley que podría entrar en vigor muy pronto, por la que se prohíbe el “Ticket Dumping” en Austria.

Se conoce como “Ticket Dumping” al hecho de vender billetes por debajo del coste real que tienen para la aerolínea, confiando en que esa diferencia negativa va a ser suplida a través de la comercialización de otros servicios, como la reserva de asiento, el embarque prioritario, o la posibilidad de facturar una maleta, entre muchos otros.

Austria se convertiría en el primer país del mundo en el que ninguna compañía aérea puede vender billetes por una tarifa inferior a los 40 euros.

En este momento, Ryanair está comercializando en el país billetes para volar entre Viena y Londres por menos de 20 euros. La compañía a su vez tiene que pagar en el Reino Unido alrededor de 15 euros por cada pasajero transportado, lo que le dejaría un remanente aproximado en caja de 5 euros.

Con este mínimo margen, Ryanair tiene que pagar los sueldos de sus tripulaciones, las tasas aeroportuarias en Austria, impuestos de todo tipo, y gastos de combustible.

Los máximos responsables del sector aéreo en el país saben que Austrian Airlines va a tener que subir el precio de sus billetes si no quiere acabar en quiebra, lo que además significaría que los 450 millones de euros de dinero público no han servido para nada.

Pero el ejecutivo austriaco no está dispuesto a que Ryanair torpedee su mercado a base de tirar los precios, lo que acabaría provocando el rápido hundimiento de la competencia, incapaz de igualar los mismos.

Esta ley también afectaría de manera especialmente clara a otras aerolíneas lowcost, como EasyJet, WizzAir, o la española Vueling.

Austria espera que a partir de ahora siempre haya una tarifa mínima que todas las compañías tendrán que respetar, y que teóricamente les permitirá mantener unos puestos de trabajo de mayor calidad en el país.

Por supuesto, estando Ryanair de por medio, esperamos el contraataque desde Irlanda.

Noticias Relacionadas

Noticias de aeropuertos. Noticias de aviones. Noticias de aviación. Runawaysense

Airbus quiere reducir los accidentes por salida de pista

Resuelto el misterio que originó el escándalo de Qatar

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?