Easyjet y Ryanair reducen su capacidad de cara a Septiembre y Octubre

La compañía lowcost inglesa Easyjet acaba de anunciar el cierre de tres bases en el Reino Unido, que son las que tiene actualmente en el aeropuerto londinense de Standsted, la de Southend, y la correspondiente a la ciudad de Newcastle.

Esta medida tomará efecto el próximo 1 de Septiembre y pone en riesgo los puestos de trabajo de 630 empleados.

Aeropuerto Internacional de Newcastle, en el Reino Unido

De esta manera, Easyjet se quedaría tan solo con ocho bases totalmente operacionales en el Reino Unido, lo cual ayudaría a cumplir el compromiso de la aerolínea para reducir su capacidad total en un 30%.

Los pasajeros afectados ya han comenzado a recibir correos electrónicos por parte de la compañía, y se les está ofreciendo la posibilidad de un reembolso total por el importe de los billetes comprados en su día, o el traslado para realizar la salida desde otro aeropuerto distinto.

A día de hoy, Easyjet mantiene conversaciones con los principales sindicatos para ultimar las condiciones de salida de alrededor de 4.500 trabajadores.

En un principio, parece que ya ha llegado a un acuerdo con Unite, representante sindical mayoritario de los tripulantes de cabina, y sigue negociando con Balpa, que a su vez defiende los intereses de los pilotos.

Con el fin de no tener que forzar un número importante de despidos, Easyjet ha ofertado una serie de paquetes con medidas extraordinarias que permitan la salida voluntaria de los profesionales interesados en abandonar la aerolínea, así como la renovación de contratos a tiempo parcial, contratos estacionales, cambios de base, y también excedencias no retribuidas.

Esta decisión de Easyjet ha sido como un jarro de agua fría para el sindicato Balpa, ya que llega justo en el mismo momento en el que la aerolínea Jet2 anuncia el despido de 102 pilotos.

Se da la circunstancia de que todos ellos habían llegado a Jet2 tras la quiebra de Thomas Cook el pasado año.

Empleados de la aerolínea inglesa Jet2

Por su parte, Ryanair ha comunicado una reducción de operaciones del 20% para los próximos meses de Septiembre y Octubre.

La lowcost irlandesa achaca esta decisión al significativo descenso en el número de reservas, lo cual obliga a realizar ajustes en la oferta de la aerolínea.

A pesar de que algunas rutas han tenido que ser canceladas, Ryanair se ha centrado principalmente en disminuir el número de frecuencias, lo cual resulta más ventajoso para los pasajeros afectados.

Los países que van a sufrir el mayor número de cancelaciones y ajustes son España, Francia, y Suecia. 

Ryanair ha indicado que el importante número de rebrotes en estos tres destinos se ha traducido en la implementación de medidas sanitarias muy restrictivas, las cuales impiden o dificultan enormemente el libre movimiento de personas entre países de la Unión Europea.

Cartel sanitario en el aeropuerto de Heathrow, Londres

La aerolínea insiste en que las cuarentenas y los cierres de fronteras no son una solución al problema, y que la única manera de llegar a controlar la actual crisis pasa por la realización de tests masivos en los aeropuertos y adoptar los sistemas de rastreo de contagios utilizados por Alemania e Italia.

Ryanair ha comunicado unas pérdidas de 185 millones de euros en el primer cuatrimestre de este año.

Mientras que en el mismo período del 2019 registraba un total de 42 millones de pasajeros transportados, en el 2020 esa cifra se ha reducido hasta los 500.000.

A pesar de esto, la lowcost irlandesa sigue siendo una de las aerolíneas con mayor número de operaciones en Europa en estos momentos, junto con la húngara WizzAir.

Noticias Relacionadas

Roma Fiumicino: Primer aeropuerto 5 estrellas de la era Covid

Extrajet: nace una nueva aerolínea en medio de la crisis

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?