El aeropuerto de Heathrow confirma su hundimiento en 2021 con menos de 20 millones de pasajeros

Ha empeorado incluso las cifras obtenidas en 2020.

Enorme preocupación entre los responsables del aeropuerto londinense de Heathrow, después de haber cerrado el 2021 con menos de la cuarta parte de pasajeros que en 2019, empeorando incluso el número de usuarios que pasaron por sus instalaciones durante el año 2020.

Mientras que en 2019, último registro previo a la pandemia, Heathrow celebraba el haber alcanzado la cifra de 80.9 millones de pasajeros, sólo doce meses después tenía que conformarse con haber podido llegar a los 22.1 millones, en medio de enormes restricciones sanitarias que llevaron al cierre de fronteras.

Así como la gran mayoría de aeródromos más relevantes del Viejo Continente pudieron experimentar una notable mejoría durante el ejercicio pasado, Heathrow siguió perdiendo usuarios.

De este modo, durante todo el 2021 sólo pasaron por el principal aeropuerto del Reino Unido un total de 19.4 millones de pasajeros, casi 3 millones menos que los contabilizados en el madrileño Aeropuerto de Barajas.

Para un recinto que aspiraba a poder llegar a albergar a 100 millones de usuarios antes de 2025, lo cierto es que se trata de datos que arrojan un buen número de dudas e interrogantes de cara al futuro más próximo.

Pasajeros en el aeropuerto de Heathrow

Sólo durante el pasado mes de Diciembre, más de 600.000 pasajeros cancelaron sus planes para viajar desde Heathrow, justo en el momento en que la nueva variante del virus SARS CoV-2 comenzaba a castigar con fuerza a las Islas Británicas.

Como era de esperar, los directivos al mando del aeropuerto inglés han culpado de lo ocurrido a la situación sanitaria que se está viviendo en todo el mundo, así como a las medidas tomadas por el ejecutivo británico para controlar la entrada de visitantes.

Por este motivo, han vuelto a reiterar la necesidad de eliminar todas las restricciones para los viajeros vacunados.

Sin embargo, y aunque es evidente que no hay ningún interés por entrar en detalles, creemos que la imposición de cuarentenas, vacunas, o pruebas diagnósticas, no ha sido el único problema que ha lastrado el crecimiento de Heathrow.

Desde la salida del Reino Unido de la UE, han coincidido varios factores coadyuvantes que también sería necesario tener en cuenta, si es que de verdad se quiere dar una explicación a lo que está ocurriendo en este aeropuerto.

La diáspora obligatoria de cientos de miles de trabajadores extranjeros que prestaban sus servicios en el Reino Unido supuso una grave pérdida de puestos de trabajo, que afectó de lleno y entre muchos otros al sector transportes.

Esta falta de personal ya ha sido denunciada en diversas ocasiones por las compañías aéreas que operan vuelos de carga desde el aeropuerto londinense, las cuales actualmente tienen que esperar más de 6 horas para poder entregar o recoger sus mercancías.

Pasajeros esperando en el aeropuerto de Heathrow

Ante el más que probable riesgo de colapso, muchas empresas han optado por el transporte marítimo para poder hacer llegar sus productos a las Islas, lo cual tampoco ha evitado cierto grado de desabastecimiento en fechas cruciales.

Los directivos de Heathrow tampoco han hecho mención a la subida de tasas presentada unilateralmente a las aerolíneas que operan hacia y desde el aeropuerto, medida que incluso ha provocado un fortísimo comunicado oficial por parte de British Airways, amenazando con abandonar sus instalaciones si no se rectifica esta decisión.

Las esperas para poder atravesar los nuevos controles de pasaportes, que tienen que sufrir ahora también los visitantes de la UE, el cobro de una tasa implementada para todos aquellos que acudan a dejar o a recoger a un pasajero a Heathrow, o el aumento de operaciones canceladas durante el último año, son también circunstancias que han alejado tanto a los usuarios como a las aerolíneas.

No cabe duda de que la pandemia ha afectado como nunca antes se había visto al transporte aéreo de pasajeros (el relativo a vuelos de carga ha subido como la espuma), pero no es menos cierto que Heathrow parece empeñado en seguir cavando su propia tumba, castigando a compañías aéreas y a pasajeros por una situación de la que desde luego no son responsables.

Noticias Relacionadas

vacaciones en halloween

Los 7 mejores destinos europeos para pasar Halloween

tripulantes de cabina de una aerolínea en aeropuerto

Despedir y recontratar: la práctica laboral que ha hundido al sector aéreo

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?