El Reino Unido pagará el 50% de las consumiciones en bares y restaurantes

El día de hoy comienza a funcionar en el Reino Unido el programa denominado “Eat Out to Help Out“, una medida del gobierno británico para incentivar la demanda en el sector hostelero, en un momento en el que este se ha visto duramente afectado por la crisis sanitaria que estamos atravesando.

Típico pub británico

Este proyecto está dotada provisionalmente con la cantidad de 500 millones de libras, aunque los responsables del mismo han expresado su deseo de que acabe resultando en un auténtico éxito de participación y por ello se vean obligados a aumentar esta cifra.

En realidad, “Eat Out to Help Out” forma parte del programa económico de emergencia aprobado por el ejecutivo que preside Boris Johnson, dotado económicamente con 30.000 millones de libras, y cuyo fin está destinado a proteger, apoyar, y crear empleo durante lo que queda de 2020 y parte de 2021.

Además, hay que sumar también la medida aprobada el pasado mes de Julio que rebaja el VAT (el impuesto del IVA en el Reino Unido) para todos los negocios de hostelería y turismo, del 20% al 5%, y que se mantendrá en vigor hasta el 12 de Enero de 2021.

En qué consiste

Desde el día de hoy y hasta el próximo 31 de Agosto, el Gobierno británico se hará cargo del 50% de las consumiciones de comida o bebida que se hagan en los establecimientos que han querido sumarse a este proyecto, y que en este momento ya suman más de 75.000 negocios en todo el Reino Unido.

El funcionamiento es realmente sencillo, ya que los precios se seguirán presentando de la manera habitual, pero a la hora de abonar la factura el establecimiento descontará el 50% del importe que corresponda a comida y bebida de cada comensal, hasta un máximo de 10 libras por persona.

Restaurantes en el Reino Unido

La iniciativa funciona sólo los Lunes, Martes y Miércoles, desde el momento de apertura de los locales hasta su cierre, y es aplicable a consumiciones que se realicen dentro de los mismos, no siendo válida para pedidos a domicilio.

Por esta razón, todos los negocios participantes tienen que tener un aérea destinada como comedor, y están expresamente excluidos los servicios de catering, los Bed&Breakfast, y los vehículos móviles que sirven comida en la vía pública.

La única excepción de uso que se hace al consumidor, es que la iniciativa no cubre los gastos correspondientes a bebidas alcohólicas.

No es necesario gastar una cantidad mínima, y dentro de los días indicados puede utilizarse sin ningún tipo de límite. De esta manera, el precio de un café que figure ofertado por 3 libras, pasaría a costar 1.5 libras.

En cuanto a los establecimientos participantes, la única condición que se les ha impuesto es que tenían que estar debidamente dados de alta a fecha 7 de Julio del presente año, y como hemos dicho anteriormente contar con un espacio destinado a comedor.

Al cerrar la caja diaria, los bares, restaurantes y pubs participantes deberán comunicar los importes descontados a lo largo del día a través de una aplicación informática, y recibirán los reembolsos correspondientes en un plazo máximo de 5 días.

También se ha implementado otra aplicación para móviles destinada a los consumidores, la cual señala sobre un mapa los establecimientos adheridos a este medida que tienen más cercanos a su ubicación, facilitando enormemente con ello su localización y promoción.

Esta aplicación ya ha recibido más de 5 millones de visitas, cuando ni siquiera había comenzado a funcionar la promoción de descuentos.

Las comparaciones son odiosas

A pesar de que a nuestro juicio se trata de una excelente iniciativa, perfectamente organizada y con una dotación económica más que suficiente, que además creemos que va a traducirse en un éxito rotundo, seguimos pensando que ha quedado eclipsada por otra incluso más beneficiosa para los sectores turístico y hostelero del Reino Unido, como es la importante reducción del IVA (el VAT en el Reino Unido) en un 15%.

Gracias a este tipo de medidas, en estos momentos los negocios hoteleros británicos están recuperando un altísimo porcentaje de ocupación, y se están observando a diario imágenes muy poco comunes en muchos rincones de las Islas Británicas, con playas totalmente abarrotadas de bañistas.

Playa en el condado de Kent

Esto va a contribuir a salvar millones de puestos de trabajo, así como a reactivar una economía nacional que ha quedado seriamente dañada tras los duros meses de confinamiento y restricciones sanitarias.

Aunque en un formato bien distinto, la iniciativa “Eat Out to Help Out” es comparable a otras medidas tomadas por gobiernos europeos para fomentar el turismo doméstico, como los bonos expedidos por el ejecutivo italiano, por un importe de hasta 500 euros, y que sólo pueden ser utilizados en alojamientos turísticos de Italia.

Mientras tanto, en España también estamos viendo otro panorama inédito hasta la fecha, con destinos turísticos de primer orden prácticamente vacíos o con una ocupación muy baja, alguno de los cuales ya ha anunciado su cierre indefinido motivado por la evidente ausencia de visitantes.

En el pasado mes de Junio se confirmó una bajada en el número de turistas extranjeros superior al 97%, y se esperaba que Julio y Agosto pudiesen compensar de alguna manera las enormes pérdidas que está sufriendo el sector, algo que tal y como están las cosas ahora mismo no parece que se vaya a cumplir de ninguna manera.

Sólo en el pasado mes de Junio, el balance negativo fue de -9.500 millones de euros, una cifra que seguirá creciendo hasta fin de año, llevándose también por delante a millones de profesionales.

Y sí, las comparaciones son odiosas, y en este caso si cabe, todavía mucho más.

Noticias Relacionadas

Roma Fiumicino: Primer aeropuerto 5 estrellas de la era Covid

Extrajet: nace una nueva aerolínea en medio de la crisis

Dejar un comentario

¡Hola! Soy Carlos Lavilla. ¿Puedo ayudarte a encontrar tu viaje perfecto?