Coronavirus, ¿Y ahora qué hago con mis vacaciones?

La pregunta del millón desde hace ya unas cuantas semanas, está relacionada con la crisis del Coronavirus (aka Covid-19), que está azotando principalmente a China.

Un buen número de viajeros con planes para trasladarse fuera de nuestras fronteras, se mantienen noche y día en modo de alerta, intentando informarse sobre el desarrollo de la enfermedad en diversos destinos.

Con la presencia de nuevos casos en Italia, ahora son muchos los que ven el problema de cerca, y están incluso valorando la posibilidad de cancelar cualquier plan que implique abandonar su ciudad de origen.

Terror sobredimensionado

El Covid-19 está infundiendo auténtico pánico entre la población civil, principalmente a causa del seguimiento diario que se hace a través de los principales medios de comunicación.

Si esa misma cobertura informativa se realizase sobre el virus de la gripe común, la que nos afecta inexorablemente cada año, tendríamos que dejar de salir a la calle hasta el mes de Abril.

Recordemos que en la temporada pasada, y sólo en nuestro país, el virus de la gripe se contagiaba a 490.000 personas, de las que fallecían 6.300.

Es necesario apuntar también que con toda probabilidad, estos números se quedan muy por debajo de la realidad, dado que la gripe es una enfermedad infradiagnosticada, aunque de declaración obligatoria, por lo que muchos casos ni siquiera han pasado a engrosar las estadísticas oficiales.

Es curioso observar como los mismos medios de comunicación que hasta hace pocas semanas llenaban sus portadas con noticias sobre un nuevo brote de gripe, se han olvidado totalmente de el, al detectar que sus lectores están mucho más preocupados por el famoso virus, que además vende bastante más.

A día de hoy, y en el momento de redactar este post, hay 79.524 personas contagiadas con el virus Covid-19, 77.150 de ellas ubicadas en China.

Por otro lado, 25.157 pacientes ya han sido declarados oficialmente como “curados”, y se han computado 2.626 fallecimientos.

Como podemos ver, de momento (afortunadamente), el virus Covid-19 no se acerca ni de lejos a las cifras de afectados que provoca la gripe común, pero sin embargo su impacto en la opinión pública es inmensamente superior.

El verdadero problema

La particularidad que define principalmente al Covid-19, es que es altamente contagioso.

Según las últimas publicaciones realizadas por diversos estamentos médicos, es posible su contagio en el aire, sin la presencia de la persona portadora del virus.

Además, puede permanecer vivo sobre objetos inertes, como mesas, sillas, la barra de un bar, etc, hasta prácticamente una semana, lo que aumenta muy notablemente la probabilidad de un contagio.

Otro rasgo diferenciador es su período de incubación, el cual se ha ampliado hasta los 20 días, y durante los cuales el enfermo puede no presentar ningún síntoma en absoluto.

Aquí radica el verdadero problema, ya que como hemos visto en muchos casos, personas aparentemente sanas y que sin embargo son portadoras del virus, se estarían moviendo libremente sin ningún tipo de restricción.

Situación actual

El mejor ejemplo del pánico que existe en este momento a causa del Covid-19, se pudo ver ayer mismo en un vuelo de British Airways que partía desde el aeropuerto de Heathrow, en Londres, con destino a Milán.

En el ultimísimo momento, y cuando el avión ya había abandonado la puerta de embarque y rodaba para entrar en pista, un pasajero comunicaba a la tripulación que quería descender del mismo, ya que había decidido no realizar el viaje por miedo a contagiarse.

Sin embargo, hace apenas unos días miles de aficionados del equipo de fútbol del Valencia volaban hasta Bérgamo, uno de los epicentros del problema en Italia, para presenciar un partido contra el Atalanta.

Además, hay varias ciudades españolas que tienen vuelos directos con esta localidad, y que han sido operados en las últimas fechas sin ninguna restricción de tipo sanitario.

Esto quiere decir que sería una auténtica casualidad, por no decir un verdadero milagro, que el Covid-19 no estuviese ya entre nosotros, igual que en muchos otros países de Europa que no pueden evitar la libre circulación de ciudadanos miembros de la Unión.

