El Boeing 737 ucraniano fue derribado por un misil iraní

Ayer comentábamos en nuestro blog la avalancha de fake news que rodeaban al accidente sufrido por un Boeing 737 de la aerolínea ucraniana UIA, el cual se estrellaba cerca de Teherán poco después del despegue.

En dicho post, indicamos textualmente: “Pero que nadie se equivoque, tanto los EEUU, como la propia Rusia y muchos otros países, tienen medios suficientes para detectar el lanzamiento de un misil tierra-aire, aunque sea en diferido”.

Hace escasos minutos, tanto la BBC, como la CBS, pasaban una nota informativa en la que se confirmaba que desde el Pentágono se había detectado el lanzamiento de dos misiles, y la explosión posterior del avión de UIA.

La misma fuente ha podido también confirmar que los misiles implicados son del tipo Tor M1, de fabricación rusa.

Esta información ha sido confirmada oficialmente por personal del propio Pentágono.

El lanzamiento de los dos misiles podría deberse a un error por parte del ejército iraní, ya que se producía pocas horas después de un ataque previo a dos bases aéreas norteamericanas en Irak.

Hasta este momento, Irán se había negado a entregar las dos cajas negras a los organismos, gobiernos y empresas competentes, tal y como dispone la legislación internacional. Las últimas noticias llegadas desde Irán indican que, en un cambio repentino de versión, las autoridades del régimen afirman que parte de la información grabada se encuentra dañada.

Aunque Irán, como país en el que ocurre el siniestro, es competente para liderar la investigación de los hechos, todas aquellas naciones con ciudadanos implicados en el mismo también pueden presentarse como parte interesada en el procedimiento, así como el fabricante del aparato y los organismos internacionales de investigación de accidentes aéreos.

Según las fuentes informantes, el lanzamiento de los misiles pudo ser accidental, debido a que el sistema anti aéreo de Irán se encontraba activo justo después de los ataques a las bases de los EEUU.

Las autoridades iraníes se han apresurado a desmentir esta información, indicando que a la misma hora que el 737 de UIA se encontraba sobre espacio aéreo de Irán, también había otros aviones en vuelos domésticos e internacionales, y ninguno de ellos sufrió ningún percance.

Tanto Canadá, como Suecia y el Reino Unido, han reclamado públicamente una investigación en profundidad sobre lo sucedido.

Noticias Relacionadas

IATA advierte: el número de estafas a aerolíneas y pasajeros se dispara

Singapore Airlines sufre los problemas del primer mundo

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?