Cómo estafa Vueling a sus pasajeros

Esta misma mañana, nuestro amigo Jordi nos pasaba copia de este documento que le fue entregado antes de su vuelo de regreso entre Bruselas y Barcelona.

En el mismo, Vueling informa de un overbooking y solicita voluntarios que acepten ser trasladados en otro avión que despegaría unas seis horas después. A cambio, la aerolínea lowcost española ofrece dos comidas y una compensación de 150 euros.

Es muy lamentable que tengamos que volver a recordar cómo funciona esto una vez más, y es todavía más lamentable que una compañía aérea que se considera medianamente profesional haga este tipo de cosas.

En caso de overbooking, cancelación, o de un simple retraso a la hora de salir de cualquier aeropuerto, todos los pasajeros afectados tienen derecho a una compensación económica, si acaban llegando a su destino con un retraso superior a las 3 horas, como era este caso.

Durante el tiempo de espera, la aerolínea tiene que hacerse cargo de su manutención, y si es necesario pernoctar en la ciudad de origen, debe también de asumir todos los gastos de alojamiento.

Para calcular los importes que corresponden indemnizar a cada pasajero, se han establecido 3 categorías distintas, que se corresponden con la distancia entre el aeropuerto de origen y el destino.

En el caso de no superar los 1.500 km entre ambos, la aerolínea debe abonar a los afectados la cantidad de 250 euros.

Si la distancia se sitúa entre los 1.500 y los 3.500 km, corresponde el abono de 400 euros.

Si hay más de 3.500 km de separación, el pasajero afectado tendrá que percibir 600 euros.

De esta manera, lo que vemos que oferta Vueling a aquellos que acepten voluntariamente someterse al overbooking y cambiar su vuelo, no sólo no se corresponde con lo establecido por ley, sino que está por debajo.

Es decir, contando con que la aerolínea española ya tendría que hacerse cargo de la manutención de aquellos pasajeros que dejase en tierra, e indemnizarlos con 250 euros, lo que pretende es que de manera voluntaria se acepte cobrar 100 euros menos de lo que está marcado por ley.

Dicho de otro modo, o aceptas lo que te doy ahora, o te comunico igualmente la imposibilidad de acceder al avión por overbooking y te buscas la vida tu mismo.

Lamentable, pésima y preocupante actuación de Vueling, que sigue cavando su tumba y completando su viaje al “lado oscuro”.

Sólo esperamos que no haya habido muchos pasajeros que hayan caído en la trampa y los que no hayan podido volar, hayan reclamado a Vueling igualmente su manutención y los 250 euros que les corresponden por ley.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario