Breeze Airways debuta envuelta en polémica, al contratar a estudiantes como tripulantes de cabina

Se trata de un acuerdo alcanzado con la Utah Valley University.

La compañía aérea ya ha sido denunciada por el Sindicato de Tripulantes de Cabina de los EEUU (AFA-CWA), a la que acusan de discriminación y atentado a la profesión.

Todavía no ha empezado a operar, y Breeze Airways ya se ha encontrado con una grave polémica que podría obligar a modificar el sistema de contratación de empleados de la aerolínea.

Su máximo responsable y fundador, David Neeleman, profesional con una gran experiencia contrastada en el sector aéreo, tras su paso por JetBlue, Azul, o TAP, ha sido el promotor de esta idea.

Noticias de aerolíneas. Noticias de compañías aéreas. David Neeleman, CEO de Breeze Airwways

Breeze Airways llegó a un acuerdo el pasado mes de Diciembre con la Utah Valley University (UVU), con el fin de contratar a estudiantes de este centro para desempeñar el trabajo de tripulantes de cabina.

La aerolínea correría con todos los gastos académicos de los seleccionados, los cuales vivirían en alguna de las bases que tiene la compañía en los EEUU, también de manera gratuita, cobrando una “pequeña” paga en metálico por sus servicios, siempre que se cumpliese el contrato en su totalidad.

El compromiso por ambas partes tiene una duración de 4 años.

Según la denuncia presentada por el sindicato de TCP de los EEUU, una vez transcurrido este tiempo no se contempla la posibilidad de una renovación.

Los sindicalistas acusan a Breeze Airways de discriminación por razones de edad y de atentar contra la profesión.

En un principio, Neeleman había ofrecido 150 plazas disponibles, recibiendo centenares de peticiones por parte de los universitarios.

La posibilidad de completar una carrera sin tener que hacer frente a los enormes gastos que los estudiantes deben de asumir en los EEUU, en muchas ocasiones solicitando créditos que siguen amortizando muchos años después de haber concluido su formación, animó a un buen número de ellos a presentarse a las pruebas de acceso a Breeze.

Las condiciones del trabajo suponen tener que volar durante 15 días seguidos al mes y descansar otros 15, residiendo durante la temporada de Verano en la ciudad designada como base por la aerolínea, y en Invierno en otra diferente.

Por este motivo, los estudiantes deberán completar la mayor parte de su carrera de manera telemática y a distancia.

Noticias de aviones. Noticias de aerolíneas. Embraer E190 de Breeze Airways

Neeleman afirmaba hace apenas unos días que tras el estallido de la pandemia, existe un importante número de universitarios que ya no están acudiendo a clase, realizando su formación online.

Por este motivo, pensó que sería una buena idea correr con los gastos académicos, manutención y alojamiento de los estudiantes, a cambio de un contrato como tripulantes de cabina de Breeze Airways a tiempo parcial.

El pasado 7 de Mayo, Breeze Airways confirmaba que todavía no había cubierto las 150 plazas, por lo que se había puesto en contacto con otras universidades para alcanzar un acuerdo similar al firmado con la UVU.

Al parecer, las condiciones requeridas por Breeze a los candidatos son especialmente exigentes, por lo que la gran mayoría de los solicitantes no pudieron superarlas.

Breeze quiere comenzar a operar tras el Verano, muy probablemente durante los meses de Septiembre u Octubre, y necesita tiempo para poder formar a los seleccionados como tripulantes de cabina.

En una primera etapa volará con aeronaves modelo Embraer 190, para posteriormente sumar a la flota un número indeterminado de Airbus A220.

Noticias de aviones. Noticias de aviación. Embraer de Breeze Airways

Sin embargo, tras la denuncia presentada por parte de la AFA-CWA, es muy probable que la aerolínea abandone este sistema de contratación, ya que la polémica que ha desatado perjudica muy gravemente a su imagen corporativa.

AFA-CWA afirma que “se trata de una oferta de trabajo muy similar a la que están haciendo actualmente otras empresas muy conocidas, en la que no existen posibilidades de conseguir una seguridad financiera ni laboral. Es evidente que la aerolínea sólo pretende contratar a gente muy joven, con fecha de caducidad justo cuando finalicen sus estudios”.

Breeze Airways y Avelo Airlines son las dos últimas aerolíneas lowcost aparecidas en el mercado estadounidense, ambas con una filosofía operativa muy similar, conectando ciudades que disponen de una oferta aérea escasa con destinos vacacionales muy populares.

A día de hoy, Breeze ha pospuesto las conversaciones con los rectores de otras universidades, y según la información facilitada por algunos medios, podría anunciar en breve la cancelación definitiva de este sistema de contratación.

Noticias Relacionadas

Wizz Air intenta la compra de Easyjet

British Airways planea crear una aerolínea subsidiaria de bajo coste

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?