De Londres a Edimburgo en tren

La capital británica merece ser visitada con un margen suficiente de días. Un fin de semana, o un puente, podría bastar para hacerse la foto en los puntos turísticos más habituales, pero no para paladear placeres tan londinenses como pasar un día visitando tiendas “alternativas” en el Soho, disfrutar de la música en vivo en Covent Garden, o simplemente pasear por Hyde Park.

De todas formas, si estás planeando el viaje a Londres y tienes presupuesto y disponibilidad suficiente, te recomendaríamos que incluyeras otro destino a mayores: Escocia.

Escocia: mucho más que castillos y lagos.

Muchos nos preguntáis el precio de los billetes para volar desde Londres a Edimburgo, y siempre os recomendamos que estudiéis también la opción de hacer el mismo recorrido en tren.

La respuesta suele ser la misma en la inmensa mayoría de los casos: “…uffff, pero de esa manera el viaje se hace mucho más largo…”.

Y hoy, por fin, os vamos a explicar aquí lo mismo que os hemos venido contando en privado desde hace tiempo a muchos, para que veáis que finalmente la percepción del tiempo utilizado para recorrer la distancia entre Londres y Edimburgo, puede diferir bastante de lo que parece en un primer momento.

Precios

Para empezar, deberíamos de echar un vistazo para comprobar las tarifas disponibles, tanto en el tren, como en avión.

El primer punto a favor del tren sería la enorme cantidad de fechas y horarios, tanto a la ida, como al regreso. Esto abre las puertas a poder realizar un número muy elevado de combinaciones, adaptándose siempre a las necesidades del viajero.

Hemos puesto como ejemplo un viaje entre los días 10 y 14 de Junio, saliendo desde Londres con destino a Edimburgo, y regresando a la capital británica.

En lo que se refiere al tren, nos hemos quedado con esta opción, con la que podríamos hacer ambos trayectos por 92,50 libras, saliendo de la céntrica estación de King´s Cross.

En aerolíneas lowcost, Ryanair no permite escoger esas mismas fechas, por lo que nos hemos plegado a las exigencias de Mr. O´Leary y hemos modificado los días, saliendo el 13 de Junio y regresando el 16.

En este caso, Ryanair nos da una tarifa de 145,84 libras.

EasyJet sí tiene disponibilidad para los días previstos inicialmente, y un precio para hacer el mismo recorrido por 83,69 libras.

Ojo: ambas aerolíneas salen desde el aeropuerto de Stansted, por lo que habría también que valorar el importe del desplazamiento a y desde el aeropuerto.

Tenemos también la opción de Flybe, que no recomendamos actualmente por los problemas que está atravesando esta compañía, y de British Airways. En ambos casos, estaríamos ya hablando de unos 140 euros por asiento.

Como vemos, la opción más económica en avión apenas supera la diferencia de las 9 libras con respecto al tren, y además habría que poner en una balanza la mítica impuntualidad veraniega de EasyJet, y la igualmente mítica puntualidad de los trenes británicos.

Tiempo

Y ahora vamos al meollo de la cuestión, que es el famoso y supuesto “fastidio” que supone viajar en tren, frente a la rapidez del avión.

Para ponernos en igualdad de condiciones, incluso beneficiando la opción aérea, vamos a imaginar a un pasajero que se encuentra en el centro de Londres, concretamente en el hotel The Shard (afortunado él…).

Este pasajero va a probar 3 opciones distintas: la primera consiste en salir de su hotel y llegar al centro de Edimburgo en tren, la segunda en avión y desde el aeropuerto de Gatwick, y la tercera desde Heathrow.

Primera opción

Tren desde King´s Cross a centro de Edimburgo

Nuestro pasajero ficticio necesita caminar unos 11 minutos hasta la estación de metro de London Bridge, para tomar la Northern Line que lo llevará hasta la estación de tren.

De esta manera, invertiría la siguiente cantidad de tiempo:

11 minutos caminando.

11 minutos en el metro.

259 minutos en el tren.

En total, desde que salió de su hotel, hasta que llegó al centro de Edimburgo, tardó un total de 4 horas y 41 minutos.

Segunda opción

Avión desde Gatwick a centro de Edimburgo

De nuevo, nuestro pasajero turista sale de su privilegiado hotel en el centro de Londres y se dirige al aeropuerto de Gatwick.

Antes de llegar, le espera una pequeña caminata de unos 8 minutos hasta la estación de metro, donde tomará la línea Southern Thames Link.

El trayecto en metro le podría suponer un añadido de aproximadamente 28 minutos, pero hay que tener en especial consideración que se pide un mínimo de hora y media de antelación para poder pasar los trámites de seguridad y llegar a tiempo.

Una vez se aterriza en el aeropuerto de Edimburgo y en el caso de que se hubiesen facturado maletas, también habría que contabilizar esos minutos a mayores para poder recogerlas, más concretamente desde la hora de llegada, hasta haber podido abandonar las instalaciones aeroportuarias. Aún en el caso de viajar con equipaje de mano, habría igualmente que añadir un tiempo extra.

Pongamos un máximo de 30 minutos para todos estos trámites.

Por último, el aeropuerto de Edimburgo se encuentra a unos 30 minutos en coche del centro de la ciudad.

En total, se ha invertido en esta segunda opción:

8 minutos caminando.

28 minutos en metro.

90 minutos de antelación para llegar al aeropuerto.

85 minutos de vuelo.

30 minutos para abandonar el aeropuerto.

30 minutos para llegar del aeropuerto al centro de Edimburgo.

En total, 4 horas y 31 minutos.

Tercera opción

Avión desde Heathrow a centro de Edimburgo

La única diferencia sustancial con respecto a la segunda opción, es que para llegar al aeropuerto de Heathrow nuestro viajero necesitaría darse un par de caminatas, la primera hasta la estación de metro, y la segunda para coger el tren al aeropuerto. Una vez en este, mantendríamos los mismos tiempos que en el caso anterior.

8 minutos caminando.

13 minutos en metro.

8 minutos caminando.

21 minutos en tren.

90 minutos de antelación para llegar al aeropuerto.

85 minutos de vuelo.

30 minutos para abandonar el aeropuerto.

30 minutos para llegar del aeropuerto al centro de Edimburgo.

En total, 4 horas y 45 minutos.

A mayores

Hay otra serie de cuestiones que también deberían ser tenidas en cuenta, si queremos hacer una valoración realmente justa de todas las opciones.

Una de ellas sería no sólo la cuestión de tiempo invertido, sino la meramente económica, ya que no hemos cuantificado el precio que supondría el ir y venir desde el aeropuerto de Edimburgo al centro de la ciudad, por ejemplo.

Otro aspecto muy importante es el que hace referencia a la comodidad, algo que cada vez más viajeros están olvidando.

Entre viajar en el espacio confinado de un asiento de avión, donde tu máximo movimiento se limita a recorrer la distancia que hay hasta el baño, a hacerlo en un vagón de tren, con mayor distancia entre butacas, wifi gratuita durante todo el trayecto, y la posibilidad de comer en algo más parecido a lo que sería un bar/restaurante, creemos que hay una diferencia muy sustancial.

Por último, en el tren también es posible olvidarse de múltiples limitaciones a las que obliga el avión, como no tener que pasar por controles de seguridad tan exhaustivos, poder viajar con maletas, o incluso con líquidos, etc.

Noticias Relacionadas

Cruceros boutique exclusivos

Destino Islandia: Península de Snaefellsnes

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?