Barbara Jane Harrison, o lo que significa ser Tripulante de Cabina

La joven auxiliar de vuelo fue condecorada a título póstumo con la George Cross.

La Reina de Inglaterra quiso destacar su “acto de valentía y heroísmo en una situación de extremo peligro”.

El vuelo 712 de BOAC (British Overseas Airways Corporation) despegaba desde el aeropuerto londinense de Heathrow el día 8 de Abril de 1968, con destino en la ciudad australiana de Sydney.

Noticias de aviación. Noticias de aviones. Boeing 707 de BOAC

La ruta contemplaba dos paradas: una de ellas en la ciudad de Zurich y otra en Singapur.

Además de las 127 personas que ocupaban el interior del aparato, en su bodega también transportaba un cargamento de isótopos radioactivos, propiedad del Hospital Universitario de Jerusalén.

Unos pocos segundos después de finalizar la maniobra de despegue sobre la pista 28L, se producía una gran explosión en el motor número dos del Boeing 707-465, provocando un fuego de enormes dimensiones en el ala izquierda.

Noticias de aviación. Noticias de aviones.. Imagen del accidente del Boeing 707 de BOAC vuelo 712

Afortunadamente, el controlador aéreo que había observado el ascenso del aparato, John Davies, se percató al momento de lo que estaba sucediendo, e incluso antes de que la tripulación del Boeing 707 tuviera tiempo para declararse en Mayday, ya había procedido a activar todos los protocolos de emergencia necesarios.

Tras unos momentos de descontrol en la cabina, debido a la presencia de otros dos pilotos a mayores en su interior, el aparato perdía definitivamente su motor número dos, que acaba desprendiéndose del fuselaje y cayendo a tierra sin causar daños de gravedad.

John Davies ya había despejado la totalidad del tráfico existente en Heathrow para permitir la maniobra de aterrizaje del Boeing de BOAC, la cual se finalizó con éxito sólo 5 minutos después de haberse declarado la emergencia.

Sin embargo, los problemas comenzaron durante el proceso de evacuación, ya que la parte trasera del aparato estaba en llamas y los sistemas eléctricos e hidráulicos habían quedado parcialmente inoperativos.

Noticias de aviación. Noticias de aviones. Boeing 707 de BOAC en llamas en 1968

El sobrecargo del vuelo, Neville Davids-Gordon, ordenó utilizar todas las salidas posibles para la evacuación de los pasajeros, incluso la reservada dentro de la cabina para los pilotos, desde la cual descendieron a tierra tres personas.

Los pocos toboganes que llegaron a inflarse se iban consumiendo rápidamente por la acción del fuego, razón esta que obligó a muchos pasajeros a saltar directamente desde el avión al suelo.

Barbara Jane Harrison, de 23 años de edad, arrastraba literalmente a las personas que quedaban dentro del avión hasta la puerta, muchas de ellas en estado de shock o semi inconscientes debido a la inhalación de humo, donde finalmente las empujaba fuera del aparato, salvando la vida de todas ellas.

Noticias de aviación. Noticias de aviones. Barbara Jane Harrison, TCP de BOAC en 1968

Finalmente, en el interior del avión sólo quedaban 5 personas, la propia Barbara Jane y 4 pasajeros, dos de ellos presumiblemente en estado inconsciente, una niña de 8 años, y un hombre inválido.

La tripulante de cabina se asomó a la puerta para comunicar al comandante del aparato lo que estaba sucediendo, recibiendo la orden tajante por parte de este para abandonar el avión.

Muy al contrario, Barbara Jane volvió una vez más a dirigirse a la parte trasera de la cabina, con la intención de rescatar a los últimos 4 pasajeros.

Lamentablemente, nunca llegó a salir de la aeronave y sus restos fueron encontrados al lado de los de los otro cuatro pasajeros a los que se disponía a salvar.

Tal y como señaló la Reina de Inglaterra en el acto de condecoración a título póstumo de Barbara Jane, una medalla que acababa recogiendo su padre, la auxiliar de vuelo tuvo la oportunidad de abandonar el avión y salvar su propia vida, “pero prefirió entrar de nuevo en la cabina para intentar ayudar a los últimos 4 pasajeros que no habían podido ser evacuados”.

Barbara Jane es la mujer más joven que ha recibido la George Cross, y la única que lo ha hecho en tiempos de paz.

Noticias de aviación. Noticias de aviones. Medalla otorgada a Barbara Jane Harrison

Finalmente, el Gobierno Británico decidía condecorar  a otros dos importantes protagonistas de esta tragedia: por una parte, al sobrecargo Neville Davids-Gordon, por el excelente trabajo realizado durante el siniestro y la evacuación de pasajeros.

Davids-Gordon recibió la British Empire Medal for Gallantry.

Por último y tras valorar el trabajo, esfuerzo y anticipación mostradas por el controlador aéreo John Davies, este acabó recibiendo la medalla Most Excellent Order of the British Empire.

La investigación final sobre lo sucedido determinó que la fatiga de materiales había sido la causa principal de este accidente, el cual podía haber tenido peores consecuencias de haber ocurrido sobre el océano.

El día de hoy, rendimos homenaje a Barbara Jane Harrison, después de cumplirse 53 años de uno de los actos de heroísmo más relevantes de la historia de la aviación, con el fin de que su nombre nunca sea olvidado.

Noticias Relacionadas

8 excusas utilizadas habitualmente por aerofóbicos para no subirse a un avión

Aviopolis: la ciudad aeropuerto que no conocías y en la que desearías vivir

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?