Va a ser realmente complicado que, en mayor o menor medida, al final no resultemos afectados por esta crisis internacional, por lo que la única solución que está realmente en nuestras manos, es aplicar el sentido común.

Si vas a dejar de hacer tu vida, de salir de casa, o de viajar, por miedo a acercarte al infame virus, quizás este encuentre la forma de acercarse hasta donde tú estés.

Salvo por orden directa de las autoridades sanitarias, lo único que procede es seguir con nuestra vida normal. Si decides enclaustrarte por miedo al Covid-19, te habrás convertido ya en otro afectado por el virus, sin ni siquiera tenerlo en tu cuerpo.

A dónde puedo viajar

Evidentemente, en este momento no se recomienda viajar a China.

Hasta que todo vuelva a la normalidad, volar hasta este país asiático es tener verdaderas ganas de meterse en el meollo de un problema que puede ser fácilmente evitado.

El otro destino que tampoco se recomienda es Hong Kong.

Este territorio autónomo perdió buena parte de su turismo hace apenas unos meses, mientras se realizaban violentas protestas en sus calles, y ahora, a consecuencia del Coronavirus, ha visto cómo el número de visitantes extranjeros se reducía al mínimo.

El número de pasajeros en su aeropuerto ha disminuido de una manera tan significativa, que las autoridades competentes van a proceder en los próximos días a clausurar una terminal, ya que apenas tiene uso.

Otro país que lo está pasando verdaderamente mal con este problema es Corea del Sur.

No sólo es la región de Asia que ha declarado más contagios fuera de China, sino que además depende turísticamente del número de visitantes que recibe de este país, por lo que su economía se está resintiendo de manera preocupante.

A partir de aquí, los siguientes territorios con más casos declarados son Italia, a día de hoy con 215, y Japón, con 154.

Decir que a ambos países se está volando con total normalidad, con las excepciones que existen ahora mismo en el norte de Italia.

En el resto del mundo, así como en el resto de Europa, hay diversidad de países que tienen distintas cifras de pacientes contagiados, sobre los que no existe ningún tipo de alerta sanitaria, ni restricciones de viaje.

Medidas especiales

Hay dos países que ya han implementado medidas especiales de cara al turismo, y es probable que en breve se sumen más a este tipo de iniciativas.

Polinesia Francesa

Las autoridades polinesias exigen un certificado médico, expedido con un máximo de 5 días previos a la entrada, confirmando que el pasajero no se encuentra afectado por ningún tipo de enfermedad de declaración obligatoria, a todos aquellos que lleguen desde los siguientes países:

China, Camboya, Hong Kong, India, Japón, Macao, Malasia, Nepal, Filipinas, Singapur, Corea del Sur, Sri Lanka, Taiwán, Tailandia, y Vietnam.

Israel

Se exige una cuarentena de 14 días antes de entrar al país, a todos aquellos turistas que provengan desde los siguientes países:

Tailandia, Singapur, Hong Kong y Macao.

Además, Emirates y Etihad, dos de las pocas aerolíneas que todavía mantienen abiertas ciertas rutas hacia y desde China, exigen a todos sus pasajeros que embarquen desde el país asiático, personarse en el aeropuerto con un mínimo de 8 horas de antelación, con el fin de realizar pruebas médicas destinadas a alertar sobre un posible contagio.

Por otro lado, cabe destacar que a día de hoy, Latinoamérica y Africa son las únicas regiones del Planeta que no han declarado ningún paciente afectado por el Covid-19.

Como pasa siempre en estos casos, es necesario echar mano del sentido común, el menos común de los sentidos, y permanecer alerta sin necesidad de obsesionarse con un problema que la humanidad en su conjunto ya ha padecido en otras ocasiones, en forma de Zika, Ebola, SARS, Gripe H1N1, Coronavirus, Cólera, etc, etc, etc.

Noticias Relacionadas

Aeropuerto New York JFK: de 2 a 20 millones de pasajeros en una década

Boeing 767: con el empezó todo

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?